Consejos de riego de plantas

  • El riego automático con programador es el sistema más recomendable para regar un jardín.


  • Un sistema de riego automático va solo. Lo programas cada cierto tiempo y él solo abre y cierra el riego los días de la semana que tú le indiques y a la hora que tú prefieras.



  • El riego automático posibilita regar de noche o al amanecer. A esas horas hay menos viento, se pierde menos agua por evaporación y hay más presión en la red.

    Difusores

  • Los difusores son similares a los aspersores, pero más pequeños. Tiran el agua a una distancia de entre 3 y 5 metros, según la presión y la boquilla. Los difusores se usan para regar zonas estrechas y los aspersores para las zonas más amplias.

  • Cuando se monta un riego, los aspersores y difusores hay que situarlos con suficiente solape; no intentes separarlos más de lo recomendado para ahorrarte un par de aspersores o algunos difusores. Siempre hay que ir del lado de la seguridad.

  • Disponlos de tal manera que ningún aspersor o difusor moje las paredes de la casa porque aparecerían humedades en dicha pared.

  • Si no pulverizan bien, quizás estén atascados por tierra. Limpia el filtro y la boquilla, que se desmontan fácilmente.

    Electroválvulas

  • Si salta el riego cuando no tiene por qué, limpia de restos de arena o piedras las electroválvulas porque la junta de la membrana estará obstruida.

    Riego por goteo


  • El riego por goteo ahorra agua y mantiene constante la humedad.

  • El inconveniente del riego por goteo es que los emisores se atascan, especialmente por la cal del agua. Se pueden desatascar con una aguja revisando gotero por gotero (si es posible). Se puede usar en plan casero, vinagre, salfumán o mejor ácido cítrico (es barato, no peligroso e incluso comestible). Si son goteros desmontables, es mejor que los quites y los metas en una solución de ácido hasta que desaparezca la cal y luego los vuelves a poner.


  • En árboles ornamentales y frutales, se colocan varios puntos de goteo alrededor del tronco. Para un árbol pequeño, 2 emisores, y para un árbol grande, 4 ó 6.

  • En arbustos, rosales o setos los goteros suelen distanciarse a unos 50 cm. entre uno y otro en la línea.

  • Para jardines, balcones o espacios pequeños, existen kits de goteo fáciles de montar y de uso simple.

  • Frecuencia de riego por goteo. Ejemplo: hay quien riega en verano 3 ó 4 veces durante 5 minutos y obtiene buenos resultados.

    Trucos de riego

  • Elige plantas resistentes a la sequía.

  • No riegues a pleno día porque se evapora cerca de un 30% del agua. Riega por la mañana temprano o al anochecer.

  • Aprovecha los días de lluvia para recoger agua con cubos. El agua de lluvia está exenta de cal y es ideal para todo tipo de plantas, en especial las acidófilas, como Azalea, Brezo, Hortensia, Gardenia, Rododendro, Fucsia, etc.

  • Para bajar el pH del agua lo mejor es el ácido cítrico. Prepara un bidón de unos 50 litros. Echa una cucharada de ácido cítrico para esos 50 litros más o menos y remueve bien. Ya tendrás un agua ácida. Puedes medir el pH con tiras de papel indicador de venta en farmacias para comprobarlo.

  • Si el agua es salina, descártala para el riego. Si el agua es ligeramente salina puede valer, pero elige plantas tolerantes a la sal.

  • Si azotan vientos secos riega más porque se deshidratan los vegetales.

  • Las plantas que provienen de vivero están acostumbradas a bastante agua. Por tanto, los primeros 20 días hay que regarlas casi a diario e ir reduciendo el riego poco a poco hasta una dosis normal.

  • La escasez de agua tiene solución, pero el exceso no.


3.5 de 5 estrellas basado en 2 valoraciones.
5 estrellas
1 votos
2 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Cómo regar las plantas


Más información en el Archivo:

 



Otros artículos sobre AGUAS Y RIEGO:



Ver todos los artículos publicados en el Boletín