Flores, plantas, jardinería, jardín en INFOJARDINInicio de InfoJardinGuía de compras





 


CONOCER EL SUELO

Y estas son las tres características del suelo que nos quedan por estudiar:

5. Materia orgánica (humus).
6. Nutrientes
(nitrógeno, fósforo, potasio, etc.).
7. Salinidad
.


5. MATERIA ORGÁNICA (HUMUS)

 


Materia orgánica

Cuando se dice "la materia orgánica de un suelo" nos estamos referiendo al humus que contiene. En un suelo hay más materia orgánica que no es humus: restos de hojas a medio descomponer, insectos, hongos y bacterias, el compost recientemente incorporado, etc.

¿Qué es el humus? Para entenderlo, un ejemplo. Cuando cae una hoja al suelo esa hoja es inmediatamente atacada por hongos y bacterias e inician su descomposición. El resultado es:

Un porcentaje de la hoja se convierte en nutrientes minerales (nitrógeno, fósforo, potasio, etc.) que pueden ser tomados directamente por las raíces.

Y otra parte de esa hoja se transforma en humus. Lo mismo ocurre con cualquier otra materia orgánica que adicionemos al suelo, por ejemplo, el estiércol, un compost, etc.. Son atacados por los microorganismos y hay producción de humus por un lado y producción de nutrientes minerales para las plantas por otro.

Por dar un número y recalcar el tema anterior. Si esa hoja pesa 2 gramos, puede ser que se convierta en humus 0,1 gramos y el resto en minerales.

Con los años, ese humus nuevo formado, también se transformará en minerales, pero mucho más lentamente. Terminará por desaparecer como humus, pero después de más de 3 años.

 


Hojarasca en suelo


El humus es una sustancia muy especial y beneficiosa para el suelo y la planta. Tiene unas cualidades que aporta diversos beneficios:

1. Agrega las partículas y esponja el suelo, mejorando por tanto su estructura.

2. Retiene agua y minerales y así no se lavan y pierden en profundidad; igual que hace la arcilla.

3. Aporta nutrientes minerales lentamente para las plantas a medida que se descompone (nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, etc.).

4. El humus tiene otros beneficios menos estudiados pero muy interesantes. Produce activadores del crecimiento que las plantas pueden absorber y favorece la nutrición y resistencia: vitaminas, reguladores de crecimiento (auxinas, giberelinas, citoquinicas) y sustancias con propiedades de antibióticos.

Las raíces, indudablemente, se encuentran mejor en un suelo rico en humus que en uno pobre en esta sustancia.

 


Horizonte de un suelo rico en humus

¿Cómo sé la cantidad de humus que tiene mi suelo?

Tomando en la mano un poco de tierra, por la estructura que tiene y el color, se puede ver más o menos si es rica en materia orgánica o no. Para esto hay que tener alguna experiencia viendo suelos, claro está. Pero el método más preciso es llevando una muestra de suelo a analizar a un laboratorio. Te dirán el valor exacto. Por ejemplo: este suelo tiene un 1,7% de materia orgánica. Quiere decir que por cada 100 kilos de tierra, hay 1,7 kilos de humus (repito que decir materia orgánica es decir humus).


Determinación de laboratorio

La mayoría de los suelos cultivados tienen entre un 1 y un 3% de humus. La arena de la playa es muy pobre en humus, no llega al 1%. En el extremo opuesto, el suelo de un bosque, puede ser muy rico y superar el 5% de humus.

En agricultura se hacen análisis de tierras y uno de los datos que siempre se determina es el de la materia orgánica (humus). Si sale un valor muy bajo es más que recomendable hacer un plan de mejora para aumentarla, mediante, por ejemplo, fuertes estercoladuras durante varios años seguidos.

Aumentar el nivel de materia orgánica de un suelo exige tiempo, se hace poco a poco. De la noche a la mañana no se puede pasar de un 1% de humus al 2%; esto se consigue a lo largo de una serie de años.

Hay datos de cuánto humus se puede obtener de cada material. Hablando del estiércol, más o menos un 10% de lo que se echa se convierte en humus. Si echas 10 kilos, obtienes 1 kilo de humus.

Cada especie vegetal tiene sus propias preferencias en cuanto a suelo con más o menos materia orgánica. Hay unas que gustan de un suelo rico, otras normal y otras que, incluso, prefieren un suelo pobre en humus (por ejemplo, la vegetación del desierto).

Sigue >>

6. Nutrientes (nitrógeno, fósforo, potasio, etc.).
7. Salinidad
.

 



Búsqueda personalizada

Todo InfoJardín
Artículos y trucos
Diseño de jardines
Plagas, problemas
Calendario
Fichas de plantas
Listas de plantas

Plantas

Arboles
Palmeras
Arbustos
Trepadoras
Rosas
Cactus y Crasas
Vivaces
Flores temporada
Bulbos
Acuáticas
Aromáticas
Césped
Huerto
Frutales
Plantas de interior
Bonsái
Orquídeas
Carnívoras

Archivo del foro
Todo el archivo
Temas destacados
Diseño de jardines
Manual de diseño
Programas diseño
Decoración jardín
Invernaderos
Piscinas
Terrazas y patio
Manual Botánica

Curiosidades
Crear un huerto
Manual del rosal
Manual orquídeas
Hogar ecológico
Comprar plantas, semillas y productos

Inicio | Contacto | Publicidad | Aviso legal | Privacidad
Mapa del sitio y tags:
Flores
Temas Artículos Fotos Foro Galerías - Plantas 1 Plantas 2 Plantas 3 tags1 tags2 tags3 tags4 tags5 tags6
Inicio
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 - Mapa Galería Glosario Plantas medicinales Bonsái Césped Comprar Flores Frutas Hortalizas Jardín Jardinería Jardineros Paisajismo Plantas -
Fichas: a a2 a3 b c c2 c3 d e f g h i j k l m n o p p2 q r s s2 t u v w y z