Floricultura: 30 flores

  1. Agapanto



    Necesita temperaturas bajas para florecer. Al sol dan más flores. No son muy resistentes al frío. Problemas por exceso de agua. Trasplantar cada 2 ó 3 años.



  2. Agerato



    Realizar un despunte en los primeros brotes florales al objeto de forzar a la planta a ramificarse y a florecer más abundantemente. Si se podan los tallos cuando florecen por primera vez las plantas volverán a dar flor a comienzos de otoño. Sensible a araña roja, que decolora y seca el follaje. Mantener humedad ambiental alta y a síntomas de araña roja aplicar acaricida.

  3. Alegría de la casa o Impatiens



    Planta anual. Si la temperatura es elevada proporcionarle una atmósfera húmeda, pero evitar las pulverizaciones sobre hojas y flores colocándola sobre una bandeja con guijarros mojados. Si presenta tallos despoblados se puede podar. No tolera el pleno sol del mediodía. Sensible a pulgón y araña roja.

  4. Althea



    Están consideradas como vivaces, pero en muchos jardines se cultivan como bienales. Colocar en un sitio que no dé el sol directamente es mejor. Hongos en primavera provoca la caída de hojas prematuramente.

  5. Amarilis (Hippeastrum)



    Es el bulbo que se adapta mejor al interior. Los bulbos de buen calibre son los que proporcionarán grandes y vistosas flores. La plantación se puede llevar a cabo desde otoño a primavera (en el Hemisferio Norte, de octubre a abril). Sin enterrar demasiado el bulbo, es mejor dejar 1/3 del bulbo sin cubrir de sustrato. Se pone en un sitio cálido de la vivienda y que nunca quede el sustrato seco, regando más cuando aparezca la vara floral. Cuando las hojas estén secas y lacias cortar a ras de la tierra y el bulbo debe descansar 2 meses en lugar seco, oscuro y fresco. Dejar en la misma maceta pero sustituir la capa de sustrato por otro fresco. Cuando empiece a brotar necesitará más luz y calor. La vida media de los bulbos se aproxima a los 70 años.

  6. Aster



    Se agota enseguida, y por eso es preciso renovarlos con frecuencia, dependiendo de cada especie, cada 4 ó 5 años es lo normal, pero hay excepciones, como los Aster Nueva-Bélgica, que precisan ser divididos cada año para evitar que se vuelvan invasores.

  7. Astilbe



    Requiere suelos muy húmedos, en donde el exceso de agua no le perjudica; cultivar en suelo seco lleva al fracaso. Dividir los macizos cada 3 años, ya que su floración disminuye al envejecer.

  8. Azucena (Lilium sp.)



    Los bulbos son muy susceptibles a secarse y nada más recibirlos hay que plantarlos. Enterrar los bulbos a 15 cm en primavera. Poner tutores en las variedades de gran desarrollo para que el viento no las dañe. Se aconseja entresacar los bulbos cada 3 ó 4 años y volver a replantarlos para así obtener más plantas. Separar los nuevos bulbos que aparecen junto al original, colóquelos en un recipiente lleno de turba en un rincón protegido del frío, para plantarlos a final de invierno o principios de primavera. Proteger los brotes tiernos de las heladas.

  9. Banderilla (Salvia splendens)



    Necesita emplazamiento protegido y riego diario en verano. Sensible a pulgón y mosca blanca.

  10. Begonia semperflorens



    Anual de semilla. No plantar a pleno sol. Regar 1 vez por semana al menos y despuntar periódicamente los tallos más desgarbados en verano (en Hemisferio Norte en agosto) para prolongar su vigor y floración. Sensible a heladas y enfermedades fúngicas.

  11. Boca de dragón o Dragonaria (Anthirrinum majus)



    Planta usada como anual. Sensible a hojas y al exceso de humedad. Pleno sol. No resiste heladas intensas. Riego moderado, sin encharcar. Abonar cada 15 días con un buen fertilizante. Plagas y enfermedades: roya, oidio, moho gris (botrytis), pulgones y arañar roja.

  12. Cala



    Después de la floración se debe mantener completamente seca para que descanse.

  13. Calendula officinalis



    Muy resistente a plagas y enfermedades.

  14. Caña de las Indias (Canna indica)



    Se plantan los rizomas en suelo bien drenado en primavera o principios de verano. Al cabo de 4 ó 5 años se pueden dividir los rizomas. Puede vivir sobre el terreno sin degenerar durante muchos años.

  15. Capuchinas (Tropaeolum majus)



    Suelo húmedo, pero bien drenado. Exposición sol-sombra. Prefiere sitios abrigados. No abonar en exceso, ya que se formarían demasiadas hojas. Sensible a virus y pulgones. Vigilar al pulgón.

  16. Ciclamen (en interior)



    Quiere ambiente fresco y humedad ambiental alta (maceta sobre guijarros mojados). Cuando más baja sea la temperatura, más durarán las flores. Se trata como anual, aunque puede durar años. Es muy sensible al exceso de agua. Se debe regar por abajo, con un plato, 2 veces por semana. Abono líquido cada 15 días durante el crecimiento y la floración. Se puede sacar el bulbo a final de primavera, dejarlo en reposo en verano y a final de agosto (verano) plantar en el exterior hasta mediados de otoño y llevar de nuevo a casa.

  17. Clavel



    Heladas a 0ºC produce daños en flor y -4ºC produce pérdida total. Es un cultivo exigente en agua. Estiércol u abono orgánico de fondo. Se plantan esquejes enraizados. Pinzado para obtener varios tallos. El desbotonado consiste en eliminar botones de flor para no emitir flores laterales y sea más grande la principal. Se suele hacer poco antes de la recolección por la mañana. Su principal enemigo es el trip. Otros problemas: roya, virus, araña roja y pulgones.

  18. Clivia



    Requiere un reposo de 2 meses en invierno dejándola casi seca en lugar fresco. Soporta la penumbra, no el sol. Interior fresco, sin calefacción. Le conviene una maceta pequeña para tener las raíces apretadas, lo contrario de lo habitual.

  19. Crisantemo



    Planta de día corto, más de 14 horas de oscuridad para florecer. La temperatura no debe bajar nunca de 8ºC porque no se produce la inducción floral. No tiene pinzado y el desbotonado es sólo del último.

  20. Dalia



    A la sombra sus flores no se desarrollan bien. Preparar bien con abono orgánico el suelo antes de plantar, con turba, estiércol o mantillo. Plantación principalmente a principio de primavera. Aprovechar el momento de la plantación para colocar tutores entre los bulbos. Durante los primeros meses de la plantación los riegos deberán ser moderados, evitando que los tubérculos se encharquen; después se riega más. Abono cada 15 días. Luego se sacan los tubérculos para que pase el invierno en paja o viruta en lugar sombrío y fresco, aunque la calidad de las flores no será igual, pero se puede seguir cultivando 3 ó 4 años sin dificultad. Durante las primeras semanas vigilar la presencia de caracoles y babosas que acuden a los brotes recién nacidos a alimentarse.

  21. Digital (Digitalis purpurea)



    Son mejores cuando se cultivan como bienales en vez de como vivaces.

  22. Espuela de caballero (Delphinium cultorum)



    Muy vulnerables a caracoles y babosas y el viento puede troncharlo. Propensa el hongo Mildiu. Podar a nivel del suelo tras la primera floración y en otoño.

  23. Flox (Phlox sp.)



    Si el follaje decae y se entristece, puede ser por un ataque de nematodos en las raíces.

  24. Gazania



    No plantar a la sombra. Riego moderado, sin encharcar para que no aparezca el moho gris (Botrytis). En las regiones mediterráneas son vivaces pero con 3 ó 4 años se estropea. No soporta los inviernos duros ni el exceso de agua.

  25. Gerbera



    Si el follaje amarillea, disminuir los riegos. En los climas fríos cuando llega el otoño volver a colocar las macetas al abrigo, ya que es posible que florezcan durante una buena parte del invierno.

  26. Gladiolo



    Los cormos se plantan a la llegada de la primavera y florece en verano. Durante el cultivo que no le falta agua, en especial cuando aparezca la vara floral, porque podría abortar y no dar flores. Colocar tutores en el momento de la plantación (unos 5-8 cm). Se recomienda a los aficionados adquirir bulbos nuevos todos los años.

  27. Lavanda o Espliego (Lavandula angustifolia)



    Necesita terreno calcáreo, algo seco y muy soleado. Resiste todo tipo de plagas y enfermedades, pero no soporta estar a la sombra, donde sus hojas acaban marchitándose o en un terreno demasiado pesado y compacto (arcilloso) en invierno frío y húmedo. Por debajo de -7ºC sufren daños por hielo salvo Lavandula stoechas (Cantueso). Las plantas pueden vivir 6 años.

  28. Lirios (Iris sp.)



    Los Iris se dividen en los que crecen a partir de rizomas y los de bulbo (más numerosos). Un principio fundamental es permitir que el bulbo o el rizoma se seque del todo y permanezca en estado latente. Los riegos durante este periodo son perjudiciales para muchas de las variedades. Cada 2 ó 3 años se han de desenterrar los rizomas en otoño y limpiar los arriates antes de reemplazarlos.

  29. Lupinus



    No tolera la cal, es su debilidad, no plantar en suelo calizo.

  30. Margarita (Leucanthemum vulgare maximum)



    No le gusta el terreno arcilloso. Un corte después de la primera floración a ras del suelo con las flores pasadas dará lugar a una segunda floración.


0 de 5 estrellas basado en 0 valoraciones.
Mi valoracion:

Elección de flores perennes, vivaces y de temporada


Más información en el Archivo:



Otros artículos sobre CONSEJOS SOBRE PLANTAS:



Ver todos los artículos publicados en el Boletín