Higo, Higos, Breva, Brevas, Higuera, Higueras

Ficus carica


Higo, Higos, Breva, Brevas
Foto de Higo, Higos, Breva, Brevas, Higuera, Higueras - http://www.swr.de/imperia/ - http://www.rakuten.co.jp/ -

El fruto del higo es de color verde, púrpura o azulado y de tamaño variable. Requiere un clima templado, no soporta bien las temperaturas bajas, aunque si aguanta períodos largos de sequía.

Algunas higueras cultivadas producen dos cosechas de higos, una de brevas en primavera, de mayor tamaño, y otra de higos en otoño.

Los frutos pueden comerse crudos o secos. En la zona de la Alpujarra se fabrica "pan de higo".

Un higo contiene muchas calorías y es de fácil digestión.

Los higos calman la fuerza nerviosa, el mosto, cocido en arrope, favorece la digestión, evacua el estómago y se recomienda para trastornos de la vejiga urinaria.

El primer fruto de la higuera producido a finales de la primavera recibe el nombre de breva. Su piel fina y su sabor, es similar a la de los higos aunque no son tan dulces como ellos.

El higo, contrariamente a lo que se piensa, no es un fruto.

Es un receptáculo carnoso denominado 'sicono' en forma de pera que sirve de soporte a las flores masculinas y femeninas que originarán pequeños frutos denominados 'aquenios' que vulgarmente llamamos pepitas. Es por tanto una infrutescencia.

La parte carnosa y dulce del higo o sicono corresponde a las flores que después de la fecundación se hinchan y se vuelven carnosas.

Existen higueras bíferas o reflorecientes que dan dos cosechas al año.

Una primera, al iniciarse el verano (las brevas); y otra, hacia octubre, los verdaderos higos.

Otras higueras dan solamente higos y no son reflorecientes.

También existen higueras monoicas que producen flores masculinas y femeninas en el mismo árbol y por ello no suelen necesitar artilugios fecundadores.

Pero existen otras higueras, dioicas, en que las flores hembras están en un árbol y las flores machos (cabrahígos) en otros.

La fecundación (que puede no ser necesaria) se consigue acercando ramas de cabrahígos a las ramas con flores femeninas.

Un pequeño insecto, denominado "blastófago", pasa de las flores masculinas y fecunda, con el polen que lleva adherido a su cuerpo, las flores femeninas.

De todas formas, hay flores femeninas que se desarrollan partenocárpicamente.

Todos estos complejos mecanismos permitieron en la Biblia hablar de la "higuera maldita", que se negaba a dar frutos.

Por tanto, hay higueras que no dan higos si no han sido fecundadas las flores femeninas por insectos (Blastofaga psenes) con polen de higueras silvestres; si no hay cabrahígos cerca, se cuelgan ramilletes de higos machos procedentes de otras higueras en sus ramas.

Otras higueras, entre las que están las que se cultivan actualmente, no necesitan tal aportación.

Se puede decir que los árboles con flores femeninas producen frutos comestibles y los que producen masculinas y femeninas en los que se produce la reproducción del cirife de los higos (Blastofaga psenes), que polinizara a los demás.

Se dan higueras con tres generaciones de inflorescencias en el mismo árbol.

De los del verano son las brevas, los de primavera sirven para polinizar, y los invernales, se dedican a la reproducción de los higos.

Tiene dos fructificaciones: la primera la constituyen las brevas, que nacen en invierno, en las axilas de las hojas.

Cultivo de higos o brevas

Resiste grandes periodos de sequía.

Sensible a las heladas.

Prefiere los suelos secos y pobres y tiene una gran producción de frutos.

Los terrenos amplios y ricos en humus, los más favorables para producir higos o brevas.

La higuera no podría ir colocada en un espacio que sería susceptible de molestar a otros vecinos (casos de chalets adosados), puesto que el crecimiento de la higuera es muy difícil de controlar y es capaz de levantar el pavimento.

Así que, o bien lo plantamos libremente, si es que disponemos de bastante terreno, o restringimos sus raíces para ubicarlo en un terreno menor logrando producir más higos.

Para delimitar el espacio ocupado por las raíces plantamos la higuera dentro de un recipiente grande o en el interior de una caja de hormigón de unos 30 cm de profundidad y con el fondo cubierto de piedras.

El terreno más apropiado es aquel rico en humus y húmedo aunque bien drenado, de ahí la utilización de las piedras que evitan que el agua se estanque.

Las higueras pueden plantarse con semillas o mediante injerto, pero es recomendable escoger árboles de vivero de unos dos años. Además sería conveniente sujetarlos con una estaca y revisar la atadura cada año para que no estrangule el tallo.

En primavera realizamos el abono con fertilizante y estiércol. Es a partir de esta estación y hasta otoño la época en la que florece este árbol cuyas flores amarillas no visibles se convertirán en la primavera siguiente en el fruto. Si las condiciones son especialmente favorables (muy cálidas), los frutos se podrán recoger en septiembre.

Normalmente, las higueras toleran una amplitud muy ancha de riego, y en el caso de que hayamos restringido las raíces para que el árbol no crezca demasiado y produzca más frutos (higos o brevas), es conveniente regarlas con frecuencia.

Poda:

Poda de formación para levantar las ramas bajas.

Poda a comienzos de la Primavera, cuando ya no haya riesgo de heladas.

En climas fríos la copa debe ser abierta para que penetre la luz.

En zonas cálidas es mejor que sea densa para proteger la corteza del sol.

Cubrir las heridas de poda con pasta de podar para evitar que se formen agujeros.

Los pájaros son muy aficionados a los higos maduros.

Más información en el Archivo del Foro:

Higos - Higuera breval

.: Lista de fichas de frutas y árboles frutales :.





Higo, Higos, Breva, Brevas, Higuera, Higueras - Toda la información en Infojardín.