Multiplicar frutales por esquejes o estacas



El esquejado o estaquillado es un método de multiplicación vegetal que consiste en tomar una porción de la planta, por ejemplo, un trozo de tallo, y conseguir que emita raíces para formar un nuevo individuo.

Se le llama esqueje, estaca o estaquilla al trozo de tallo, de hoja o de raíz que se pone a enraizar.

En ÁRBOLES se pueden hacer 3 tipos de esquejes; unas especies arbóreas admitirán un sólo método, otras dos y otras incluso los tres:

  • Esquejes leñosos, también llamados estacas de madera dura.

  • Esquejes semileñosos, también llamados estacas de madera suave.

  • Esquejes de raíz.


Para ver cómo se multiplica concretamente la especie frutal que te interesa, consulta su ficha correspondiente.


Esqueje leñoso - Esqueje semileñoso - Esqueje de raíz

 

• Esquejes leñosos



Esquejes leñosos

Veamos en primer lugar el esquejado leñoso y en la siguiente página describiré el semileñoso y el de raíz.

1. El esquejado leñoso se practica principalmente en árboles de hoja caduca, pero también en muchos de hoja perenne.

2. El material se toma en otoño o invierno, cuando los árboles están desprovistos de hojas (en el caso de los caducos).

3. Corta ramitas que tengan 1 año de edad (en Olivo o en Higuera va mejor de 2 ó 3 años).

4. De esas ramitas, haz trozos que puede oscilar entre 15 y 75 cm de largo, dependiendo de la especie a multiplicar, siendo lo normal estacas de 20 a 40 cm.

5. El corte de la base de las estacas, hazlo preferentemente justo por debajo de un nudo o yema, y el corte superior, de 1.5 a 2.5 cm arriba de otro nudo.

6. El corte puede ser recto (el más habitual), de talón o tacón y de mazo. Recto no incluye madera vieja, de mazo incluye una sección del tallo de madera más vieja; y de talón o tacón la porción de madera vieja es más pequeña. (Ver dibujo de la derecha).

Recto, talón o tacón y mazo

 

7. En árboles de hoja perenne, quita las hojas inferiores, dejando sólo 2 ó 3 pares en la punta.


Esquejes Hibisco

8. Las estacas las puedes plantar:

  • Al aire libre: en el suelo.

  • A cubierto: en bandejas u otros recipientes. En este medio agarran mejor que en el suelo.

Al aire libre

En climas cálidos o templados, por ejemplo, como el Mediterráneo, donde el invierno es moderado, permite plantar directamente en la tierra al exterior las estacas leñosas. Hay que labrar muy bien el terreno, dejarlo mullido e incorporar mantillo.


En tierra al aire libre y en macetas al aire libre

Si es un clima frío, las estacas se guardan envueltas en plástico a -4º C bajo cero en el frigorífico y se plantan a principios de primavera.

Empaqueta las estacas cuidando su orientación, para mantener su polaridad, es decir, saber luego cuál es la parte inferior y el extremo original para clavar en tierra o sustrato la base. Por eso se marca la base con un corte sesgado o se baña la base con cera, lo cual ayuda también a evitar la pérdida de humedad, que podría propiciar enraizamientos pobres.

Antes de plantar las estacas, para favorecer el enraizamiento, impregna o moja la base, 2 ó 3 cm, con hormonas de enraizamiento en polvo o líquido.


Hormonas en polvo y líquido

En esquejes leñosos es mejor usar homonas líquidas que en polvo, ya que este tipo de esquejes tardan más tiempo en enraizar que el semileñoso y el polvo se degrada más fácilmente que el líquido.

Se aplica remojando la base de las estacas (de 2 a 3 cm) durante varias horas con hormonas de ácido naftalenacético (ANA) o ácido indolbutírico (AIB). Si no dispones de líquido, usa el polvo.

A cubierto

Más habitual que al aire libre es esquejar en bandejas, macetas u otros recipientes a cubierto.

Como sustrato se usa arena con turba a partes iguales o bien, perlita en lugar de arena, y se aplican las hormonas de enraizamiento como acabamos de ver.

A finales del siguiente otoño se llevan los esquejes enraizados a un bancal del vivero o se plantan en macetas individuales y se mantienen allí hasta su plantación definitiva.


Hormonas de enraíce


Esquejes en macetas

 

Esquejes semileñosos y esquejes de raíz

Y para ver cómo se multiplica concretamente la especie frutal que te interesa, consulta su ficha.