Trucos sobre macetas

  • Maceta de terracota y de barro



    A través de sus paredes porosas la tierra puede liberar agua en exceso, que en las de plástico permanece estacada.

    Además, las macetas de terracota permite mantener la raíz a la temperatura justa, evitando peligrosas variaciones térmicas.



  • Drenaje



    Siempre es bueno en cualquier tipo de maceta que tenga buen drenaje, para que no se le quede el agua estancada a la planta.

    Se debe de poner en el fondo una capa de piedras blancas, tierra volcánica de un tamaño medio, corteza de pino o cualquier otro material que deje pasar el agua.

  • Tamaño de la maceta

    Nunca debemos poner un macetero demasiado grande, ya que perjudicamos a la planta, porque recibe mucha mas cantidad de agua y nutrientes de las que puede absorber.

  • Cubre-macetas



    Los cubre-macetas son maceteros cuyo esmalte es tanto interior como exterior, de aspecto muy fino y elegante, son ideales para decoración en interiores, oficinas, etc.

    En este tipo de macetero no se puede plantar directamente, pero es muy útil para cubrir a otro macetero cuya imagen no sea tan vistosa.

  • Plato debajo de maceta



    Prestar atención siempre al plato de terracota que se le pone a la planta ya que muchas veces lo ponemos para no manchar el suelo, y resulta que la mayoría de platos de terracota rezuma el agua, por lo tanto, puede mancharnos el suelo y dejar marcas que luego serán muy difícil de quitar. Asegúrate de comprar un plato que no rezuma y si tienes dudas, de plástico.

  • Sustratos

    Siempre se debe usar una buena tierra o sustrato.

    En la actualidad hay sustratos universales y otros mucho específicos para cada tipo de planta.

  • Macetero de piedra: cómo eliminar la suciedad

    Para limpiarlo se coge un pulverizador resistente y con algún producto químico fuerte como puede ser agua fuerte, por ejemplo. Se pulveriza toda la jardinera; posteriormente se lava con abundante agua a presión.

    Mucho cuidado al pulverizar que no caiga producto ni en la tierra ni a la planta.

  • Eliminar las sales de las paredes

    El problema se puede resolver lavando la maceta con una solución de agua y ácido clorhídrico al 10%, y enjuagando luego muy bien.

  • Eliminar el verdín de las paredes

    Normalmente suelen ser musgos y líquenes. Otorgan al conjunto un aspecto antiguo. Si las quieres eliminar, es suficiente con lavar muy bien la maceta con agua y lejía, sin necesidad de quitar la planta.


5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:



Otros artículos sobre MACETAS Y JARDINERAS:



Ver todos los artículos publicados en el Boletín