Problemas de 10 plantas

  • Abeto con problemas



    Acusan la sequedad del aire y el calor.

    Quizás el abeto no venía bien preparado del vivero; trasplantado antes de tiempo de la tierra, con daños en raíces...

    Exceso de agua, por ejemplo, si está en el césped (riego diario) y el suelo es arcilloso. Mira a ver si está enfangada la base. En tal caso, o riegas menos o tendrás que trasplantarlo a otro sitio (es complicado el trasplante).

    Orugas de la Mariposa monja (Lymantria monacha), en fase de oruga, devora las hojas de los Abetos, Picea y Pinos, debilitándolos y favoreciendo el ataque de barrenillos y otras plagas.



  • Morera con hojas amarillas



    Si no es por necesitar riego, puede ser falta de hierro. Aplicar un fertilizante especial llamado quelatos de hierro, rico en este elemento y asimilable por las raíces en suelo calizo. Reverdecerá.

  • Ciprés



    En Ciprés es frecuente en la Región Mediterránea un hongo llamado Seiridium, que causa enormes daños en setos. Ante él, lo que se puede hacer es tratar con fungicidas preventivos para que no infecte, puesto que una vez entra en las ramas ya no le hacen nada los productos. Cuando tenemos una planta infectada hay que cortar todo lo dañado por la parte sana y tratar preventivamente con fungicida el resto del seto.

  • Pino con Barrenillo



    El barrenillo es un escarabajo muy pequeño que come madera debajo de la corteza. Se ven en el tronco y ramas agujeritos. Arrancando un trozo de corteza de las zonas enfermas muestra unas galerías serpenteantes.

    Aplicar productos no tiene buena eficacia porque no alcanza donde está el insecto, que se encuentra refugiado bajo la corteza. Vigoriza las plantas regando y abonando. Ten en cuenta que los barrenillos y el taladro sólo ataca a árboles debilitados por sequía o por heladas, no a los que están fuertes.

  • Tuya: posibles problemas



    Riego escaso o riego excesivo. Estas plantas son sensibles a hongos del suelo y sustrato como Phytophthora, que se activan cuando hay mucha humedad y colonizan las raíces.

    Cochinillas. Son unas escamitas oscuras o como bolitas de algodón (es otra especie). Insecticida y eliminar con un trapito o algodón a mano lo que se pueda.

  • Laurel



    Tratar de forma preventiva la Cochinilla (muy frecuente en laurel) y también el Pulgón. Estos dos insectos excretan un líquido azucarado sobre el que se asienta un hongo llamado Negrilla, que hace que se vean las hojas ennegrecidas.

  • Jazmín: amarilleo y caída de hojas



    Falta de agua, que haya pasado sed. O todo lo contrario: exceso de agua y las hojas se vuelven amarillas. En este caso deja de regar.

    Que esté ubicado en un sitio con poca luz natural.

    Falta de hierro. Aplicar un fertilizante especial llamado quelatos de hierro, rico en este elemento.

  • Lantana o Banderita española con hojas amarillas



    Es normal que algunas hojas se vayan cayendo tras periodos secos. Es una reacción de la planta, pero luego se recupera. Si pierde mucho follaje se le da una poda fuerte (la admite perfectamente) y rebrotará con fuerza.

  • Clavel



    Cuidado con las tierras arcillosas que drenan mal y se pudren las raíces del clavel.

    Tienen varias plagas como araña roja, trips, unos gusanitos verdes de 2 centímetros que comen hojas, etc.

    Cuando finalice la floración del clavel, puedes hacer una poda drástica.

  • Césped



    Exceso de riego, especialmente si el suelo es arcilloso. Donde se acumula agua amarillea.

    Riego no uniforme, es decir, que no cae en ciertas zonas o lo hace en menor cantidad. Ajusta los aspersores y coloca más si es necesario. El viento perjudica la uniformidad del riego.

    Falta de abono: el crecimiento intenso pide fertilizante.

    Hongos del césped.


5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Problemas varios de las plantas


Más información en el Archivo:



Otros artículos sobre CONSEJOS SOBRE PLANTAS:



Ver todos los artículos publicados en el Boletín