Consejos básicos de fertilización de plantas

  • Los principales elementos contenidos en los abonos son: nitrógeno(N), fósforo (P), y potasio (K).

  • Los otros elementos necesarios para las plantas son: calcio (Ca), magnesio (Mg), azufre (S), hierro (Fe), magnesio (Mg), manganeso (Mn), zinc (Zn), cobre (Cu), boro (B) y molibdeno (Mo).


  • Cuando se requieran efectos rápidos será necesario utilizar abonos químicos.

  • Cuando se desee una asimilación lenta o progresiva, es preferible utilizar abonos de origen orgánico (estiércol, mantillo, turba, etc.).

    Abono orgánico

  • Los abonos orgánicos, entre otros beneficios, mejoran la estructura (porosidad) del suelo y su capacidad de retención de agua.



  • Hay abonos orgánicos de calidad y otros malos que llevan semillas de malezas, hongos, larvas de plagas o metales pesados.

  • El abono orgánico y el inorgánico (mineral) se complementan.

  • Si vamos a comenzar un cultivo, los abonos deben aplicarse un mes antes de la siembra.

  • Es preferible abonar de menos que de más, sobre todo en macetas, por el riesgo de salinizarla.

  • Es mejor abonar en pequeñas dosis y múltiples ocasiones.

  • Una aplicación tardía puede provocar un crecimiento débil y que la planta se vea seriamente perjudicada ante la aparición de las primeras heladas.

  • No abonar en invierno.

  • Un exceso de nitrógeno causa un crecimiento exagerado y se lava rápidamente pasando a las aguas subterráneas (perdemos dinero y contaminamos).

  • Al final del invierno esparcir una capa de estiércol de calidad sobre el suelo, especialmente en los pies de las plantas. Cavar luego a poca profundidad.

  • Durante la temporada de actividad de la planta se puede considerar un abono de liberación controlada, cuyo efecto dura 4-6 meses.

  • Puede afinarse más empleando un abono con preponderancia de nitrógeno al principio de la temporada cambiando luego a uno en el que predomine el potasio enfocado a la floración.

  • Pensar en añadir otros microelementos, como el hierro en forma de quelato de hierro, y de correctores, como por ejemplo sulfato de hierro aplicados al suelo para bajar el pH o ácido cítrico disuelto en el agua de riego, para neutralizar la cal del agua y también bajar un poco el pH de los substratos de los contenedores.

    Fertilizantes líquidos

  • Los fertilizantes líquidos son muy apropiados para las macetas.

  • Los abonos líquidos se mezclan con el agua de riego. Generalmente se administra cada dos semanas durante los meses de mayor actividad de las plantas, que normalmente abarcan desde primavera a principios de otoño.

  • Hay que diferenciar abonos líquidos para "plantas de hoja" de aquellos otros que lo son para "plantas de flor".

    --------------------------------------
    Consejos básicos de fertilización de plantas



5.0 de 5 estrellas basado en 3 valoraciones.
5 estrellas
3 votos

Mi valoracion:

Abonado general de plantas. Cómo abonar las plantas


Más información en el Archivo: