Ajardinamiento con pocos cuidados



  • Elige especies que procedan de zonas climáticas secas, requerirán poco mantenimiento.

  • Estas plantas no deben mezclarse con céspedes o plantas que requieran mucho riego.

  • Un ajardinamiento para bajo mantenimiento sería:

    - Hacer una buena preparación del terreno, labrando, sacando hierbas y abonando con materia orgánica tipo estiércol.

    - Tendido de líneas de riego por goteo.

    - Cubrir el suelo con una tela antihierbas o film de plástico agujereado.

    - Plantación.

    - Recubrir la superficie con alguno de estos materiales: cortezas de pino, gravas, marmolina, triturado de teja roja, piedra volcánica roja o negra, sauló…



  • El único problema de este tipo de ajardinamiento es la inversión inicial, pero merece la pena.

  • Cultiva en suelos y substratos con un excelente drenaje (que no se encharquen).

  • Los riegos en verano deben ser muy espaciados.

  • Una malla de sombreo, árboles de sombra, trepadores, etc., evitan la deshidratación de las plantas.

  • Abonar sólo en otoño-invierno, nunca en primavera-verano (favorece el crecimiento exuberante y por tanto, más consumo de agua), y hacerlo con nutrientes orgánicos.

  • No podar cuando estén vegetando.


4.5 de 5 estrellas basado en 2 valoraciones.
5 estrellas
1 votos
4 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Jardines sostenibles, xerojardines, jardines de bajo consumo de agua


Más información en el Archivo:



Otros artículos sobre
DISEÑO DE JARDINES Y PAISAJISMO:


Ver todos los artículos publicados en el Boletín