Mantenimiento del césped



  • Las especies de césped se clasifican comúnmente en dos tipos: de clima cálido y de clima frío.

  • El césped de clima cálido se aletarga en otoño e invierno por el frío y resisten la sequía. Ejemplos: Bermuda, Hierba Bahía, Gramón o Hierba de San Agustín, Zoysia…

  • El césped de clima frío se mantiene verde por debajo de 0ºC. Se aletarga en el verano.
    Tiene hojas más largas y más finas. Ejemplos: Agrostis, Festuca, Raygrass, Poa…

  • El césped está contraindicado en Jardinería Ecológica porque requiere un alto mantenimiento: riegos, abonados, siegas, perfilados, aireados, escarificados, resiembras, control de plagas y hongos.

  • Hay otras alternativas al césped para cubrir el suelo: plantas tapizantes, masas de arbustos, cortezas de pino, gravas, áridos decorativos, pavimentos…

  • Debajo de un árbol, el césped tiene que competir por agua, sustancias nutrientes y luz solar, siendo una zona problemática. Puedes elegir entre diversas variedades de césped para sombra o que la zona de debajo del árbol quede libre de césped.



Consejos para cuidar el césped

  1. Riego

  2. Siega

  3. Abonado

  4. Escarificado y aireado

  5. Perfilado

  6. Malas hierbas

  7. Plagas y enfermedades

    Riego



  • Riega más o riega menos y ve ajustando la dosis.

  • Un césped que está a la sombra o que está protegido del viento, requiere menos riego que otro que está a pleno sol todo el día y además expuesto a vientos fuertes y secos.

  • Si el suelo es arenoso hay que regar más que si fuera arcilloso, que retiene más agua.

  • Si es un césped que lo hemos "acostumbrado" a que viva con poca agua tendremos que regarlo mucho menos que otro acostumbrado a un riego continuo.

  • Debes evitar regar las horas centrales del día, cuando hace más calor. Riega a primeras horas de la mañana o al atardecer. O, si tienes riego automático, también por la noche.

    Siega del césped


  • Lo normal es segar:

    - En verano 1 vez por semana.
    - En invierno 1 vez al mes.
    - En primavera y otoño 2 ó 3 veces al mes.

  • No cortes el Césped cuando esté mojado.

  • Las cuchillas tienen que estar bien afiladas, si no, dejan flecos en los extremos de las hojas.

  • Si se ha producido un ataque de hongos, limpia la carcasa y cuchillas con un fungicida en disolución.

    Abonado o fertilización del césped


  • Los céspedes deben abonarse cada año.

  • La cantidad de fertilizantes a aportar a un césped depende de muchos factores y lo ideal sería estudiar cada caso en particular: análisis del suelo, clima, tipo de césped, uso que tiene, etc., y ajustar la dosis en consecuencia.

  • Como media, un césped necesita en todo un año unos 12 Kg de Nitrógeno por cada 1.000 m2.

  • Si se reparte en 3 aplicaciones en el año, serían 4 kg de Nitrógeno cada vez para esos 1.000 m2.

  • Ojo cuando hablamos de kilos de NITRÓGENO es muy diferente a kilos de FERTILIZANTE, es decir, a bolitas. Por ejemplo, en el saco del fertilizante que compres te indicará unos números como estos: 12-24-12, 8-24-8, 20-10-5, 46-0-0... Significa la proporción que tiene de Nitrógeno, Fósforo y Potasio respectivamente. Por ejemplo, un fertilizante 15-15-15 significa que en 100 kilos de abono (2 sacos de 50 kilos cada uno), hay:

    * 15 kilos de Nitrógeno (el 15% de su peso es Nitrógeno).

    * 15 kilos de Fósforo (el 15% de su peso es Fósforo).

    * 15 kilos de Potasio (el 15% de su peso es Potasio).

    * y 55 kilos de otras cosas que no son ni Nitrógeno, ni Fósforo, ni Potasio.

  • Un programa sencillo y práctico para un césped familiar normal y corriente consistiría en 3 aplicaciones al año: una en primavera, otra en verano y otra en otoño.

  • Por ejemplo, si usas un fertilizante 15-15-15 (hoy no se suele usar mucho, se venden fórmulas para césped específicas, pero sirve como ejemplo y otra composición se saca igual por una regla de tres con los porcentajes que sean):

  • Aporta 30 gramos por metro cuadrado de fertilizante complejo 15-15-15 a mediados o finales de primavera, no al principio.

  • Aporta otros 30 gr./m2 de 15-15-15 a principios de otoño (final septiembre u octubre en el Hemisferio Norte).

  • En verano, sobre todo si ves que le falta verdor y decae o crece mal, aplica otros 30 gr/m2 de 15-15-15 o usa un fertilizante de efecto rápido como el Nitrato amónico, el Sulfato amónico o la misma Urea a razón de 20 gr/m2, dando un riego abundante posteriormente para evitar "quemaduras".

  • Para suelo arenoso son muy indicados los fertilizantes de lenta liberación que van liberando sus nutrientes poco a poco a lo largo de los meses reduciéndose las perdidas excesivas por lavado.

    ¿Cómo se aporta el fertilizante?

  • El abonado se hace después de cortar el césped.

  • Procura repartir la dosis lo más uniformemente posible para que en unos sitios no caiga mucho y en otros poco y evitar así excesos localizados que podrían producir "quemaduras" o sobrecrecimiento.

  • Es imprescindible un riego copioso tras el abonado para disolver en parte las bolitas y evitar posibles "quemaduras" como la de la foto.

    Aireado y escarificado del césped


  • Estas dos importantes labores son necesarias hacerlas en cualquier tipo de césped. Sin embargo, mucha gente no las conoce y no las llega a poner en práctica.

  • El aireado consiste en "pinchar" la tierra haciéndole muchos agujeritos. Su finalidad es oxigenar el suelo en profundidad (10 cm.).

  • El escarificado consiste en "arañar" superficialmente el terreno para romper y eliminar todo lo posible el fieltro. El fieltro es una capa fina de 1 ó 2 cm. de espesor que se forma en la superficie del suelo donde hay un césped. Es una masilla formada por tierra, restos de raíces y de hojas que se han ido acumulando ahí. Al ser bastante impermeable, impide que pase bien hacia las raíces el agua, los abonos y el aire. Además favorece el desarrollo de hongos. Por todas estas razones es necesario eliminarlo mediante una labor de escarificado.

  • El aireado rompe algo del fieltro, pero es menos eficaz para esto que el escarificado. Su misión es más para oxigenar el suelo en profundidad (hasta 10 cm.), mientras que el escarificado se queda en los 3 ó 4 cm. superficiales. Por tanto, para solucionar la compactación y eliminar algo de fieltro se hacen los AIREADOS. Para eliminar SOLO fieltro, se hacen ESCARIFICADOS.

  • Estas dos labores son muy beneficiosas para todo césped y se deberían hacer sistemáticamente cada año, si no las dos, al menos un escarificado en primavera. Lo ideal, en general, para un césped familiar sería:

    * Escarificados

    - Primavera: un escarificado. Imprescindible.
    - Otoño: otro escarificado, especialmente necesario si se forma mucho fieltro por el pisoteo intenso, por ser el suelo arcilloso...

    * Aireados

    - Primavera: un aireado. Muy recomendable.
    - Otoño: no es tan importante. Recomendable.

  • El aireado es menos necesario en un césped que se pisa poco o está en suelo arenoso. Si no todos los años, al menos, hacer uno cada 2 ó 3 años.

    Aireado


  • Para llevarlo a cabo tienes las siguientes herramientas:

    - Una horca de mano con 4-6 púas. Se va pinchando a intervalos más o menos regulares. Esto serviría para una superficie pequeña de Césped, puesto que resulta lento.

    - Una horca de mano con púas huecas. Se va pinchando y se sacan uno taquitos (tapones) de tierra de unos 10 cm. de longitud. Es mejor que la herramienta anterior; la otra hace el boquetito comprimiendo, pero ésta lo hace sacando tierra. También es lento.

    - Rulo de púas. Hay rulos, como los que se emplean para asentar la tierra después de sembrar el Césped, que llevan muchos pinchos soldados. Es más rápido que las horcas y se puede utilizar para un jardín de cualquier tamaño (las horcas son para superficies pequeñas). No son caros y es bueno tenerlos.

    - Finalmente, hay máquinas aireadoras muy profesionales ("máquinas sacabocados"), que se usan en los campos de fútbol y en los campos de golf. Piensa en la compactación que sufren los campos de fútbol para entender la necesidad de esta labor. Se airean 2 ó 3 veces al año.

    Escarificado


  • Es frecuente ver praderas con poco brío y amarillentas en grandes manchas. Muchas veces es por compactación del suelo y por el fieltro que tiene. La solución es pasar la escarificadora y abonar luego.

  • La escarificación del césped puede hacerse:

    - Manualmente usando un rastrillo: consiste en ir arañando enérgicamente con el rastrillo la superficie de la tierra. Si la extensión es pequeña es factible, pero en un jardín mediano o grande, no. Es un trabajo que cansa mucho. Además no rompe tan bien el fieltro.

    - Con una máquina escarificadora: es lo mejor. Esta máquina tiene un rodillo con varias cuchillas verticales que van "rajando", rompiendo la superficie del suelo y destrozando ese fieltro, esa capa impermeable que asfixia al Césped. También rompe bastantes raíces del Césped, pero no pasa nada puesto que se regeneran rápidamente.

  • Esta máquina, para usar únicamente en un jardín particular, no merece la pena comprarla. Por tanto, a menos que compres un modelo económico, alquílala para un día en un establecimiento que alquilen maquinaria de jardín.

  • Tras pasar la escarificadora, el Césped queda muy feo, como arrasado. No hay problema porque en una o dos semanas se habrá cerrado perfectamente y además estará regenerado y más vigoroso que antes.

  • Pasa el rastrillo de púas flexibles después de escarificar para recoger el "forraje" que ha dejado la máquina en la superficie.

    Recebo

  • Una vez hecho ya sea un escarificado o un aireado, es conveniente aportar fertilizantes químicos o hacer un recebo de arena sola o turba o mantillo o arena más estos materiales. Se recomienda aportar también un fertilizante químico para darle vigor en el rebrote.

  • Si quieres, puedes hacer también una resiembra ligera tras escarificar echando 10 ó 15 gramos por metro cuadrado de Ray-grass o Festucas; o bien 3 gr./m2 de Agrostis; o 8 gr./m2 de Poa, según las especies que tengas en tu césped.

    Perfilado


  • El perfilado de un césped o, comúnmente, "hacer los filos", consiste en recortar periódicamente los bordes de la pradera para mantener unos límites perfectamente definidos y limpios. Se hace por razones estéticas. Generalmente después de una siega.

  • Esta labor se puede hacer con las siguientes herramientas y máquinas:

    - Pala de jardinero o palín
    - Tijeras de mango largo
    - Desbrozadora de hilo
    - Máquina perfiladora o bordeadora

    Malas hierbas y su control


  • Las malas hierbas pueden ser de 2 tipos:

    - De Hoja Ancha o Dicotiledóneas: Amapola, Trébol, Jaramago, Verdolaga, Acedera, Senecio, Cenizo, Diente de león, Llantén, etc.

    - De Hoja Estrecha o Monocotiledóneas: Poa, Grama, Pata de gallina, etc. Las especies que componen los Céspedes son también Monocotiledóneas (Bermuda, Ray-grass, Poa, Agrostis,... todas son Gramíneas, es decir, Monocotiledóneas).

  • Si las malas hierbas son pocas o se trata de una superficie pequeña, las puedes arrancar a mano o con azada. Con constancia, sacando de raíz, se van debilitando poco a poco. Cuando se trata de una infestación más o menos amplia será preciso recurrir a los herbicidas.

  • Las Dicotiledóneas (hierbas de hoja ancha como el Trébol), son más fáciles de eliminar. El problema está en las Monocotiledóneas, que al ser de la misma familia de las que forman el césped los herbicidas son menos eficaces porque no pueden dañar al césped.

    Uso de herbicidas

    - El herbicida debe indicar en la etiqueta del envase que sirve para aplicar sobre el Césped y qué tipo de hierbas controla. Todos no valen para todo, lo tiene que poner en la etiqueta.

    - No trates si se prevé lluvia en tres días y tampoco riegues después porque se lavaría el producto.

    - Hazlo sin viento para que no le caiga el producto a otras plantas del jardín.

    - Aplicar las dosis indicadas en el envase.

    - Mantén a perros y gatos lejos del césped tras usar herbicidas.

    - En caso de que el césped sea muy joven, no conviene aplicar herbicidas, solo las siegas regulares van eliminando las malas hierbas. Solo quedará algunas en forma de roseta muy dificiles de eliminar como no sea con herbicidas o manualmente.

    Plagas, enfermedades y otros problemas


  • Para prevenir males en el césped mantenlo bien cultivado para que sea fuerte: riego sin exceso ni defecto, fertilización equilibrada, eliminación del fieltro haciendo escarificados y aireados todos los años, etc.

  • Las plagas más comunes son los gusanos del suelo, Grillo topo, Topos y Típulas.

  • Los gusanos del suelo (Rosquilla negra, Gusano blanco, Gusano gris y Gusano de alambre) son muy dañinos y frecuentes. Se combaten con un producto a base de Piretrinas o con la materia activa Clorpirifos. Repite tratamientos cada 10 ó 15 días.

  • El Grillo topo o Alacrán cebollero excava galerías y roe raíces. Se combaten con cebos envenenados o insecticidas que se aplican al suelo.

  • Los hongos del césped más graves son Fusarium, Rizoctonia, Mancha de dólar, Pitium, Hilo rojo y Helmintosporium.

  • Se aconsejan hacer tratamientos fungicidas preventivos cada mes de la primavera o cada 12 días si las condiciones son favorables al desarrollo de hongos (tiempo cálido y húmedo). Si ves síntomas de hongos, trata y repite a los 10 días; o a los 7 si la infección es más fuerte. Si no se extienden las manchas, es que ha funcionado.

  • Aparte de plagas y hongos, cuidado con los siguientes trastornos del césped:

    - Césped seco por falta de agua.

- Césped asfixiado por regar más de la cuenta.

- Fieltro y compactación del suelo. Se arreglan mediante escarificados y aireados respectivamente.

- El exceso de fertilizantes provoca quemaduras en las hojas. Aporta las dosis precisa, reparte uniformemente y riega inmediatamente después de abonar para disolverlo.

- Falta de abono: la hierba crece poco y presentan un color verde pálido.


4.8 de 5 estrellas basado en 5 valoraciones.
5 estrellas
4 votos
4 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Césped