Cultivo de plantas anuales

 

Las labores para cultivar flores de temporada son:

 

• Riego
• Abonado
• Cavas y escardas
• Pinzados
• Control de plagas y enfermedades

Riego

Este tipo de plantas necesitan bastante riego por dos razones principales:

 

- Tienen unas raíces poco profundas y por tanto con poca capacidad de buscar agua.

 

- Las Plantas Anuales (de Temporada) se cultivan principalmente por sus flores y una planta que está en floración consume mucha agua.

Riega mejor a primeras horas de la mañana o al atardecer en lugar de en las horas centrales del día, cuando el sol pega más fuerte. Procura no mojar las flores, ya que durarían menos.


Abonado

Es suficiente con abonar la tierra en el momento de la plantación, ya sea con abono orgánico (estiércol, mantillo, turba, humus de lombriz, guano, etc.) o con fertilizante mineral (químico). Si quieres, echa además un poco de fertilizante durante el cultivo.

 

 


• Cavas y escardas


De vez en cuando es necesario cavar el terreno superficialmente. Esto consiste en labrar la tierra para romper la costra, airearlo y mullirlo y también para eliminar las malas hierbas que haya alrededor de las Plantas de Temporada. Se hace sin profundizar, puesto que se romperían raíces de las plantas ornamentales. Mínimo 2 veces al año. A base de quitar las hierbas perennes, como la grama, se van debilitando y cada vez salen menos.


Las malas hierbas se pueden controlar además de con las cavas con la azada, con la desbrozadora de hilo y con herbicidas, pero es complicado no afectar a las plantas ornamentales.

 

Pinzados o despuntes

Si la Planta de Temporada no está bien desarrollada, sino que está larguirucha y poco densa, es conveniente hacer un pinzado o despunte. Esto consiste en recortar ligeramente las puntas de los brotes para provocar que se desarrollen tallos laterales y hacer una matita más compacta y ramificada, no con tallos largos y pelados por abajo. Así darán más cantidad de flores.


 

Plagas y enfermedades

Es necesario vigilar los posibles ataques de plagas (insectos, ácaros, caracoles,...) o enfermedades (hongos, bacterias o virus) para hacer los tratamientos fitosanitarios oportunos.

 

 

 

 

Cuidado con otros problemas comunes como:

• Los excesos de agua que pudren las raíces y muere la planta (demasiado riego, suelos compactos que se encharcan)

• La sombra excesiva que impide la floración.

• Las heladas primaverales.

• El viento fuerte, seco, frío o salino (este último para el caso de zonas cerca del mar).

• La falta de agua en el suelo se controla con el riego y la falta de nutrientes abonando.

En cada FICHA de cada especie de Planta Anual, se incluyen todas sus características, cuidados, clima, suelo, plagas, etc., ya de una manera específica.