Bulbos y tubérculos en el jardín



  • Un buen drenaje es el primer requisito para plantar bulbos. En los suelos húmedos se pudren los bulbos.

  • Planta en una zona soleada, aunque hay bulbos que prosperan a media sombra.

  • La profundidad debe ser 2 ó 3 veces la altura del bulbo. Por ejemplo, si el bulbo mide 4 cm debe plantarse a una profundidad de mínima de 8 cm, nunca menos.

  • Es más bonito los grupitos por el jardín, como manchas.

  • Si hay heladas fuertes es aconsejable cubrir el suelo con cortezas de pino, paja, hojas o compost.



  • Es aconsejable aportar fertilizantes 3 veces a lo largo del año. La primera dosis en la primavera y la última dosis al final del verano.

  • Los Tulipanes se dejan hasta que la hoja amarillee. Así al bulbo le dará tiempo a engordar. Luego se sacan y se guardan en un lugar fresco, oscuro y seco hasta la próxima plantación, por ejemplo, en una caja de madera en el garaje.

  • Además de los conocidos bulbos que florecen en primavera y se plantan en otoño (tulipán, narciso, jacinto, crocus, etc.), también hay bulbos y tubérculos que se plantan en primavera y florecen en verano.


5.0 de 5 estrellas basado en 2 valoraciones.
5 estrellas
2 votos

Mi valoracion:

Cultivo de bulbosas


Más información en el Archivo: