Especies de arbustos y su propagación



- Hortensia
- Juníperos
- Lila, Lilo
- Madroño del Pacífico (Arbutus menziesii)
- Magnolio
- Mahonia, Uvas de Oregón
- Manzanita (Arctostaphylos spp.)
- Membrillero de flor (Chaenomeles)
- Mirto
- Nandina
- Peonía
- Philadelphus
- Pitosporo
- Plumbago, Celestina
- Plumeria
- Rododendro
- Rosa de Siria (Hibiscus syriacus)
- Rosal
- Saúco
- Taraje
- Tuya
- Viburno
- Weigela



• Hortensia (Hydrangea spp.)

Se puede propagar con facilidad por estacas de madera suave, con hojas, tornadas a mediados de la primavera. Prosperan bien bajo niebla y responden en forma marcada a los tratamientos con ácido indolbutírico (hormonas de enraizamiento).

Cuando el material para propagación es escaso se pueden emplear estacas de hoja con yema.

• Juníperos (Juniperus spp.)

Los Juníperos generalmente se propagan por estacas, pero, en algunos casos, ¡os tipos difíciles de enraizar se injertan sobre plantas obtenidas de semilla. Las formas postradas de crecimiento bajo se acodan con facilidad.

Semillas

Las plántulas del Juniperus virginiana o Juniperus chinensis, se usan, de ordinario, como patrones para injertar en ellos clones ornamentales.

Las semillas se deben recolectar en el otoño tan pronto como los conos de apariencia de baya empiezan a madurar. Para una mejor germinación, las semillas se deben remover de los frutos y luego tratarse durante 30 mín con ácido sulfúrico concentrado antes de ponerlas en estratificación, la cual debe durar aproximadamente 4 meses a 4ºC.

Como sustituto para el tratamiento con ácido se pueden usar 2 a 3 meses de estratificación cálida (21 a 30ºC), o plantar en el verano. Como alternativa para la estratificación fría, se puede sembrar en el otoño.

La germinación es retardada a temperaturas superiores a 15ºC. La viabilidad de las semillas varía considerablemente de año a año y entre los diferentes lotes, pero parece que nunca es mayor que un 50%.

La siembra de semilla tratada se hace generalmente en la primavera, ya sea en camas a la intemperie o en cajas en el invernadero. Se requieren de 2 a 3 años para producir plántulas de tamaño apropiado para ser injertadas.

Estacas

Las formas postradas y extendidas de Junípero se enraizan con más facilidad que las formas erectas. Las estacas se hacen a veces de unos 5 a 15 cm de largo, de puntas laterales nuevas arrancadas de ramas mas viejas. Les queda así un pequeño talón de madera vieja en su base. Algunos propagadores piensan que esto es ventajoso. En otros casos se tienen muy buenos resultados cuando las estacas se cortan sin el talón de la madera vieja. Las ramas terminales del crecimiento nuevo han enraizado bien en algunas ocasiones.

Las estacas de junípero para enraizar en invernadero es mejor tomarlas durante el invierno. Parece que tomando las estacas después que las plantas madres se han expuesto a temperaturas inferiores a 0ºC se obtiene mejor enraizado. Para propagación en cama iría a la intemperie, las estacas se tornan generalmente en agosto o a principios de septiembre.

Es útil lesionar ligeramente la base de las estacas y también es benéfico el uso de sustancias promotoras del enraizado, especialmente el ácido indolbutírico (hormonas de enraice).

La arena medianmente gruesa o una mezcla 1:1 de perlita y turba esterilizado son un medio de enraice satisfactorio para las estacas de Junípero. Una temperatura de invernadero de alrededor de 15ºC es mejor durante ¡as primeras 4 a 6 semanas.

Es conveniente mantener un ambiente húmedo sin mojar las estacas con exceso, así como luz de intensidad relativamente alta. Se puede usar =a niebla ligera e intermitente. El calor en el fondo de unos 27ºC también ayuda al enraizado.

Injerto

En el otoño se sacan del semillero plántulas vigorosas, con tronco recto, se plantan en macetas pequeñas con turba y se les coloca en un invernadero seco y fresco.

También se pueden usar plántulas plantadas en macetas con anterioridad, en la primavera. Después de cerca de 30 días se calienta el invernadero y las plantas se mantienen bien regadas. Este estimula la actividad del crecimiento en forma que 1 a 2 semanas después las plantas vuelven a tomar su actividad radical y están en condición apropiada para injertarse.

Las púas deben escogerse del crecimiento de la estación, tomándolas de plantas sanas y vigorosas, de preferencia que sean de, mismo diámetro que el patrón a injertar. El material de púas se puede almacenar a temperaturas de 1 a 4ºC, por varias semanas si se conservan en una atmósfera saturada de humedad.

El injerto de enchapado de costado o el injerto de costado son los métodos que se usan de ordinario. Resulta mejor atar los injertos con bandas de caucho para injertar. Las plantas injertadas se ponen a suficiente profundidad en un banco del invernadero que se llena con turba para conservar cubierta la unión del injerto. La temperatura alrededor de la unión del injerto se deberá mantener tan constante, alrededor de 24ºC, como sea posible, con una humedad relativa de 85% o más alrededor de las partes altas de las plantas. Se debe usar un invernadero ligeramente sombreado para evitar que se quemen las injertos. En 2 a 8 semanas se efectúa una cicatrización adecuada, después de la cual se pueden bajar la temperatura y humedad. Luego se corta la planta patrón arriba de la unión del injerto, permitiendo así el desarrollo de la púa.

• Lila, Lilo (Syringa vulgares)

Injerto

Para la propagación comercial del Lilo se usa el injerto de púa o de yema sobre estacas de Ligustrum ovalifolium o de L. amurense o sobre plántulas de lila.

Las plantas obtenidas de semilla se usan principalmente como portainjerto para las variedades denominadas. Requieren un periodo de estratificación de 40 a 60 días a más o menos 4ºC para lograr una buena germinación.

Debido a la dificultad de hacer que enraicen estacas de lila y al hecho de que se deben tomar en una época definida de la primavera que en ocasiones coincide con la temporada má3 ocupada del viverista, muchos propagadores comerciales recurren al injerto.

Cuando se usan estacas enraizadas de Ligustrum o de fresno verde corno patrón, las lilas pueden mostrar algunos síntomas de incompatibilidad con Ligustrum, pero si los injertos se plantan profundos, las púas de lila rápidamente forman raíces y éstas pronto se vuelven el sistema radical predominante de la planta. A veces se usan plantas de Syringa vulgaris obtenidas de semilla como portainjerto, pero si salen vástagos del Patrón es difícil distinguir copa de lila híbrida seleccionada y la planta se vuelve una mezcla de crecimiento de patrón y de injerto. Si el Ligustrum produce vástagos, fácilmente se distinguen y se eliminan. En todo caso es mejor plantar las lilas "sobre sus propias raíces" bien sea iniciándolas por estacas o con las raíces nodrizas de Ligustrum o de lila previamente removidas.

El injerto se hace en invierno, usando plantas patrones que se han sacado y movido al interior. Se utiliza madera vigorosa de un año para púas, tomada de plantas que se han podado en forma excesiva y se han fertilizado bien para inducir ese desarrollo. Se-pueden usar diferentes métodos del injerto, tal como de costado o inglés. También se practica el injerto de hendedura sobre secciones de raíz de Ligustrum, lo cual tiende a eliminar el subsecuente ahijamiento del portainjerto.

Algunas veces se practica el injerto de yema en T a fines de verano o principios del otoño, insertando las yemas de lila debajo del nivel de¡ suelo en estacas o plántulas de trueno de un año. En la siguiente primavera, el patrón Ligustrum se corta encima de la yema y se amontona tierra alrededor del brote a medida que crece para estimular el subsecuente enraice de la lila. A menos que esto se logre, las plantas son de vida corta.

Estacas

Se pueden hacer que enraicen estacas si se presta la debida atención a la época apropiada de hacerlo.

Ordinariarnente sólo se puede lograr un buen enraizado de estacas de lila si se toman en un periodo más bien corto poco tiempo después que principia el crecimiento en primavera. Cuando los nuevos brotes verdes han alcanzado un tamaño de 10 a 15 cm, se deben cortar y preparar para estacas. Como en este estado son muy suculentas, es difícil evitar que se marchiten.

En una cama de propagación bajo niebla, un buen enraice se obtiene en 3 a 6 semanas, debiendo usarse un medio de enraice bien drenado. También se puede lograr un buen enraizado en el invernadero, usando una cama de propagación cubierta con polietileno y calor en el fondo. Las aspersiones con el fungicida Captan (2 cucharaditas por 4 1 de agua) ayudan a evitar el ataque de hongos. El empleo de una sustancia estimuladora del enraice es útil. El ácido indolbutírico aproximadamente a 80 ppm durante 24 h ha dado buen resultado, así como la inmersión en una preparación de IBA en talco al 0,8%. Es posible lograr un buen enraizado de estacas cultivadas en camas bajo niebla a la intemperie.

Acodado

El acodado o la división de plantas viejas es bastante satisfactorio cuando se necesita sólo un número limitado de plantas.

El acodado simple de ramas de 1 año que salen de plantas en raíz propia proporciona un método fácil de propagación cuando sólo se necesitan pocas plantas.

El acodo aéreo de ramas de 1 o 2 años también tiene éxito.

• Madroño del Pacífico (Arbutus menziesii)

Este árbol siempreverde (hoja perenne) originaliro de la Costa del Pacífico de los Estados Unidos, generalmente se propaga por semilla que se ha estratificado por 3 meses a temperatura de 2º s 4ºC. Las plántulas se inician en cajas luego se cambian a macetas.

Son delicados de trasplantar y se deben pasar a su lugar permanente cuando tengan no más de 45 cm de altura.

También se puede propagar por estacas, acodado e Injerto.

• Magnolio (Magnolia spp.)

Para la propagación de las magnolias se utilizan semillas, estacas, injertos y acodos.

Las magnolias de vivero son difíciles de trasplantar, de tal manera que se les debe trasplantar en la maceta o con el cepellón, pero sólo al comienzo de la primavera.

Semillas

Las semillas de magnolia se recolectan tan pronto como sea posible después que madura el fruto, cuando pueden verse sobre el mismo las semillas rojas. Después de limpiarlas, las semillas se deberán plantar inmediatamente en el otoño, o bien, estratificarlas a alrededor de 4ºC por un lapso de 2 a 3 meses antes de la siembra de primavera. En cualquier época, las semillas se dañan si se le deja secar.

El medio de germinación no debe secar después de la siembra. Las semillas de Magnolia grandiflora y tal vez las de otras especies, pierden su viabilidad si se almacena durante el invierno a temperatura ordinaria. Si se hace necesario un almacenamiento prolongado, las semillas se deben guardar en recipientes sellados y a temperaturas de 0* a 4ºC.

Las plántulas de magnolia crecen con mucha rapidez y generalmente al final de la primera estación. están lo bastante grandes para injertarse. El trasplante debe mantenerse al mínimo ya que retarda el desarrollo de las plantas.

Estacas

Algunas especies, como M. soulangeana y M. stellata, se han propagado comercialmente con éxito por medio de estacas de madera suave con hojas. Estas se pueden tomar de fines de primavera a fines de verano, una vez que ha terminado el crecimiento terminal y que la madera ha madurado parcialmente.

Se puede tener un excelente enraizamiento si las estacas se toman de plantas muy jóvenes, se lesionan sus bases, se tratan con alguna sustancia promotora del enraizado y se enraizan en arena en camas de niebla a la intemperie.

En tales condiciones, el enraizamiento es rápido y en altos porcentajes y se presentan pocas dificultades por enfermedades.

Las estacas con hoja de M. grandiflora tomadas a fines de primavera o comienzos del verano, lesionadas, tratadas con ácido indolbutírico en concentraciones de 5 000 a 20 000 ppm, con calor en el fondo y bajo niebla intermitente, han enraizado bien.

Para lograr la supervivencia en el invierno siguiente de las estacas enraizadas, se les debe poner a enraizar temprano en la estación, de tal manera que antes del otoño se haya reanudado algo del crecimiento.

Injerto

Magnolia kobus es probablemente el mejor patrón para las magnolias orientales, mientras que M. acuminata puede usarse como portainjerto, ya sea para las especies orientales o americanas. Para variedades de Magnolia grandiflora se usan plántulas o estacas enraizadas de M. grandiflora.

A inicios de la primavera se colocan en macetas plantas obtenidas de semilla, para usar corno patrones que se injertan cuando estén en crecimiento activo, de mediados a fin del verano.

El injerto de costado o el de enchapado de costado son satisfactorios, debiendo encerarse la unión del injerto después de la operación. Algunos propagadores ponen las plántalas en maceta en el otoño y las pasan al invernadero, llevando a cabo el injerto a mediados del invierno.

La planta recién injertada se puede colocar en bancos abiertos de invernadero o meterse en cajas de propagación cerradas donde se les deja de 7 a 10 días mientras cicatriza la unión del injerto. Se le va dando aire gradualmente hasta después de 6 semanas cuando ya pueden retirarse de la caja y se corta el patrón arriba del injerto.

Acodo

Los acodos, simple o de montículo, dan buenos resultados. Al principio de la primavera se pueden acodar ramas de 1 a 2 años que salgan de la base de las plantas madres, pero a veces se necesitan dos estaciones para producir acodos bien enraizados.

• Mahonia, Uvas de Oregón (Mahonia spp.)

En la mayoría de sus especies no se deben dejar secar las semillas, sino ponerlas en estratificación en el invierno para lograr una germinación satisfactoria. Por otra parte, las semillas secas de la Mahonia roja (M. haematocarpa) germinan con prontitud al sembrarlas en primavera. Para Mahonia aquifolium (Vid o Uvas de Oregón) plantadas en el otoño y que hayan resistido el invierno a la intemperie, las semillas limpiadas germinan mejor en primavera.

• Manzanita (Arctostaphylos spp.)

Se puede propagar por semilla, pero es difícil. Se ayuda a la afeminación remojando durante 24 h antes de la siembra, los frutos limpios en ácido sulfúrico.

Se puede lograr el enraizado de las estacas si se toman del otoño al comienzo de la primavera. El material básico se debe esterilizar con una solución débil de hipoclorito de calcio.

Las estacas se ponen a enraizar en condiciones de humedad elevada,, en estructuras cubiertas con polietileno. Un medio adecuado para el enraice se prepara con vermiculita 1:1 y las sustancias estimuladoras del crecimiento resultan útiles.

• Membrillero de flor (Chaenomeles spp.)

Se inicia fácilmente por semilla, plantada en otoño o estratificada antes de la siembra por un lapso de 2 a 3 meses a 4ºC. A fines del otoño se pueden tomar estacas de raíz de 5 a 10 cm de largo, que se almacenan a temperaturas de 2º a 4ºC hasta la primavera, cuando se plantan horizontalmente en el vivero.

A fines de la primavera se pueden hacer que enraicen bajo vidrio, estacas de madera parcialmente madura con hojas. Es benéfico el tratamiento con ácido indolbutírico a alrededor de 15 ppm durante 24 h.

Las plantas viejas tienden a producir en su base vástagos en abundancia, los cuales si están bien enraizados se pueden extraer y plantar.

• Mirto (Myrtus spp.)

Por lo general se propaga en el verano bajo vidrio por medio de estacas con hojas de madera suave, tomadas de crecimiento parcialmente maduro.

• Nandina (Nandina domestica)

De ordinario, se propaga por semilla, la cual no debe dejarse secar. En los frutos maduros los embriones son rudimentarios pero se desarrollan al almacenarlos en frío. Las semillas se pueden recolectar a fines del otoño, mantener en almacenamiento frío (4ºC) y plantarlas a fines del verano, germinando en unos 60 días. La afeminación tiende a efectuarse en el otoño, no importando cuándo se siembre. No requieren periodo de estratificación húmeda a temperatura baja. El crecimiento de las plántulas es lento, tomando años en lograr una planta vendible. De la base de plantas viejas se pueden tomar hijuelos para propagación.

• Peonía (Paeonia suffruticosa)

Su propagación por semilla es complicada por "letargo del epicótilo". Las semillas se deben plantar en un medio húmedo y una vez que se han desarrollado las raíces, se pasan a macetas con tierra que se colocan en un cuarto frío W a 10ºC) o a la intemperie en invierno, por un lapso de 24 meses. Esto supera las condiciones de letargo del ápice del tallo que entonces empieza a crecer con facilidad al cambiar las macetas a temperaturas de primavera (cálidas).

Los clones selectos no se reproducen fielmente por semilla. Esos cultivares se propagan injertándolos a fines del verano sobre patrón de Peonía herbácea (P. lactiflora). Los injertos se hacen encallecer en un medio de arena y turba en invernadero hasta que se pasan a macetas. Finalmente, se les debe plantar profundo para que la púa forme raíces.

• Philadelphus (Philadelphus spp.)

Los numerosos cultivares de esta especie se propagan mejor por estacas, las cuales enraizan con facilidad, pudiendo emplear estacas de madera dura plantadas al inicio de la primavera o estacas de madera suave con hoja, en invernadero, a comienzos del verano.

Una forma fácil para tener unas cuantas plantas, consiste en extraer hijuelos enraizados que se originan en la base de plantas viejas.

• Pitosporo (Pittosporum spp.)

Se inicia por semillas o por estacas. Las; semillas no son difíciles de germinar y su germinación puede acelerarse sumergiendo en agua hirviendo, por varios segundos las semillas contenidas en una bolsa de tela.

Las estacas con hojas, tornadas después de que haya madurado en forma parcial un flujo de crecimiento, enraizan con facilidad, en particular bajo niebla. Los tratamientos con ácido indolbutírico también resultan provechosos (hormonas de enraizamiento).

• Plumbago, Celestina (Plumbago capensis)

En general, las semillas sembradas a fines del invierno germinan ron facilidad.

Las estacas con hojas tomadas de madera parcialmente madura enraizan sin dificultad bajo vidrio.

También es posible emplear estacas de raíz y dividir plantas viejas.

• Plumeria (Plumeria spp.)

Las estacas con hojas, de 15 a 20 cm de largo de este arbusto, enraizan con facilidad bajo niebla si se les trata con una preparación de ácido indolbutírico o polvos de hormonas de enraizar.

• Rododendro (Rhododendron spp.)

Estas plantas pueden propagarse por semilla, estaca, injerto y acodo.

Semillas

Se pueden usar plantas procedentes de semilla como patrones para la propagación de especies ornamentales. Rhodondendron ponticum es el principal patrón para injertos.

Las semillas se deben recolectar en el momento preciso en que empiezan a abrir las cápsulas y pueden almacenarse en seco y plantarse en el invernadero a fines del invierno o a principios de la primavera.

Las semillas que se vayan a conservar por mucho tiempo se deben poner en botellas selladas y mantenerse a unos 4ºC.

Un buen medio para germinación es una capa de musgo sphagnum o vermiculita colocada sobre una mezcla de arena y turba rubia (es ácida).

Las semillas pequeñas se ciernen sobre la superficie del medio y se riegan con una aspersión fina. Las cajas se deberán cubrir con vidrio y mantenerse siempre sombreadas.

Se debe tener cuidado de proporcionar tanto humedad y ventilación adecuada como una temperatura uniforme de 15 a 211ºC.

Las plantas crecen despacio, tomando alrededor de 3 meses en alcanzar el tamaño de trasplante.

Después que se han formado de 2 a 3 hojas verdaderas, se pasan a otra caja, espaciándolas de 2 a 5 cm, donde se les deja durante el invierno en un invernadero frío o en camas frías. En primavera las plantas se pasan al campo en un suelo ácido y para el otoño están listas para sacarse y ponerse en macetas en preparación para injertarlas en el invierno.

Estacas

El enraizado de estacas es el método principal de propagación de los Rododendros. La mejor época para la obtención de estacas es de mediados de verano al otoño, de plantas madres expuestas a pleno sol y cultivadas para ese fin. Sin embargo, las estacas de tallo (o las estacas con hoja y yema) de algunos híbridos, tomadas a mediados del invierno, enraizan bien.

Se debe de remover de las estacas cualquier yema floral, necesitándose también tratamientos con ácido indolbutíríco en concentraciones relativamente elevadas, dando buenos resultados una concentración de IBA en talco del 1 al 2%, más un fungicida. El lesionar la base de las estacas en ambos lados resulta benéfico. Como medio de enraice es adecuada una mezcla de dos tercios de turba esfagníneo y un tercio de perlita.

Se debe proporcionar calor de 24ºC en el fondo. Para el enraizado de las estacas de rododendro resulta mejor hacerlo en invernadero, bajo niebla, debiendo sacarlas tan pronto como las raíces estén bien formadas (en unos tres meses), pues de otro modo se deterioran las raíces.

Después del enraizado y el trasplante (a turba con adición de fertilizantes), las estacas se deben mantener a temperatura de unos 4ºC por alrededor de 20 días, al cabo de los cuales se puede elevar la temperatura nocturna a un mínimo de 18'C. En esta etapa de desarrollo, proporcionando luz complementaria para prolongar la longitud del día se obtiene una buena respuesta de crecimiento.

Las plantas que se inician por estacas, por lo general se desarrollan con rapidez y están libres de las desventajas de los hijuelos que se originan del patrón en plantas injertadas.

Injerto

El injerto enchapado de costado tiene mucho éxito.

La mejor madera para púas es la que se toma de ramas rectas, vigorosas, del crecimiento de la estación en curso.

Después del injerto, las plantas se conservan en camas cerradas, con humedad elevada y una temperatura aproximada de 21'C, hasta que cicatrice la unión del injerto.

Luego, las plantas se cambian a condiciones más frescas (de 10 a 15ºC), removiendo la parte del patrón que esté arriba de la unión del injerto. Una vez que las plantas se han endurecido, se trasplantan al vivero en suelo ácido, cultivándose allí por dos años, después de los cuales está lista para sacarse como planta vendible.

Acodado

Los rododendros se multiplican con facilidad por acodos.

Todas las partes de los rododendros son tóxicas, y en ocasiones mortales, si se comen.

• Rosa de Siria (Hibiscus syriacus)

Se propaga fácilmente ya sea por estacas de madera dura plantadas en el vivero en primavera o por estacas de madera suave a mediados del verano en invernadero.

Las ramas laterales producen buen material para estacas.

Las estacas de madera suave responden bien el tratamiento con ácido indolbutírico.

• Rosal (Rosa spp.)

Todos los cultivares selectos de rosal se propagan por métodos asexuales (esquejes, acodos, injertos).

El método más común es por injerto de yema en T sobre patrones vigorosos, aunque a veces se practica la reproducción por estacas de madera suave o de madera dura, por injerto de púa, por acodado o por hijuelos.

La propagación por semilla se emplea para tener nuevos cultivares para producir plantas en grandes cantidades para proyectos de conservación o de arquitectura paisajística masivos, así como para tener plantas patrones de ciertas especies, corno Rosa canina.

Semillas

Tan pronto como maduran los frutos del rosal, pero antes de que comience a ablandarse su pulpa, se deben cosechar y extraerles la semilla, siendo lo mejor estratificar éstas de inmediato a temperatura de 2º a 4ºC.

Para Rosa multiflora son suficientes seis semanas de estratificación pero las semillas de otras especies, como R. rugosa y R. hugonis, necesitan de cuatro a seis meses y para las de R. blanda, lo meses.

Las semillas de R. canina germinan mejor si se mantienen durante dos, meses en vermiculita húmeda a temperatura ambiente y luego se les transfiere a 0ºC por otros dos meses.

Las semillas de rosales híbridos, de ordinario responden mejor a una temperatura de estratificación de 1º a 4ºC, durante 60 a 90 día, aunque algunas semillas pueden germinar sin estratificación en frío. Es probable que en las semillas de rosal la germinación la impidan inhibidores que ocurren en las cubiertas de la semilla, así como por la restricción mecánica impuesta por el pericarpio masivo.

Las semillas se pueden plantar, ya sea en la primavera o en el otoño, en semilleros o en vivero. En zonas con inviernos crudos, es probable que las plántulas se hielen si tienen menos de 10 cm de altura al comenzar el tiempo frío.

Estacas de madera dura

En la propagación comercial de los rosales se emplean mucho las estacas de madera dura para patrones, y en cierto grado, en la propagación de los tipos polianta, trepadoras e híbridos perennes de crecimiento vigoroso.

Las rosas de té híbridas y otros rosales de floración perenne también se pueden iniciar por estacas, pero se producen plantas más resistentes a las bajas temperaturas de invierno y a los nematodos si se les injerta de yema sobre patrones vigorosos selectos.

En climas benignos, las estacas se toman y se plantan en el vivero en otoño. En regiones con inviernos crudos, las estacas pueden hacerse a fines del otoño o a principios de invierno se les ata en manojos y se almacenan en turba o arena húmedos a unos 4ºC hasta la primavera, cuando se les planta en el vivero. Los patrones están listos para injertarse de yema en la primavera, verano u otoño siguiente.

Las estacas se hacen de 15 a 20 cm de largo, de las varas de la estación previa, de 6 a 10 mm de grueso. En la práctica comercial, se pasan grandes manojos de esas varas por sierras de banda para dejarlas del largo correcto.

En la propagación de patrones se practica el desyemado, removiendo todas las yemas, excepto una o dos de las superiores, para impedir así el crecimiento posterior de hijuelos en el vivero.

Estacas de madera suave

Las estacas de madera suave se hacen del crecimiento de la estación en curso, desde principios de primavera hasta fines del verano, dependiendo de la época en que la madera se vuelve parcialmente madura.

El enraizado se efectúa con bastante rapidez, ocurriendo en un lapso de 10 a 14 días.

Al final de la estación las estacas pueden trasplantarse al vivero para que crezcan durante otra temporada de desarrollo o se les puede injertar de yema con el cultivar deseado.

Los cultivares de rosas miniatura se propagan con facilidad por estacas de madera suave o semidura, bajo niebla. En climas benignos, el hacerse en camas a la intemperie, desde comienzos de primavera hasta el he. Para rosales de este tipo, un buen medio de enraice se obtiene empleando perlita y turba en proporción de 1:1.

Injerto de yema

Por lo común, se emplea el método en injerto en T.

Las yemas se injertan en patrones de 5 a 10 mm de diámetro. En climas benignos, el injerto puede hacerse durante un periodo de tiempo largo, desde fines del invierno hasta el otoño, pero principalmente en primavera.

Los injertos tempranos crecerán algo durante el verano y producen para el otoño una planta vendible.

Algunos propagadores doblan el patrón arriba del injerto para forzar el desarrollo de la yema. Una vez que el crecimiento de la yema ha alcanzado de 10 a 20 cm, se corta por completo la parte superior del patrón.

En zonas con una estación de crecimiento más corta, el injerto de yema se practica en verano. Las yemas insertadas a fines del verano, o bien, crecen poco o permanecen durmientes hasta la siguiente primavera. En ese caso, el patrón se corta justo encima de la yema a fin del invierno o a comienzos de la primavera, forzando a que crezca la yema insertada.

Los brotes de las yemas que empezaron a crecer en el otoño se cortan en primavera de modo de dejarlos de unos 15 mm. Luego, el brote crece durante todo el verano, produciendo para el otoño una planta bien desarrollada. Después de que dicho brote ha crecido unos 15 cm se corta, dejándolo de 5 a 8 cm para forzar el crecimiento de ramas laterales.

Durante la temporada de injerto, la madera para yemas puede obtenerse del crecimiento de la estación en curso del cultivar que se desea, tomando sólo el que se pueda usar en el día. Es mejor recolectarlo en la mañana temprano, cortando de inmediato las hojas y dejando unos 6 mm de pecíolo adherido a la yema.

Las yemas laterales de ramas que producen flores son las mejores, sien do las más apropiadas aquellas gordas pero latentes que se encuentran tres o cuatro nudos más abajo de la flor.

La madera debe estar en un estado de madurez tal, que las espinas se remuevan fácilmente. Es de gran importancia tomar la madera para yemas sólo de plantas exentas de Verticillium Las yemas de plantas infectadas pueden pasar este hongo a cada una de las plantas que se injerten (98).

Un método alterno para obtener madera para yemas, que se ha usado ampliamente con éxito, es almacenar madera durmiente a temperatura justo abajo del punto de congelación -1º a 0ºC, hasta la época de injertar.

La madera para yemas se recolecta a fines del otoño después de que se han caído las hojas y las espinas se han vuelto oscuras.

Las hojas se quitan a mano, pero las espinas se dejan intactas. Así, se forman manojos de 30 a 40 varas de 25 a 40 cm de largo. Esos manojos se atan tan apretados como sea posible, envolviéndolos en papel impermeable al agua sobre el cual se coloca una capa de envoltura húmeda, como de papel periódico mojado. Finalmente, los manojos se envuelven en otra capa de papel impermeable.

Las yemas se injertan en la madera de la estaca original, más bien que en el crecimiento nuevo del patrón.

Patrones para cultivares de rosas

La mayoría de los patrones clonales del rosal han estado en uso durante muchos años.

Sometiendo a los rosales en macetas a calor seco (37º a 38º) durante cuatro a cinco semanas, se eliminan los virus que puedan llevar los patrones.

- Rosa multiflora
- Rosa canina
- Rosa x noisettiana ("Manetti")
- Rosa odorata (Odorata 22449)
- Rosa rugosa
- IXL (Tausendschon x Veilchexblau) Este patrón se emplea de manera principal para formar el tronco de los rosales de árbol.

Propagación de rosales de árbol (estándar)

Un método satisfactorio para producir esta popular forma de rosal es emplear como patrón Rosa multiflora, el cual se injerta de yema en el primer verano con patrones IXL. A éstos se les da una forma erecta y se les mantiene libre de hijuelos.

En el segundo verano, a una altura de unos 90 cm, se insertan en el patrón que forma el tronco tres o cuatro yemas de los cultivares que se deseen.

Durante el invierno se remueve la vara que quede arriba de las yemas insertadas, las cuales se desarrollan en el verano siguiente, al igual que las yemas del patrón, las cuales se deben suprimir.

En el otoño, las plantas se pueden sacar y llevar a su sitio definitivo.

Los rosales de árbol a veces se sacan con cepellón, debido al extenso sistema radical que se forma durante los dos años en que se está formando la copa.

• Saúco (Sambucus spp.)

Su propagación por semilla es algo difícil debido a complejas condiciones de letargo que abarcan tanto a las cubiertas de las semillas como al embrión.

Probablemente el mejor tratamiento es un periodo de estratificación cálida de 2 meses a temperaturas de 21º a 30ºC seguido por un periodo de 3 a 5 meses de estratificación fría a 4ºC. Estas condiciones se pueden conseguir en forma natural plantando las semillas a fines del verano, debiendo presentarse la germinación en la primavera siguiente.

Como las estacas de madera suave pueden hacerse enraizar con bastante facilidad bajo vidrio, si se toman en primavera u otoño, éste es el método que generalmente se usa.

• Taraje (Tamarix spp.)

Se propaga fácilmente por estacas de madera dura de alrededor de 30 cm, plantadas profundamente.

También enraizan con facilidad bajo vidrio, las estacas de madera suave tomadas a principios del verano.

• Tuya (Thuja occidentalis y Thuja orientalis)

Semillas

La germinación es relativamente fácil, pero la estratificación de las semillas durante 60 días a unos 4ºC puede resultar útil.

Estacas

Thuja occidentalis

Se tornan a mediados de invierno y se hacen enraizar bajo niebla intermitente (unos 8 segundos de niebla cada 10 minutos).

El mejor resultado se logra en ocasiones en estacas que se han tomado de plantas de más edad, que ya efectúan crecimiento rápido. Las estacas deben ser de unos 15 cm de largo, ya sea de las ramas terminales, suculentas, con crecimiento vigoroso o de las ramas laterales más maduras, de varios años de edad. El lesionado y el tratamiento con sustancias que inducen la formación de raíces son provechosos.

Las estacas se pueden hacer también a mediados del verano, enraizándolas a la intemperie en una cama cerrada y sombreada. Deben hacerse de varios centímetros de largo, de madera de crecimiento de la estación, con madera algo madura en su base. Con cuidado apropiado, para el otoño deben estar enraizadas.

Thuja orientalis

Las estacas de esta especie son más difíciles de enraizar que aquellas de T. occidentalis. Las estacas pequeñas, suaves, de varios centímetros de largo tomadas a fines de la primavera, se pueden hacer que enraicen a la intemperie en camas de niebla si se tratan con una sustancia promotora del enraizado.

Injerto

El injerto de costado se usa en ocasiones en la propagación de 1 clones selectos de T. orientalis, usando como patrones plantas procedentes de semilla, cultivadas en maceta, de T. orientalis de 2 años de edad.

El injerto se hace a fines del invierno en el invernadero.

Una vez hecho el injerto, las plantas en maceta se colocan en bancos abiertos llenándolos con turba húmedo justamente hasta cubrir la unión del injerto. Para mediados de primavera las plántulas estarán listas para pasarse al campo para su posterior desarrollo.

• Viburno (Viburnum spp.)

Este grupo de arbustos se puede propagar por varios métodos como son: por semilla, por estacas, por injerto y por acodo.

Semillas

Los viburnum tienen condiciones de letargo más bien complicada.

