Huerto: abono verde



  • El abono verde es una siembra que se realiza para fertilizar la tierra.

  • Todas las leguminosas, en simbiosis con las micorrizas del suelo, fijan el nitrógeno atmosférico a la tierra en unos nódulos en sus raíces. Se siegan y se descompone en el suelo aportando materia orgánica a la tierra además del nitrógeno fijado.

  • Cuando les sale la flor es el momento de cortarlas dejándolas sobre el terreno, para que el nitrógeno no pase al fruto o semillas. Se descomponen cediendo el nitrógeno, y acolchan el terreno.

  • Sirve cualquier leguminosa, pero unas son mejores que otras. Ejemplos: haba forrajera, avena silvestre, alfalfa, veza, trebol blanco, mostaza, centeno, alforfón, etc.

  • El centeno de invierno se puede sembrar a principios de otoño. Para que sea aun mejor, lo puedes asociar con veza o con habas forrajeras. Si no encuentras ninguna de estas dos leguminosas puedes optar por sembrar lentejas, fáciles de conseguir, las compras en el supermercado, con siembra a voleo. No son tan buenas, pero al fin y al cabo son leguminosas y fijan el nitrógeno.

  • El abono verde va muy bien, pero no es suficiente, sobre todo para las solanáceas (patatas, tomates, berenjenas, pimientos) que requieren un buen abonado de fondo previo, por ejemplo, de estiércol.


5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Abono verde


Más información en el Archivo: