Plantas tóxicas: identificar la planta tóxica



  • Muchas plantas que cultivamos como ornamentales tienen principios activos de mayor o menor toxicidad para las personas y los animales.

  • Se deben conocer para evitar cualquier contratiempo, especialmente por los niños que se llevan a la boca hojas, flores y frutitos como parte de sus juegos.

  • La prevención consistiría en informar o alejar del alcance de niños y mascotas, así como enseñar a los niños que las plantas no son ni un juguete ni un alimento.

  • Nunca usar remedios caseros a base de plantas sin la orientación de un especialista.

  • Si se ingiere accidentalmente, enjuagar la boca con abundante agua corriente; tomar agua, leche o clara de huevo y consultar al Centro de Información Toxicológica e ir al médico.

  • Sin "demonizarlas", aquí va una lista con algunos ejemplos:

  • Acebo (Ilex aquifolium): contiene sustancias que provocan daños internos al organismo en caso de ser consumida.

  • Acónito (Aconitum napellus): las partes tóxicas de esta planta son las hojas, semillas y raíces.

  • Adelfa (Nerium olander): toda la planta es tóxica por ingestión.

  • Agapanto (Agapanthus africanus): tóxica; si se ingieren partes de esta planta, pueden ocurrir mareos y diarreas. La savia suele ser irritante al tacto.

  • Ampelopsis (Parthenocissus quinquefolia, P. tricuspidata): los frutos de estas dos especies de enredaderas son venenosos.

  • Ave del paraíso (Strelitzia reginae): resulta de alta toxicidad en caso de ser consumida.

  • Boj (Buxus sempervirens): contiene sustancias nocivas para el sistema nervioso y el corazón.

  • Cisus (Cissus rhombifolia): por contener principios activos que se desconocen, esta planta resulta altamente tóxica.

  • Difenbaquia (Dieffenbachia sp.): la savia de esta planta es tóxica. Su toxicidad puede resultar mortal en dosis elevadas. Los síntomas característicos de su ingesta son una fuerte irritación del aparato digestivo.

  • Digital (Digitalis purpurea): contiene digitoxina, gitoxina y otros tóxicos.

  • Ficus (Ficus elastica), Ficus benjamina, Ficus lyrata: la savia de estas especies de ficus es tóxica en estado natural.

  • Flor de Pascua o Estrella federal (Euphorbia pulcherrima): todas las representantes del género Euphorbia contienen sustancias de alta toxicidad.

  • Hiedra (Hedera helix): las hojas y frutos son altamente intoxicantes.

  • Melia, Arbol del paraíso (Melia azedarach): las hojas y flores son tóxicas.

  • Ranúnculos (Ranunculus spp.): alta toxicidad si se consume cualquier parte de la planta; afecta el sistema nervioso.

  • Ricino (Ricinus communis): las semillas son tóxicas. Sobre este arbusto no se posan los pájaros.

  • Tejo (Taxus baccata): contiene ácido prúsico, el veneno tantas veces mencionado en las historias de Agatha Christie.

  • Vinca (Vinca sp.): las representantes de este género contienen sustancias tóxicas en las hojas y flores.

    --------------------------------------

    Plantas tóxicas: identificar la planta tóxica