Las semillas de algunas especies corno V. sieboldi germinan después de un periodo de estratificación a una sola temperatura baja de 4ºC, pero para la mayoría de las especies se requiere un periodo de estratificación cálida a temperaturas de 20 - 30ºC por un lapso de 2 a 9 meses, seguido de un periodo de estratificación a baja temperatura (4ºC) de 2 a 4 meses.

La temperatura cálida inicial provoca la iniciación de la raíz, mientras que la siguiente temperatura baja provoca el desarrollo del tallo.

Estos tratamientos de estratificación, bastante exigentes, se pueden seguir mejor plantando las semillas en el verano o a principios del otoño (cuando menos 60 días antes del comienzo del invierno), proporcionando así los primeros requerimientos de temperaturas altas; el periodo de invierno subsiguiente proporciona las temperaturas bajas requeridas. Después de esto, las semillas deben germinar con facilidad en primavera.

En ocasiones se apresura la germinación recogiendo temprano las semillas antes que se formen las cubiertas duras.

Las semillas de viburnum se pueden conservar por 1 a 2 años si se guardan secas en recipientes cerrados y a temperaturas justamente arriba de 0ºC. V. lantana, V. opulus y Y. rhytidophyllum por lo común se propagan por semilla.

Estacas

Si bien algunas especies de viburnum se pueden propagar por estacas de madera dura. V. opulus, V. dentatum y V. trilobum la mayoría de ellas se propagan por estacas de madera suave, colocadas en un medio de arena o perlita y bajo vidrio o niebla intermitente.

Las estacas suaves y suculentas tomadas hacía fines de primavera enraízan con más rapidez que las obtenidas de tejidos más duros, a mediados del verano, pero las de este último tipo tienen mayores probabilidades de formar plantas robustas que sobrevivan al invierno siguiente.

Los tratamientos con ácido indolbutírico son útiles. De hecho, uno de los principales problemas que se presentan con las estacas de viburnum, es mantenerlas en crecimiento después de enraizar.

Las estacas hechas de material suculento, de crecimiento rápido, a veces mueren unas cuantas semanas después de haberlas colocado en macetas.

Esta dificultad se puede superar no sacando las estacas demasiado pronto para dar lugar a que se forme un sistema radical secundario, que soporta mejor el choque del trasplante.

También puede ayudar el hecho de alimentar a las estacas enraizadas con una solución nutritiva alrededor de 10 días antes de que se vayan a sacar.

Las estacas de algunas especies enraizan con más facilidad que otras. Por ejemplo, Viburnum carlesii y V. rhytidophyllum enraizan con dificultad, pero V. burkwoodii y V. plicatum var. tomentosum lo hacen con facilidad.

Injerto

Los tipos seleccionados de viburnum a veces be propagan sobre estacas enraizadas, acodos o plantas procedentes de semilla de V. dentatum.

En ocasiones los viburnum injertados forman plantas vigorosas con mayor rapidez que las que se inician por estacas. V. opulus "Roseum" de nieve se achaparra cuando se injerta en estacas de V. opulus "Nanum". Es importante remover del patrón todas las yemas para que después no produzcan hijuelos.

Los portainjertos se plantan en macetas en el otoño y se llevan al invernadero, donde se les injerta a mediados del invierno por el método de injerto de costado, usando púas de madera en reposo.

Después de injertadas, las plantas en maceta se colocan en una cama cerrada, con vidrios, enterrando las uniones de injerto en turba húmedo.

A veces en lugar de meter las uniones del injerto en turba, se les mete en parafina derretida, lo cual es satisfactorio si sólo se aplica una capa muy delgada. Se debe prestar mucha atención al injerto durante el periodo de cicatrización, evitando tanto la humedad excesiva como las temperaturas muy altas producidas por demasiada luz solar directa.

El injerto se puede hacer también a fines del verano, usando patrones en maceta y material para púa que ha cesado en su desarrollo y que ha enraizado.

Las plantas injertadas se colocan en invernadero y se meten en turba ligeramente húmedo hasta que la unión cicatrice, después de lo cual se trasplantan a camas a la intemperie, cubiertas con vidrio, para un endurecimiento durante el invierno.

Acodado

Se usa ampliamente el acodo simple, en particular en Europa, para propagar la mayoría de las especies de viburnum.

La madera de la estación anterior produce raíces en 18 a 24 meses si se acoda en primavera. Para algunas especies, es mejor acodarlas a mediados del verano, usando madera de la estación en curso.

• Weigela (Weigela spp.)

Se propaga con facilidad por estacas de madera dura plantadas a principios de la primavera o bajo vidrio, por estacas de puntas de madera suave tomadas en cualquier época, desde fines de primavera hasta el otoño.

En las estacas de madera suave, el tratamiento con sustancias promotoras del enraice ayuda a la formación de raíces.


0 de 5 estrellas basado en 0 valoraciones.
Mi valoracion: