Poda de formación de árboles

 

Es una poda casi imprescindible en árboles ornamentales. ¿Por qué? Pues porque si compras un árbol, lo plantas y lo dejas crecer libremente sin poda de ningún tipo, como si estuviera en la Naturaleza, el árbol adoptará la forma natural que corresponde a su especie, desarrollará ramas distribuidas de cualquier manera y, probablemente, tendrá un aspecto "salvaje" que no interesará.


Los 3 objetivos que se persiguen con la Poda de Formación son:

1. Situar a una determinada altura del suelo la copa del árbol (por ejemplo, para que pueda pasar por debajo una persona, un coche,...).


2. Formar una estructura de ramas sólida y éstas bien distribuidas alrededor del tronco.

3. Algunas especies de árboles se pueden conducir hacia formas artificiales: formas talladas, emparrado, en pirámide, cónica, cortina, marquesina, etc. Estas formas requerirán en el futuro más Poda de Mantenimiento o recorte que las formas naturales.

 


Forma artificial

Las formas típicas de los árboles ornamentales son estas seis:

 


Redondeada, Esférica, Cónica ancha


Columnar ancha, Fastigiada, Péndula

 

Veamos con más detalles los objetivos de la Poda de Formación.



1) Formar la copa a una cierta altura del suelo.

 



 

La Poda de Formación comienza desde el momento de la plantación y se prolonga durante los primeros años.

Si el árbol tiene la flecha bien desarrollada y sin competencia de otras ramas verticales cercanas, se deja que "tire" para arriba. Si otra rama amenaza la supremacía de la guía (la más vertical y superior) rebájala a una tercera parte o suprímela totalmente. Si la guía se rompiera sustituyéndola por otra rama cercana atándola a la vertical.

 


Guía competidora

Reemplazo de guía rota

 

Por otro lado, ve eliminando progresivamente las ramas más bajas para llevar la copa a la altura deseada. Nunca limpies más de 1,5 metros de tronco de una vez porque es necesario mantener un volumen de ramillas para que no falten hojas productoras de savia elaborada que engorde troncos y ramas.

2) Formar la estructura.



Una vez que tenemos el tronco formado y la copa a una determinada altura, hay que seleccionar las ramas que van a constituir el armazón de ramas principales. Selecciona las ramas estructurales que estén mejor repartidas a todo alrededor del tronco y escalonadas entre sí, es decir, que no salgan varias del mismo punto ni una justo encima de otra. Los puntos donde confluyen varias inserciones sufren mayor carga y son menos resistentes.

Tampoco permitas que se formen ramas principales (las gordas) con un ángulo muy cerrado respecto al tronco porque corren el riesgo de romperse por ese punto. Es lo que se llama "corteza incluida". La corteza queda entre los tallos y la unión por ahí es débil. Estas horcaduras estrechas son muy peligrosas en el futuro por el riesgo de rotura que poseen.

 


Angulos muy cerrados a evitar

 

Si alguna de las ramas primarias elegidas es muy vigorosa, despúntala para frenarla y equilibrar el vigor con las demás.

Sobre las ramas primarias, en años siguientes debes seleccionar las ramas secundarias que van insertadas en ellas, escalonadas también.

Pues ésta es la idea de la Poda de Formación:

• Conseguir un árbol con sus ramas principales armoniosamente distribuidas en el tronco y sobre éstas, una serie de ramas secundarias también adecuadamente repartidas en toda su longitud.

• La copa quedará a una altura determinada del suelo o no, por ejemplo si se trata de una forma piramidal arrancarían desde la base.

• Por último, cuando se busca una forma artificial (pirámide, marquesina, emparrado, etc.) también se consigue con Poda de Formación.

TIPOS DE PODA

Una explicación más detallada de los demás tipos de poda la obtendrás aquí:


4.5 de 5 estrellas basado en 4 valoraciones.
5 estrellas
2 votos
4 estrellas
2 votos

Mi valoracion:

Poda de árboles (generalidades)


Más información en el Archivo: