Substratos con sales en macetas

  • Los substratos o los suelos se dice que son salinos cuando contienen una cantidad excesiva de determinadas sales.


  • El síntoma típico de salinidad son plantas que parece como si les faltara el agua y las puntas quemadas, marrones y hojas bajas amarillas.


  • Si aparecen en la superficie sales blancas (eflorescencias salinas) es un síntoma muy patente, ya sería bastante alta en este caso.

  • Es bueno disponer de un instrumento medidor de salinidad para comprobar cada cierto tiempo el contenido en sales del substrato.

  • Un truco para saber si un substrato o suelo es salino consiste en sembrar unas cuantas judías; si salen y se ponen las hojas de color púrpura en lugar de verde, es que es un suelo salino. La judía es muy sensible a la salinidad y sirve como "planta indicadora".



    ¿Qué hacer?

  • Para prevenir, se aconseja lavar o lixiviar el substrato una vez al mes o cada mes y medio para evitar la acumulación de exceso de sales, sobre todo si no se ha cambiado de maceta desde hace tiempo.


  • El lixiviado consiste en regar abundantemente (echar un volumen de agua superior al de la maceta) y dejar que escurra el agua por el agujero de drenaje arrastrando las sales acumuladas.

  • Si el nivel de sales es muy alto, o la maceta no tiene drenaje, trasplanta a otro recipiente un poco mayor con substrato fresco, nuevo.

  • A las plantas recién compradas es conveniente hacerles un lavado de sales la primera vez que se riegan porque pueden traer exceso de sales o exceso de fertilizantes del vivero o centro de jardinería.


  • Independientemente de las sales, cada año o cada dos años, según la especie, cambia la maceta por una un poco más grande. Esto provocará un crecimiento frondoso porque las raíces dispondrán de un mayor volumen de tierra y por tanto, crecerá más.

  • Si no la cambias a una maceta mayor es conveniente sustituir el compost de la capa superior de tierra (entre 2 y 4 cm) por otro fresco.

  • Transplanta las plantas delicadas todos los años para evitar los efectos de la salinización del substrato. Son muy sensibles a la salinidad que provocan los fertilizantes químicos las siguientes: Azalea, Camelia, Alegría del hogar, Cineraria, Petunia, Helechos, entre otras.


  • En las macetas, la aplicación continua de fertilizantes es peligrosa: el substrato termina salinizándose. Por tanto, no abones tanto las macetas porque salinizarás la tierra y la planta se "quemará".

  • No riegues con aguas salinas, por ejemplo, ciertas aguas de pozos.

  • Hay plantas resistentes a la salinidad. Por ejemplo, aguantan mucho acacia, aligustre, el palmito, palmera canaria, palmera Wachintonia, el palmito elevado (Chamaerops), buganvilla, hiedra, muchos cactus y suculentas, beaucarnea, cica, drácena, cotoneaster, drago, evónimo, junípero, lantana, laurel, mirto, fornio, pitosporo, romero, tuya, durillo, yucas, gazania, lavanda, santolina…


0 de 5 estrellas basado en 0 valoraciones.
Mi valoracion:

Sales en los sustratos


Agua salina para regar plantas


Ver todos los artículos publicados en el Boletín