Cactus y otras suculentas



  • ¿Qué luz necesitan? Lugar con mucha luz, aunque el sol directo todo el día podría provocar quemaduras en especies delicadas. Lo mejor es sol una parte del día, al menos unas 5 ó 6 horas de sol, de mañana o de tarde.

    Cactus grandes toleran más sol que los pequeños.



  • ¿Qué temperatura necesitan?

    Dependerá de las especies, pero en general, si la temperatura baja de +5ºC, muchas Suculentas, sobre todo las que provienen de zonas tropicales, pueden morir.

    Los cactus en su hábitat natural, por las noches, las temperaturas alcanzan algunos grados bajo cero.

    Cuando el termómetro baje de 10º-15º C es muy importante conservar el substrato de las macetas totalmente seco. Por tanto, si tienes cactus en macetas en el jardín, es aconsejable disponer de un sitio que no se mojen con la lluvia, una zona cubierta con algún material traslúcido como un techo de plástico. Además el techo resguarda del frío, aunque en climas con heladas fuertes no es suficiente protección y hay que meter dentro de casa o en un invernadero.

  • ¿En qué consiste la invernada?



    Para garantizar la floración de los cactus, conviene dejar la planta en estado de reposo durante el invierno, reduciendo al mínimo los aportes de agua y nada de abono.

    Hazlas invernar dentro de casa en un sitio fresco y luminoso, por ejemplo el dormitorio. Por ejemplo, la pequeña Lobivia silvestrii (o Chamaecereus silvestrii) sólo florecerá si ha soportado un golpe de frío durante el invierno.

    Una vez terminado el reposo, evita sacar las plantas de golpe al sol tras pasar el invierno a cubierto. Si ha estado en penumbra corre el riesgo de quemaduras irreversibles. Finalmente, no debes retomar la fertilización hasta avanzada la primavera.

  • ¿Cómo debe ser el substrato para cactus y Suculentas?



    Venden unos preparados que se les suele llamar "Sustrato para cactus". Sólo hay que tener en cuenta que vienen poco abonados por lo que se les debe añadir fertilizantes minerales.

    La otra opción es hacerte tu propia mezcla. Lo fundamental es que el substrato nunca quede encharcado. Se recomienda que el 50% de la mezcla sea arena de río lavada y gruesa, el otro 50% entre turba negra y perlita. Se debe añadir a este sustrato abono, por ejemplo, uno de lenta liberación.

    La mencionada arena de río lavada y gruesa no es fácil de encontrar en el comercio, pero es la ideal. La arena de la construcción no es recomendable por su contenido alto en caliza, sales y poca aireación al tener granos gordos y finos.

    Para cactáceas epifitas, las que brotan en los árboles de las selvas tropicales, usa un sustrato convencional para plantas de interior.

    Finalmente, ciertas plantas crasas (Ágaves, Euforbias, Compuestas y Aizoáceas) son bastante indiferentes en cuanto a la composición de la mezcla, con la condición de que drene bien.

  • Macetas



    Para el exterior, donde no podemos controlar el riego en el invierno, conviene que las macetas sean de barro o terracota u otro material transpirable. De esta manera, facilitamos la pérdida más o menos rápida de la humedad del substrato.

    No proporciones a la planta una maceta excesivamente grande, ya que ésta acumulará más humedad.

    Conviene sustituir tanto en la parte superior como en la inferior de la maceta, dos centímetros de substrato por algún tipo de árido de grano grueso, de unos 10 mm. como mínimo, para evitar la posible podredumbre de la planta. Con un taladro haz varios agujeros más de drenaje a la maceta para facilitar la salida del agua.

    Para casa o en invernadero son buenas las macetas de plástico.

    Se pueden adornar las macetas con rocas volcánicas, cantos rodados o grava en la superficie.


5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Cactus


Suculentas no cactáceas