Poda de Fucsia (Fuchsia sp.)

 



Poda de Limpieza

Elimina los siguientes elementos indeseables, preferiblemente en invierno:

- Ramas muertas, secas, rotas o enfermas.

- Tocones secos (trozos de ramas que no tiene brotes y están secos).

- Rebrotes que hayan podido surgir desde la misma raíz (se les llaman sierpes).

- Rebrotes del pie del arbusto que sean débiles o mal situados y no nos interese que se desarrollen como rama del arbusto.

- Ramas cruzadas, mal orientadas o que enmarañan el arbusto.

- Ramas que sobresalen mucho del arbusto por su exceso de vigor (se le llaman chupones).

- Flores y frutos pasados: afean y consumen energías del arbusto.

- Si es necesario, corrige la asimetría para mejorar la apariencia, por ejemplo, si está la copa descompensada.



Poda de Floración

La mejor técnica de Poda de Floración en Fucsias se basa en el pinzado.

El pinzado consiste en pellizcar los extremos de los brotes tiernos de la planta con el dedo pulgar y el índice, o si no, usando una tijera pequeña.

El pinzado provoca que la planta ramifique más; de esta manera se consigue una forma más redondeada y un mayor número de flores (más ramas es igual a más flores).

Los brotes se pinzan dejándolos con 2 nudos, es decir, cortando por encima del segundo nudo contado desde su inserción. De ahí saldrán dos nuevos brotes y se pinzarán cada uno posteriormente, dejando uno o dos nudos igualmente.

Se deja de pinzar unos 2 meses antes de la fecha en que se desea la máxima floración. Es decir, para obtener la primera floración abundante en verano, para de pinzar más o menos a media primavera. Entre pinzado y pinzado pasan unas 8-10 semanas.

El inconveniente del pinzado es que se pierde la floración temprana, pero la planta será más compacta, redondeada y con floración masiva.

Poda de Adelfa (Nerium oleander)

 



Poda de Limpieza

Elimina los siguientes elementos indeseables, preferiblemente en invierno, pero también en cualquier época del año:

- Ramas muertas, secas, rotas o enfermas.

- Tocones secos (trozos de ramas que no tiene brotes y están secos).

- Rebrotes que hayan podido surgir desde la misma raíz (se les llaman sierpes).

- Rebrotes del pie del arbusto que sean débiles o mal situados y no nos interese que se desarrollen como rama del arbusto.

- Ramas cruzadas, mal orientadas o que enmarañan el arbusto.

- Ramas que sobresalen mucho del arbusto por su exceso de vigor (se le llaman chupones).

- Flores y frutos pasados: afean y consumen energías del arbusto.

- Si es necesario, corrige la asimetría para mejorar la apariencia, por ejemplo, si está la copa descompensada.

Poda de Floración

Poda la Adelfa después de la floración principal del verano (hacia septiembre en el Hemisferio Norte).

Puedes cortar más o menos, según quieras tener el arbusto más pequeño y compacto o bien, optar por despuntar la planta únicamente para mantenerla con un porte mayor, aunque algo despoblada por abajo. No podes la Adelfa en primavera porque la floración será mucho menor.

Una poda habitual es cortarle el tercio superior a los tallos que hayan dado flor y los laterales rebajarlos a unos 15 centímetros.

Si optas por dejar el arbusto más grande, corta justo por debajo de las flores marchitas. Esto también ayuda a que reflorezca ese año.

Poda de Altea o Rosa de Siria (Hibiscus syriacus)

 



Poda de Limpieza

Elimina los siguientes elementos indeseables, preferiblemente en invierno:

- Ramas muertas, secas, rotas o enfermas.

- Tocones secos (trozos de ramas que no tiene brotes y están secos).

- Rebrotes que hayan podido surgir desde la misma raíz (se les llaman sierpes).

- Rebrotes del pie del arbusto que sean débiles o mal situados y no nos interese que se desarrollen como rama del arbusto.

- Ramas cruzadas, mal orientadas o que enmarañan el arbusto.

- Ramas que sobresalen mucho del arbusto por su exceso de vigor (se le llaman chupones).

- Flores y frutos pasados: afean y consumen energías del arbusto.

- Si es necesario, corrige la asimetría para mejorar la apariencia, por ejemplo, si está la copa descompensada.

Poda de Floración

Esta es una de las muchas plantas que florecen sobre ramas que han crecido en la misma temporada. Lo mejor es podarlas fuerte cada año para tener un gran número de ramas nuevas en la temporada y, por tanto, más flores. Eso sí, se debe mantener una estructura de ramas principales por donde brotará con fuerza.

En invierno será el momento adecuado, después de las heladas fuertes (si las hay en tu zona). Es decir, el mes de febrero en el Hemisferio Norte.

Poda de Hibisco (Hibiscus rosa-sinensis)

 



Poda de Limpieza

Elimina los siguientes elementos indeseables en invierno:

- Ramas muertas, secas, rotas o enfermas.

- Tocones secos (trozos de ramas que no tiene brotes y están secos).

- Rebrotes que hayan podido surgir desde la misma raíz (se les llaman sierpes).

- Rebrotes del pie del arbusto que sean débiles o mal situados y no nos interese que se desarrollen como rama del arbusto.

- Ramas cruzadas, mal orientadas o que enmarañan el arbusto.

- Ramas que sobresalen mucho del arbusto por su exceso de vigor (se le llaman chupones).

- Flores y frutos pasados: afean y consumen energías del arbusto.

- Si es necesario, corrige la asimetría para mejorar la apariencia, por ejemplo, si está la copa descompensada.

Poda de Floración

El Hibisco es una de las muchas plantas que florecen sobre ramas que han crecido ese mismo año. Es decir, una yema da un brote en primavera y varias semanas después, da flores ese brote. Por tanto, debemos buscar una gran cantidad de brotes nuevos cada año que significará una gran cantidad de flores.

Poda a finales de invierno (clima cálido) o principios de primavera (clima templado). Es una poda de cierta severidad. Eso sí, se debe mantener una estructura de ramas principales por donde brotará con fuerza. Se mantendrá así más pequeño y florecerá abundantemente sobre los brotes que eche ese año.

Hay quién lo toca muy poco, se hace más grande y también florece, pero con menor abundancia. La poda fuerte producirá más flores.

Poda de Gardenia (Gardenia jasminoides)

 


Poda de Limpieza

Elimina los siguientes elementos indeseables en invierno:

- Ramas muertas, secas, rotas o enfermas.

- Tocones secos (trozos de ramas que no tiene brotes y están secos).

- Rebrotes que hayan podido surgir desde la misma raíz (se les llaman sierpes).

- Rebrotes del pie del arbusto que sean débiles o mal situados y no nos interese que se desarrollen como rama del arbusto.

- Ramas cruzadas, mal orientadas o que enmarañan el arbusto.

- Ramas que sobresalen mucho del arbusto por su exceso de vigor con el fin de obtener una forma más compacta.

- Flores y frutos pasados: afean y consumen energías del arbusto.

- Si es necesario, corrige la asimetría para mejorar la apariencia, por ejemplo, si está la copa descompensada.

Poda de Floración

La Gardenia florece principalmente a finales de primavera y luego va dando flores pero en menor abundancia.

Se empieza a podar cuando termina la floración fuerte; si lo haces antes, te cargas la floración.

Si la planta ha estado abandonada de poda y tiene un ramaje largo, realiza una poda fuerte a mediados de primavera para que rebrote desde abajo.

La mejor técnica a aplicar en Gardenia es el pinzado.

El pinzado consiste en pellizcar los extremos de los brotes tiernos de la planta con el dedo pulgar y el índice, o si no, usando una tijera pequeña.

El pinzado produce que la planta ramifique más, de esta manera se consigue una forma redondeada, densa y un mayor número de flores (más ramas equivale a más flores). El inconveniente del pinzado es que se pierden algunas flores.

Comienza a pinzar los nuevos brotes a partir del final de la floración, cortando dichos brotes justo por encima del segundo nudo contado desde su inserción.

Deja de pinzar a mediados de verano para obtener flores en otoño. Vuelve a pinzar ya el próximo año.


4.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
4 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Poda de arbustos