Cuidar rosas de jardines. Guía básica de rosas

foto de rosal Rosal

  • El punto del injerto, una especie de nudo unos centímetros por encima de ras de suelo, es sensible a las heladas. Procura que haya una pequeña capa adicional de tierra, paja o acolchado alrededor de este lugar para protegerla contra la congelación invernal.

  • Mediante un abono de calidad más microelementos como por ejemplo, el Hierro, mantendrás tus rosales fuertes.

  • Poda con una podadera afilada y limpia.

  • Limpia la podadera después de podar cada planta. De esta manera evitas que se contagien enfermedades de planta a planta.

  • En el otoño retira todas las hojas caídas que se han quedado cerca de las raíces para evitar así las enfermedades fúngicas.

  • Las enfermedades fúngicas más frecuentes son Mancha negra, Roya, Mildiu y Oidio.

  • Pulgones. Suelen encontrarse alrededor de los botones y brotes nuevos. Se dice que para mantener a distancia los pulgones sirve plantar Espliego (Lavanda) alrededor de los rosales.