Fumigación de plagas y hongos con seguridad



  1. Lee la etiqueta del producto y las medidas de precaución que recomienda el fabricante antes de comenzar la fumigación.

  2. Almacena los productos en un lugar ventilado, oscuro, fresco y sin humedades.

  3. Las mezclas y carga de mochila debes hacerlas al aire libre.

  4. Respeta las dosis indicadas del producto.

  5. Usa ropa destinada únicamente para fumigación.



  6. Usa botas y guantes de goma, gafas, caretas o mascarillas especiales para fumigación.

  7. Durante la aplicación no fumar, ni comer, ni beber.

  8. Los tratamientos debes efectuarlos cuando no haya viento. Si hubiera una ligera brisa, se daría el tratamiento de espaldas a ésta. Tampoco lo realices con altas temperaturas. Por ello, las mejores horas para fumigar son por la mañana temprano.

  9. Evita espectadores invitados a la fumigación.

  10. Tras el tratamiento haz desaparecer el líquido sobrante (pero no sobre las plantas).

  11. Lava bien la mochila y los equipos utilizados: ropa, guantes, etc.

  12. Lávate con abundante agua y jabón las manos y cara tras la fumigación.

  13. En caso de intoxicación grave acude al médico o contacta con el Instituto Nacional de Toxicología.


5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Tratamientos fitosanitarios


Más información en el Archivo:


Otros artículos sobre FITOPATOLOGÍA:



Ver todos los artículos publicados en el Boletín