Trucos de jardinería (7)



1. Saber cuándo regar

Para saber si hay que regar o no tus plantas en maceta, introduce el dedo en la tierra y comprueba si está húmeda. Cogerle el tranquillo a esta técnica es fundamental. Recuerda que con el riego siempre es mejor quedarse corto que pasarse. El exceso produce pudrición y eso ya sí que no tiene remedio.

2. Riego

Si la tierra de la maceta de tus plantas de interior está muy seca, aflójala con un tenedor y sumérgela en un barreño con agua o en el fregadero. La inmersión debe durar hasta que dejen de formarse burbujas. Escurre el agua sobrante y pulveriza las hojas.



3. Plantas encharcada

Para intentar recuperar una planta excesivamente regada, saca con cuidado el cepellón del tiesto y envuélvelo en varias capas de papel de cocina absorbente. Déjalo todo así durante 24 horas. Si se empapan las hojas, ponle otras nuevas. Vuelve después a meter la planta en la maceta y no la riegues durante varios días.

4. Saber si está seca o contiene agua la maceta

Un buen truco para saber si una planta que está en una maceta de terracota o de barro necesita agua o no es dando unos pequeños golpes en ella. Si suena a hueco, es que quiere agua; si suena maciza, está llena y es que no. Pruébalo en una maceta, antes y después de regar, y verás como suena distinto.

5. Agua a temperatura ambiente

Para regar tus plantas de interior, es bueno llenar la regadera por las noches, para que el agua esté a temperatura ambiente cuando riegues por la mañana. El agua muy fría es perjudicial para muchas especies (piensa que son tropicales). Más trucos de jardinería:

6. Consejos para ahorrar agua

 

Riego por goteo

• Instala riego por goteo, a poder ser, automático.

• Usa especies resistentes a la sequía (hay que regarlas menos).

 

 

 

Acolchado cortezas

• Coloca acolchados en la base de las plantas para evitar la evaporación. Por ejemplo cortezas de pino, paja, mantillo, hojas, áridos y gravas, etc.

• Sombrea las especies más sensibles al calor.

• Cubre el suelo con plantas, consigue sombra con los árboles, trepadoras (pérgolas).

• Agrupa las plantas por su demanda de agua: alta, media o poca necesidad. En el borde del césped planta las que más necesite.

• El suelo se debe dejar secar moderadamente entre riegos para favorecer que las raíces busquen agua en profundidad y así se hagan más resistentes al riego escaso o nulo.

• El riego por la madrugada o al atardecer es lo mejor. Hay menos evaporación y la planta la toma mejor.

7. Terraza

Un balcón soleado será adecuado para el cultivo de geranios, petunias, rosas, zinnias, etc. Mientras que si está a la sombra, la elección deberemos hacerla entre fucsias, hortensias, begonias, anémonas, prímulas, ciclámenes, etc.

Cuidado con las terrazas expuestas a los vientos fríos del norte o a los cálidos y secos que marchitan al vegetal.

8. Tierra de macetas empaquetada

Cuando la tierra de las macetas está muy apelmazada, lo mejor es coger un tenedor y remover la tierra hasta una profundidad aproximada de un centímetro. Con esta operación facilitarás la penetración del agua de riego y las plantas se desarrollarán mejor.

9. Sustrato y macetas

Si no cambiaste la tierra de la maceta en los dos últimos años, sustituye los primeros centímetros de sustrato por uno nuevo. Pero lo ideal, es cambiarla a otra maceta un poco mayor con sustrato fresco y rico.

10. Materiales de las macetas

Los recipientes de barro sin cocer y la cerámica vidriada es vital que sean aislados con sacos de arpillera, plástico de burbujas, lonas, etc. para protegerlos de las heladas o bien, situarlos en sitios protegidos. Por debajo de los 0ºC los de barro se agrietan y pueden romperse. Las macetas de barro con grietas pequeñas, se pueden arreglar rodeándola con un alambre.

11. Drenaje y macetas

No te olvides de depositar en el fondo una capa de 5 cm. de grava o arcilla expandida, etc. Y si tienes macetas en la ventana, pon una capa de gravilla sobre la tierra para que la lluvia no salpique los cristales.

12. Macetas

Las macetas, con el tiempo, suelen coger mal aspecto por las manchas de cal que aparecen en su superficie. Una forma sencilla y ecológica de quitar estas manchas es frotándolas con un poco de arena fina.

13. Macetas

Si no te gusta el aspecto nuevo y sin pátina que tienen las macetas de la terraza o el jardín, puedes hacer que se carguen aparentemente de años pintándolas con yogur natural. Verás cómo las paredes externas de las macetas se cubren en poco tiempo de musgo y algas.
Este procedimiento puede servir lo mismo para las macetas de barro que para las de piedra u hormigón.

14. Luz y plantas de interior

Si la luz es escasa, coloca cerca un foco de luz artificial, pero a no menos de 30-40 cm. Pon espejos detrás de las plantas que aumentan la luminosidad. Las paredes pintadas de blanco y los muebles claros también proporcionan más luminosidad interior.

15. Brillo para las plantas de interior

En lugar de usar los abrillantadores que venden en spray, vierte en un cuenco un poco de leche con otro tanto de cerveza y bate la mezcla. Aplica con una esponja en cada hoja y saca brillo. El resultado es estupendo.

16. Flor cortada

Las flores que pongas en un jarro te durarán más si no llenas demasiado el florero.

También es conveniente que arranques aquellas hojas que vayan a quedar sumergidas en el agua del jarro, especialmente en rosas. Los crisantemos son la excepción, cuyas hojas contienen una reserva alimenticia para sus flores y, por tanto, conviene conservar.

Corta 2 cm. de la base cada 3 días y aprovecha para cambiar el agua. Además, incorpora una aspirina o 3 gotas de lejía por litro de agua. Esto ejercerá una acción antibacteriana.

17. Raíces de los árboles

Ojo a la distancia que se plantan árboles de raíces agresivas que pueden ocasionar fisuras en construcciones, pozos, aljibes, piscinas, muros, levantar pavimentos, conducciones de agua,...

18. Trepadoras muy conocidas

  • Glicinias para cubrir pérgolas o arcos.

  • Hiedra para paredes a la sombra.

  • Madreselva para cubrir lindes sin problemas de espacio.

  • Buganvilla, Bignonias y Jazmines si vives en clima templado o cálido.

  • Clemátides en sitios húmedos, sombra en la base de la planta y sol en las flores.

  • Rosal trepador al sol.

 

19. Trepadoras

Mientras no se cubra totalmente la pérgola (3 ó 4 años), pon cestas colgantes.

20. Trepadoras

Para pérgola, las de crecimiento más rápido son Campanilla (Ipomoea tricolor), Correquetepillo (Polygonum aubertii), que da flores blancas, o Bella de día (Convolvulus tricolor).

21. Aromáticas

Recorta la Lavanda, Salvia y Santolina que han florecido durante el verano anterior y tienen las flores secas. Esto debe hacerse todos los años.

22. Macizo de flores

Cada planta vivaz florece una media de 3-4 semanas, por lo que habrá que tener, al menos 7 especies para que haya flores durante el periodo de vegetación activa. Así cuando 1 florece, varias están marchitas y 4 ó 5 desarrollan sus yemas. Retira en cuanto empiecen a marchitarse para alargar la floración.

 


23. Limpieza



 

24. Cortasetos

 

Para que no queden restos de resina en el recortasetos eléctrico que ennegrecen las cuchillas volviéndolas pegajosas, límpialas con alcohol de quemar y pulveriza con algún producto anticorrosión.

25. Herramientas y óxido

Cuando las herramientas de jardín se oxidan puedes limpiarlas si coges un estropajo, lo mojas en aguarrás o petróleo y las frotas hasta eliminar el óxido. Otro buen sistema es el que utiliza el papel de aluminio arrugado para frotar la herramienta oxidada.

Sigue conociendo más trucos de jardinería.


5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Trucos de jardinería


Más información en el Archivo: