5 Fichas de plantas


Camelia (Camelia japonica)

* Luz: prefiere la semisombra y en climas calurosos está mejor orientada al norte.

* Temperatura: es resistente al frío, pero agradece un acolchado de hojarasca, paja, serrín, etc. al pie.

* Riego: no le gusta pasar sed. Asegúrate de que el terreno drena bien y procura no regar la Camelia con agua calcárea.

* Suelo: quiere un suelo con pH ácido. Si tu suelo no lo es, añádele una capa de tierra de brezo, tierra de castaño o turba rubia para acidificarlo.

* Poda: se realiza justo al final de la floración. Despunta todos los ramos cortando justo por encima de la segunda o tercera yema contada desde la inserción del brote. De estas yemas surgirán brotes que al año siguiente darán en la punta de los nuevos ramos una flor.

Cultivo en interior

* Como planta de interior el cultivo de la Camelia es difícil, puesto que no soporta las habitaciones cerradas con calefacción, pero con un ambiente fresco y muy húmedo, florecerá año tras año.

* En interior es preferible colocarla sobre un plato con gravilla y agua y ponerla lejos de la calefacción, en la zona más fresca de la casa.

* A partir de mayo, sácala al aire libre, pero resguardada del sol directo.

* En interior no moverla porque puede tirar los botones de flor antes de abrir.

Problemas de las Camelias

* Plagas: pulgón, cochinilla, ácaros, gusano blanco (roen raíces) y gorgojo (Othiorrynchus sulcatus, escarabajo cuya larva destruye las raíces y el cuello).

* Roya: hongo que se manifiesta por pequeños bultos en hojas. Evita su aparición haciendo pulverizaciones preventivas con caldo bordelés o algún fungicida.

* Mancha plateada (Pestalotia güepini) provoca en las hojas resquebrajamiento y caída.

* Clorosis férrica: las hojas amarillean por la carencia de Hierro. Añade al terreno tierra de brezo, turba rubia o sulfato de hierro para acidificarlo y quelatos de Hierro o "reverdeciente anticlorosis" para aportarle el Hierro.

* La clorosis o amarilleo puede ser también por asfixia o pudrición de las raíces. Recuerda que la camelia a parte de odiar los suelos alcalinos odia los encharcamientos.

* El exceso de abonado rico en Nitrogeno hace que tire las hojas y se queman las puntas de las hojitas nuevas. Si te sucede esto, debes regar bien el substrato dejando que el exceso de nutrientes escurra con el agua.

* A pleno sol en una terraza sin humedad ambiental hace que sus hojas mas tiernas se quemen por el sol. Recuerda que es una planta de media sombra. Se presenta a veces cuando se lleva al sol una Camelia que estaba en la sombra.

Cineraria (Senecio cruentus, Senecio hybridus)

* Se utiliza como Planta de Interior y en el jardín y se suele desechar después de florecer.

* Luz: en el exterior sitúa sin sol directo.

* Temperatura: en el interior mantenla en una habitación fresca, a poder ser sin calefacción. Su floración dura 1 mes ó 1 mes y medio. Si la colocas en un emplazamiento fresco y riegas con agua templada, es la clave para alargar su floración un par de semanas más.

* Humedad: para mantener un ambiente húmedo, indispensable para la planta, conviene pulverizar el ambiente pero sin mojar las hojas.

* Riego: frecuente y preferiblemente por el "método del platito", situando la maceta durante unos minutos sobre un cuenco para que absorba el agua por capilaridad.

* Abono: cada 20 días con fertilizante líquido en la regadera.

Problemas de la Cineraria

* Plagas: ojo al Pulgón y a la Mosca blanca.

* Cambiarla de sitio le perjudica, ya que varía la luz y la temperatura.

* Hojas amarillentas: normalmente es por corrientes de aire frío o también por falta de riego.

* Flores que duran poco: exceso de calor.

* Muerte: el exceso de riego o un mal drenaje.

Cinta (Chlorophytum comosum 'Variegatum')

* Es una de las especies de interior más fáciles.

* Luz: no la pongas al sol directo del mediodía. Tolera bien los lugares oscuros, pero puede perder la banda blanca de las hojas por la oscuridad.

* Temperatura: aguanta heladas débiles, no inferiores a -2ºC y de corta duración.

* Humedad: pulveriza las hojas.

* Riego: riego 2 ó 3 veces a la semana en verano y 1 en invierno. Tolera la sequía y no muere si se olvida el riego, ya que la almacena en las raíces.

* Abono: cada 15 días en el período de crecimiento (primavera y verano) con fertilizante líquido diluido. No es exigente en abono.

* Trasplanta 2 veces al año.

Problemas de la Cinta

* Pulgones y Cochinillas.

* Hojas sin brillo y grises: araña roja. Pulveriza con agua para aumentar la humedad.

* Vegetación lacia con hojas arrugadas y secas: demasiado calor, llévala a un lugar más fresco.

* Puntas secas: ambiente muy seco o sol directo.

* Hoja lacia y alguna arrugada: excesivo calor. Traslada en un lugar más fresco.

* Manchas secas marrones en las hojas: daño causado por el abrillantador. No lo uses. Limpia pulverizando con agua.

* Planta floja y sin brillo: necesita fertilizante. Abona cada 15 días en primavera y verano o cuando dé flores o vástagos.

Ciso (Cissus rhombifolia)

* Luz: crece mejor junto a una ventana que no esté de cara al sol, aunque puede sobrevivir en sitios bastante umbríos.

* Temperatura: fresca en invierno y a temperatura ambiente en verano.

* Riego: por lo general 2 veces en semana en verano y cada 15 días en invierno. No riegues en exceso. Comprueba que los agujeros de drenaje de la maceta no estén obstruidos.

* Humedad: rocía 2 veces por semana en verano y también en invierno si hay calefacción. Pon la maceta en un plato con guijarros húmedos.

* Abono: cada 15 días en la temporada de crecimiento (primavera y verano) con fertilizante para plantas domésticas diluido.

* Trasplanta a otra maceta mayor cada primavera.

Problemas del Ciso

* Hojas caen y la planta pierde frondosidad: falta de luz.

* Hojas descoloridas: demasiado sol.

* Puntas de las hojas se vuelven marrones: quemaduras por el sol.

* Hojas pierden brillo, se abaten y se caen: exceso de agua.

* Hojas nuevas y pálidas que no se desarrollan: falta de fertilizante.

* Hojas se secan, se ponen finas con la consistencia del papel y se caen: demasiado calor y sequedad.

* Plagas: Pulgones, Cochinillas, Araña roja.

Columnea (Columnea microphylla y Columnea hirta)

* Luz: no requiere demasiada luz. Sol directo, nunca.

* Riego: si riegas en exceso tirará las hojas. Tras la floración, la planta requiere unos meses de descanso invernal. Consérvala entonces más seca y obtendrás una mayor floración.

* Humedad: a ser posible, proporciona humedad ambiente alta, por ejemplo, mediante pulverizaciones.

Problemas de la Columnea

* Aire seco favorece los ataques del ácaro Araña roja.

* Tira las flores: exceso de riego.

* Caida de las hojas y tallos podridos: exceso de riego.

* Follaje amarillo: riego insuficiente.

* Hojas secas y arrugadas: no hay suficiente humedad; rocía con regularidad y mantén el compost húmedo.

* Planta pálida: necesita abono.

* Tallos alargados, sin flores: Falta de luz. Trasládala a un lugar más iluminado.