Consejos para ahorrar agua de riego




Difusor

 

El ahorrar agua es importante tanto para el medio ambiente como para tu bolsillo.

Es impresionante la cantidad que se desperdicia en el riego de jardines públicos y privados. En general, se riega mucho más de lo deseable.



Aquí tienes 38 consejos que te ayudarán a gestionar el agua:

1. Intenta recoger agua de lluvia. Un aljibe o estanque puede servir a varios vecinos.

2. Las aguas de depuradora se están usando en campos de golf con éxito.

3. Diseña el jardín agrupando las especies según su demanda de agua. Tendrías de esta forma zonas de necesidades altas, medias y bajas. Por ejemplo, los Cactus y Crasas y la flora autóctona estarían dentro de un grupo de plantas con necesidades bajas.

4. Elige especies autóctonas que con la lluvia pueden vivir sin precisar riego alguno.

5. Elige otras especies que aunque no sean autóctonas, sean resistentes a la sequía (habrá que regarlas menos). Ejemplos: cactus, lantana, aloes, palmeras, etc., etc..

Borde césped

6. En los bordes del césped planta lo que más agua precise.

7. Crea sombras en el jardín mediante árboles o instalando una pérgola con trepadoras. Protegerá del sol.

8. Una sombra parcial será muy favorable para favorecer el establecimiento de las recién plantadas.

 


Seto

9. El viento reseca mucho las plantas. Protege el jardín del viento mediante cortavientos tales como:


- Setos.
- Masas de árboles, arbustos y trepadoras
- Valla cubierta con trepadoras.
- Lámina de brezo, mimbre o cañizo.
- Muro

10. Instala riego por goteo, a poder ser, automático.

11. El riego por aspersión produce más pérdidas que el riego por goteo o las cintas de exudación. La manguera manual también supone mucho desperdicio pero es adecuado para aquellas plantas resistentes que se riegan manualmente muy de tarde en tarde.


M. orgánica

12. Mejora el suelo haciendo una enmienda orgánica antes de plantar con turba, mantillo, compost o estiércol. Esto, en suelos arenosos, mejorará su capacidad de retención de agua; en suelos arcillosos, lo esponjará.

13. Planta a principios de otoño, que es una época magnífica en Clima Mediterráneo. Plantando a principios de otoño posibilitas que las lluvias de invierno se ocupen del riego y se establecen durante el invierno. Las plantas tropicales, mejor en primavera.

14. Haz grupos tupidos de plantas para que se cree un microclima húmedo entre ellas. Las masas vegetales dan sombra al suelo, protegen las plantas pequeñas del viento y evitan las malas hierbas.

15. Coloca acolchados en la base de las plantas para evitar la evaporación y las malas hierbas. Por ejemplo cortezas de pino, paja, mantillo, hojas, áridos y gravas, etc.. El acolchado o mulching es una de las bases de la jardinería de poco riego.

 

Lampranthus

16. Usa tapizantes, también llamadas alfombrantes, para cubrir el terreno. Las Crasas tapizantes como Uña de gato (Aptenia cordifolia), Uña de león (Carpobrotus edulis), Lampranthus spp., etc., son las más resistentes. Puedes ver la LISTA DE TAPIZANTES aquí.

17. Las macetas suelen colocarse en la parte más soleada del jardín, ya que es ahí donde las plantas florecen mejor. En épocas de mucho calor es mejor moverlas para un lugar donde, al menos unas horas al día, estén a la sombra.

18. Es positiva la utilización de retentores de agua (polímeros absorbentes o hidrogeles), sobre todo cuando se trata de nuevas plantaciones en climas secos que no van a tener un mantenimiento de riegos periódicos. También se emplean en la ejecución de campos de golf y céspedes familiares mezclando una determinada cantidad con el suelo (ver dosis en los envases) y para plantación de árboles, arbustos y parterres de flores igual, mezclando con la tierra en el momento de plantar. Incluso en macetas.

Césped

19. El césped es el principal consumidor de agua de los jardines. No es imprescindible. Hay jardines estupendos sin nada de césped.

20. Destina una superficie pequeña al césped, lo imprescindible para las necesidades familiares.

21. El césped de diseño sencillo es más fácil de regar (círculo, cuadrado, rectángulo).

22. Evita implantarlo en zonas marginales o con pendientes fuertes (taludes); mejor poner en esos sitios plantas tapizantes.

23. Hay mezclas especialmente diseñadas con especies cespitosas resistentes a la sequía. Las más resistentes son:


· Cynodon dactylon (Bermuda)
· Pennisetum clandestinum (Kikuyu)
· Stenotaphrum secundatum (Gramón, Hierba de San Agustín)
· Zoysia japonica (Zoysia)
· Paspalum notatum (Hierba de Bahía)

24. Todas estas no aguantan las heladas fuertes. En climas frescos las más resistentes a la falta de agua son la Festuca arundinacea y la Festuca ovina y deben predominar en la mezcla.


Dichondra repens

25. Dichondra repens (resiste hasta -9ºC) es una excelente tapizante que necesita mucho menos riego que el césped y pocas siegas en el año. Inconveniente: admite poco pisoteo.

26. Alternativas al césped para cubrir el terreno:


Tapizantes

• Plantas tapizantes: Lista de Tapizantes

Masas de arbustos más o menos apretados. Los más indicados son los de porte bajo, tipo tapizante. Muchos tienen flores y aromas exquisitos. Mira en la Lista de Tapizantes también.

 


Cortezas de pino

Cortezas de pino: son decorativas, conservan el agua e impiden que salgan malas hierbas, especialmente si van extendidas sobre una lámina geotextil.

Gravas y áridos decorativos: los hay de distintos colores (blanco, rosa, amarillo, etc.). También podemos incluir aquí la 'puzolana volcánica'. Si pones gravas, recuerda siempre colocar antes sobre la tierra una malla geotextil y la grava encima; así se evitan las malas hierbas.

 


Pavimento

Pavimentos de materiales diversos: hormigón impreso, madera, lozas de barro, de pizarra, areniscas, granito, cuarcitas,..., albero amarillo, rojo, etc..

Mantenimiento

27. Si quieres convertir un jardín "normal" a uno de poco riego deberás acostumbrar a las plantas progresivamente, en varios años. Riega cada vez un poco menos. El césped en lugar de 7 riegos a la semana en verano (1 por día), ve quitando algunos. Sigue hasta regar día sí, día no. Ya estaremos ahorrando la mitad de agua. Ahorrar un 30 % de agua en riego del jardín es muy sencillo.

28. Acostumbra a poco riego para que busquen el agua en profundidad: 2 ó 3 riegos a la semana, por ejemplo. El suelo se debe dejar secar moderadamente entre 2 riegos para estimular a que las raíces busquen agua en profundidad y así se hagan más resistentes al riego escaso o nulo. Repito: acostumbra a poco riego tus plantas.

29. Existen en el mercado sensores de lluvia con corte automático que permiten desconectar el riego si está lloviendo, o sensores de humedad del suelo para ayudar a tomar la decisión de cuándo regar o esperar, pero es algo que básicamente hay que aprenderlo con la experiencia, aunque ayuda.

30. Riega por la mañana temprano o al atardecer, nunca al sol. El riego automático con programador permite regar de noche y evitar la fuerte evaporación del día producida por el sol y el viento.

31. Los suelos arenosos "chupan" mucho y hay que dar el agua en pequeñas dosis. Para arenosos el riego por goteo es ideal.

32. Siega el césped dejando la hierba a más altura. Las siegas altas también favorecerán su endurecimiento y mayor resistencia a plagas, hongos y a la sequía porque desarrolla raíces más profundas: hojas más largas, raíces más largas. En verano no cortes tan raso, deja que el césped crezca más alto a medida que aumentan las temperaturas.

33. Ajusta los aspersores para que el agua caiga sólo sobre el césped y las plantas y no sobre los caminos o construcciones.

34. Ajusta la dosis de los aspersores de tal forma que permitan que el agua penetre en la tierra sin producir charcos ni escorrentía.

35. Para una mejor penetración del agua evita la compactación de la tierra. Pincha el terreno (hasta unos 7 cms.) al menos 1 vez al año con rulo de púas, horca especial para airear en superficies pequeñas,... También existen zapatos con clavos para airear el terreno mientras se camina sobre él.

36. Elimina las malas hierbas porque son grandes competidoras por el agua del suelo. Además, si riegas poco, saldrán menos hierbas. Crecen muy rápidamente y compiten con nuestras plantas por el agua.

37. Usa abonos de lenta liberación mejor que los muy solubles. Duran más tiempo en el suelo y se pierde menos en profundidad arrastrados por el agua, resultando más económicos a la larga. Aporta también abonos orgánicos en lugar de los químicos como estiércol, compost casero, turba, mantillo, guano, etc..

38. El exceso de alimentación, sobre todo de nitrógeno, provoca un mayor crecimiento con el consiguiente aumento en el consumo de agua.


3.7 de 5 estrellas basado en 3 valoraciones.
5 estrellas
2 votos
1 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Acolchado del suelo o mulching


Más información en el Archivo:

Jardines sostenibles, xerojardines, jardines de bajo consumo de agua


Más información en el Archivo: