Flores, plantas, jardinería, jardín en INFOJARDINInicio de InfoJardinGuía de compras





 

Acodo: método para reproducir frutales
Enraizamiento de árboles - Árbol frutal


Tipos de acodo:


Acodo simple

• Acodo simple


El acodo simple va bien para enredaderas (Jazmín, Bignonias, Clemátide, Glicinia, Madreselva...) y para muchos arbustos, siempre que sea posible doblar un tallo jóven hasta que alcance el suelo.
Ejemplo, el Avellano.

Época

Se suele llevar a cabo en primavera, usando ramas durmientes de un año de edad, y se saca la rama enraizada en otoño o a finales del invierno siguiente, antes de que se inicie el nuevo crecimiento.


Acodado simple

En clima cálido mediterráneo también se puede acodar en otoño y sacar en la primavera del año siguiente.

El acodado puede retardarse hasta que la estación de crecimiento se encuentre más avanzada, y hacerse una vez que las ramas de ese año han alcanzado la longitud suficiente y se han consolidado.

Procedimiento

1. Elige un vástago largo y flexible. Se usan ramas bajas, flexibles, que se pueden doblar fácilmente hasta el suelo. es necesario elegir ramas jóvenes, vigorosas y flexibles, de 1 ó 2 años.

2. Hazle un corte en la zona a curvar, por la cara de abajo, de 2,5 cm de largo y en sentido diagonal. La finalidad de esta herida es retener ahí la savia para que se formen raíces. Esta zona del corte irá enterrada. El corte se mantendrá abierto mediante una pequeña cuña de madera o rama (ver detalle en dibujo en color superior).

3. En lugar de un corte, se puede extraer un anillo de corteza alrededor de la rama, de unos 2 ó 3 cm. de longitud, como se si fuera un acodo aéreo.


4. Impregna en el corte o el anillo con polvo o líquido de hormonas de enraizamiento y mantenlo abierto introduciéndole un palito si se hace un corte (por ejemplo, con una cerilla).

5. Arranca las hojas que se encuentren en la parte de la rama que va a ser enterrada, pero deja algo de follaje en la punta.


6. Se arquea la rama al suelo fijándola con una horquilla, dejando un extremo de unos 30 ó 40 cm que se ata a un tutor vertical. Esa zona enterrada se tapa con tierra, o mejor, con turba mezclada con la tierra.

7. Se ha de regar durante la época seca y mantener libre de malezas.

8. A finales del invierno siguiente podrás separar la rama de la planta madre cortando por debajo de las raíces emitidas. Magnolia necesitará otro año más sin separarlo de la planta ya que el enraizamiento es más lento.

9. Obtienes lo mismo que si hicieras un esqueje. Las ramas enraizadas las pueden plantar en macetas para engorde o directamente en su lugar definitivo.

10. Algunos arbustos, tales como Forsythia suspensa, Zarzas, Brezos, Spiraea, Avellano y Jazminum nudiflorum, a menudo se acodan por sí mismos naturalmente; un regalo para el jardinero, que puede levantarlos con muchas raíces fuertes ya formadas, separarlos de la planta original y plantarlos en el lugar elegido.


• Acodo múltiple, compuesto, en serpentina, serpentino


En arbustos se usa poco, es más indicado para trepadoras, como Madreselva, Jazmines, Clematis, etc. porque tienen tallos más largos y flexibles. Apto para la Vid.

Se realiza como el acodo simple, con los mismos principios, pero enterrando la rama en varios puntos, en vez de en uno sólo. En esta forma se pueden tener varias plantas nuevas de una sola rama.



Acodo múltiple, serpentino


Si la planta está en una maceta, se emplean otras macetas para enterrar las distintos puntos, uno por maceta. Ejemplo: Poto.

Es importante que cada porción de tallo tenga una hoja y una yema, así podrá crecer y producir savia nutritiva por las hojas.

Una vez enraizados se cortan cada porción y se obtienen varias plantas.


• Acodo en montículo o de corte y recalce


Entre las plantas que es común propagar con esta técnica se encuentran:

- Patrones clonales de manzano
- Membrillero
- Grosellero
-
Arándano
- Uva crespa

Para este tipo de acodado se corta la planta hasta el suelo, en la estación de reposo (invierno), y se amontona en primavera tierra, mantillo, turba o mezcla de ellos, alrededor de la base de los brotes nuevos para estimular la emisión de raíces.



Cubriendo las ramas con tierra se blanquean y se promueve en ellas la formación de raíces.

Se colocan las plantas madres separadas una distancia de 40 cm entre sí. Se dejan crecer todo un año y a finales del invierno se cortan a ras del suelo.

A medida que pasa el tiempo, la planta madre empezará a emitir brotes. Cuando éstos poseen unos 18 cm se aporca la base, formando un montículo, en el que los nuevos tallos echarán raíces.

Cuando tienen 25 cm, se repite el aporcado, y nuevamente cuando miden 40 cm. A finales de otoño del segundo año se cortan y plantan los barbados con raíces en primavera del tercer año.

La planta madre si se cuida bien puede durar hasta 25 años.

El sustrato con que se aporca puede ser turba y tierra o incluso, serrín, de tal forma que permita crecer a las raíces y no se encharque.

Los acodos enraizados se cortan cerca de su base para mantener baja la altura de la planta original. Después del corte de los acodos el banquillo original se debe dejar descubierto hasta que las nuevas ramas hayan crecido de 8 a 25 cm y entonces se empiezan a aporcar para el nuevo año. Las ramas que no enraizan o que lo hacen con dificultad pueden tratarse como si fueran estacas de madera dura.

 

• Acodo en trinchera



Se fijan tumbados y se entierran



Emergen a la superficie los brotes




Los "barbados" con raíces

 

El acodado en trinchera consiste en cultivar una planta o rama de planta en posición horizontal en la base de una trinchera o surco, y cubrir con tierra los brotes nuevos a medida que crecen, de tal manera que se ahilen sus bases al carecer de luz y emitan raíces.

En este procedimiento el primer paso consiste en establecer la cama madre, la cual, como en el acodado en montículo puede usarse por varios años.

Acodos enraizados o árboles injertados de un año se plantan a una distancia de 50 a 75 cm, colocándolos en el surco con una inclinación de 30º a 45º. Los surcos deben espaciarse de 1.20 a 1.50 m, a distancia suficiente para que permitan labores de cultivo y apilar tierra alrededor de la planta hasta unos 15 cm de altura. Luego las plantas se cortan a una altura uniforme -50 a 65 cm- y se les deja crecer durante una estación.

El acodado en trinchera es, de manera principal, un procedimiento usado en los viveros para propagar ciertos frutales cuya multiplicación es difícil de lograr por otros métodos: Nogal, patrones de manzano y patrones de ciruelo. También se puede practicar con árboles o arbustos establecidos, doblando las ramas o sarmientos largos y flexibles hasta el suelo, como se hace en el acodado simple pero colocándolas planas en la trinchera. La rama se cubre en toda su longitud, pero dejando la punta expuesta.


• Acodo de punta


Este método de reproducción es característico de Grosellero, Zarzamora, Frambueso...

En el acodo de punta, el enraíce tiene lugar en la punta de las ramas de la estación en curso.

Las ramas se doblan hacia el suelo y clavan a unos 7 u 8 cm de profundidad. Se sujetan con alambres.

La punta de la rama empieza a crecer en el suelo hacia abajo pero se curva para producir en el tallo una vuelta pronunciada en donde se desarrollan las raíces.

Los tallos de esas plantas son bienales en el sentido de que durante el primer año son vegetativas, fructifican en el segundo y se suprimen después de la fructificación.

En el vivero es aconsejable dejar plantas madres sólo para propagación, para lo cual se siembran plantas sanas y jóvenes a una distancia de 3.6 m para dejar espacio para el acodado posterior. Tan pronto como se plantan se les recorta a una altura de 20 a 25 cm. En las ramas vigorosas que se originen se les hace un "despuntado de verano", cortando las puntas de 7 a 10 cm una vez que han crecido de 50 a 75 cm de altura.

La mejor época para acodar en punta es cuando sólo parte de las ramas laterales han tomado esa forma. Si la operación se hace demasiado pronto, es posible que las ramas sigan creciendo una vez de formar una yema terminal. Si se hace demasiado tarde, el sistema radical será pequeño.

Será preciso esperar al año siguiente, en otoño, para proceder al trasplante.

MULTIPLICACIÓN DE ÁRBOLES FRUTALES

Semillas >>
Esquejes >>
Injertos >>
Acodos >>
Cultivo in vitro >>
 

 
Copyright © 2002-2014, infojardin.com. Todos los derechos reservados.
Búsqueda personalizada

Todo InfoJardín
Artículos y trucos
Diseño de jardines
Plagas, problemas
Calendario
Fichas de plantas
Listas de plantas

Plantas

Arboles
Palmeras
Arbustos
Trepadoras
Rosas
Cactus y Crasas
Vivaces
Flores temporada
Bulbos
Acuáticas
Aromáticas
Césped
Huerto
Frutales
Plantas de interior
Bonsái
Orquídeas
Carnívoras

Archivo del foro
Todo el archivo
Temas destacados
Diseño de jardines
Manual de diseño
Programas diseño
Decoración jardín
Invernaderos
Piscinas
Terrazas y patio
Manual Botánica

Curiosidades
Crear un huerto
Manual del rosal
Manual orquídeas
Hogar ecológico
Comprar plantas, semillas y productos

Inicio | Contacto | Publicidad | Aviso legal | Privacidad
Mapa del sitio y tags:
Flores
Temas Artículos Fotos Foro Galerías - Plantas 1 Plantas 2 Plantas 3 tags1 tags2 tags3 tags4 tags5 tags6
Inicio
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 - Mapa Galería Glosario Plantas medicinales Bonsái Césped Comprar Flores Frutas Hortalizas Jardín Jardinería Jardineros Paisajismo Plantas -
Fichas: a a2 a3 b c c2 c3 d e f g h i j k l m n o p p2 q r s s2 t u v w y z