Camelias

foto de camelia Camelias

  • Pon la Camelia en un lugar sombreado pero luminoso.

  • Incorpora al suelo tierra ácida de brezo, tierra de castaño o turba rubia.

  • Que no pase sed.

  • Asegúrate de que el terreno drena bien y no se encharca.

  • Si las hojas amarillean probablemente sea clorosis férrica (deficiencia de hierro). Añade al terreno quelatos de hierro para reverdecer y acidifica el suelo con tierra de brezo para acidificarlo o, mejor, con gránulos de sulfato de hierro.

  • No riegues la Camelia con agua caliza. Si no dispones de otra agua, sube el pH del agua con ácido cítrico.

  • Como Planta de interior el cultivo de Camelia es difícil, puesto que no soporta las habitaciones cerradas con calefacción. Pero con un ambiente fresco y muy húmedo, florecerá año tras año.

  • En interior es preferible colocarla sobre un plato con gravilla y agua y ponerla lejos de la calefacción, en la zona más fresca de la casa.

  • En primavera pon la Camelia al aire libre, pero resguardada del sol directo.

  • La caída de capullos puede ser por defectos en el abonado, por cambios bruscos de temperatura o por mover a la planta de sitio.

  • La Araña roja es una plaga que puede producir caída de capullos. Trata con acaricida.



5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Camelia


Más información en el Archivo: