Usos de las plantas aromáticas

1. Repelentes de insectos



La Lavanda ahuyenta las polillas de los armarios y los perfuma a la vez.

Una naranja con clavos incrustados repele las moscas de la casa.



2. Ambientadores



Se pueden perfumar las habitaciones directamente con las hojas y flores: unas ramitas de Romero o Lavanda, por ejemplo.

Para que duren todo el año, se pueden hacer cajas de perfumes, cuencos de porcelana o cojines de hierbas de tela mezclando pétalos de flores y hojas de plantas aromáticas secas. Por ejemplo: Caléndulas, Rosas, Albahaca, Lavanda...

Para hacerlos puedes emplear diferentes especies. Ejemplo de mezcla:

- Hojas secas de Hierbaluisa y de Lavanda.

- Pétalos de rosas.

- Flores de Romero y flores olorosas variadas (Jazmín, Madreselva, Naranjo, Limonero).

Añade una cáscara de limón a la mezcla y se mantendrá el olor más tiempo. O un fijador para mantener el aroma, por ejemplo, hecho a base de raíz de Lirio. La dosis más conveniente es de unos 30 gr. por cada ocho puñados de flores.

Guarda la mezcla de 4 a 6 semanas, sacudiendo el frasco de vez en cuando, para que los aromas se entremezclen bien. Al cabo de este tiempo, se puede transferir el contenido a un cuenco grande, para aromatizar una habitación.

Un popurrí fragante para perfumar el salón o los dormitorios.



¿Cómo hacer un 'popurrí'?

  1. Recolecta hojas y flores por su belleza (pétalos de Borraja, Salvia, Camomila, Clavel, Caléndula) y otras, como la Lavanda, por su perfume.

  2. Cuando estén secas, clasifícalas por color y almacénalas en tarros herméticos de boca ancha.

  3. Por cada 5 tazas de flores, pétalos y hojas, pon 1 cucharada sopera de especies molidas, tales como canela o jenjibre, y agrega una pizca de clavo molido.

  4. Añade después 2 cucharadas y media de fijador, que puede ser sal, y 3 gotas de aceite esencial de Rosas, de Romero, de Limón o una mezcla de varios.

  5. Agita bien todo, cierra el tarro y déjalo reposar de 8 a 10 semanas, agitando y removiendo varias veces a la semana.

  6. Una vez pasado este tiempo, los aromas se habrán mezclado y ya puedes distribuir la mezcla por cestillos, copas decorativas, saquitos...
Es una bella y sencilla manera de perfumar el interior con nuestras propias plantas.


5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Aceites esenciales, alambique y destilación


Más información en el Archivo:

Ambientadores y jabones hechos con hierbas y flores aromáticas


Más información en el Archivo: