Consejos de jardinería (2)


1. Plantar en otoño


 

El otoño es una de las mejores estaciones del año para renovar el jardín sustituyendo las plantas que han perecido por el calor del verano o, simplemente, porque quieras hacer nuevas plantaciones. Durante la época otoñal, el clima favorece a las especies recién plantadas. En clima Mediterráneo es la mejor época para plantar, incluso mejor que la primavera.

2. Plantación excesivamente densa

Los jardineros inexpertos suelen cometer el error de cultivar muchas plantas jóvenes juntas para obtener un efecto de acabado inmediato en el jardín. Sin embargo, cuando las plantas alcanzan su tamaño de adulta, el jardín aparece superpoblado, perjudicándose entre ellas al cabo de unos años. Es preferible tener paciencia, separarlas más y en el caso de los arbustos, plantar en los huecos plantas de temporada. Todo para no tener luego que eliminar o trasplantar la masa vegetal que se forme.

3. Plantar árboles

 



Si puedes, abre los hoyos 1 mes antes de plantar los árboles y déjalos así, al aire. Esto favorecerá una buena ventilación. Si hubo antes en ese lugar otras plantas que murieron, serían necesario dejarlo al menos 8 ó 10 meses descubierto para que se extingan los posibles hongos parásitos de raíces que permanecen latentes.

Si los agujeros con las lluvias quedan inundados muchos días, es señal de que el drenaje no es bueno y debe mejorarse.

Ten precaución al hacer agujeros por si hay por ahí tuberías de riego, agua, gas, electricidad,...

4. Entutorado

 



Antes de plantar el árbol clava un tutor en el fondo del hoyo o dispón alguno de los siguientes sistemas del dibujo:

Para evitar heridas por rozadura, antes de atarlo al tutor envuelve el tallo con tela de arpillera o con un trozo de gomaespuma. Luego ata en forma de ocho, dejando el extremo de atadura un poco largo, de modo que permita irón a medida que el tronco crece. Más consejos de jardinería:

 

5. Suelo compactado

 


Compost

Si el suelo tiene mucha arcilla es propenso a encharcarse y a compactarse. Son los suelos arcillosos o pesados. Para enmendarlo, aportar materia orgánica (estiércol, mantillo, compost casero, etc.); se volverá más migajoso y menos propenso a acumular agua en exceso si se hace esta mejora todos los años.

6. Trasplantar árboles y arbustos

Cuando se extráe un árbol o un arbusto de la tierra para plantarlo en otro sitio sufre un traúma que a veces no superan. Para ayudarles cito dos tipos de productos, no muy conocidos por el aficionado, pero interesantes cuando estemos ante ejemplares de gran valor y queramos asegurar al máximo el éxito de la operación de trasplante. Es decir, el empleo de hormonas de enraizamiento y sustancias antitranspirantes.


Para usar enraizantes


Para usar antitranspirantes

Las primeras, elaboradas en base a ácido naftil acético, ácidos indolacético e indolbutírico, se aplican con el agua de riego, en la proporción indicada para cada producto comercial. Ayudan a emitir raíces nuevas.

Los antitranspirantes son productos elaborados a base de concentrados orgánicos emulsionables que reducen la transpiración sin afectar la absorción y el crecimiento de las plantas. Son particularmente útiles para especies de hoja perenne, por ejemplo, coníferas. Se aplican con una pulverización total de la copa hasta que comiencen a gotear, y como en el caso anterior, su concentración dependerá del producto comercial de que se trate.

7. Consejos de jardinería: el trasplante

• Es preferible elegir un día nublado y fresco.

 

• El día antes de extraer la planta riega para humedecer la tierra.

 

• El terreno que recibirá la planta debe ser cuidadosamente preparado: remover la tierra y abonarla.

 

• Tras el trasplante es indispensable regar en abundancia.

 

• Poda parte de la copa para evitar que una excesiva transpiración marchite a la planta.

8. Plantar grupos de flores


 

Antes de plantar labra el terreno, elimina las piedras de mayor tamaño, pero no las pequeñas, que ayudan al drenaje, e incorpora mantillo u otro abono orgánico. Dispón las plantas a tresbolillo (en triángulo). La distancia entre una y otra suele ser de unos 30 cm.

9. Plantador de bulbos

 

 

Si plantas muchos bulbos no dudes en comprarte un plantador de bulbos para este fin; te facilitará mucho la tarea y además sirvirá para plantar pequeñas plántulas o sembrar semillas de gran tamaño.

10. Tepes

 

 

Cuando los recibas fíjate que tenga un color verde uniforme, sin malas hierbas, con muchas raíces blancas y sin plagas ni hongos.

Los puedes almacenar de la siguiente manera:

 

- Si se van a guardar menos de tres días se colocan doblados, con la raíz protegida.

- Si estarán más de tres días deben extenderse en un lugar sombreado.