Huerta orgánica en 10 pasos



¡Nos ponemos manos a la obra!

  1. Limpia el terreno de hierbas, piedras, palos y todo tipo de objetos extraños.

  2. Si las hierbas son bajas, puedes pasar el motocultor directamente e incorporarlas al terreno, pero si son altas deberás cortarlas con una desbrozadora mecánica con disco, recoger los restos y tirarlo o usarlo para elaborar compost.

  3. Riega el día anterior a labrar para que la tierra esté ligeramente húmeda. Si la tierra se pega a los zapatos, espera para trabajarla a que esté más seca y coja lo que se denomina tempero, ni muy húmeda ni muy seca.



  4. Labra con el motocultor o motoazada o, si se trata de parcelas pequeñas, labra con una simple azada. Si el laboreo lo puedes hacer 2 ó 3 meses antes de sembrar para que se airee la tierra, mejor.

  5. Labra concienzudamente donde vayan rabanitos, cebollas, ajos, zanahorias, remolachas o patatas, es muy importante.

  6. Retira todas las raíces, estolones y bulbillos de las hierbas perennes que vayan saliendo al remover la tierra.

  7. Una vez la tierra está labrada y limpia, extiende una capa de 5-8 cm de abono orgánico (estiércol, compost, mantillo comprado en sacos de 80 litros, etc.) uniformemente por la superficie y entiérralo luego mediante cava o pase de motocultor. Este aporte, repetido cada año, es muy beneficioso desde todo punto de vista. Mantiene la estructura grumosa, el suelo fértil y aireado.

    Ya tenemos el terreno labrado y rastrillado, fino, sin piedras ni terrones. Quedan pocos pasos más:

  8. Traza las platabandas o haz surcos, según el método que elijas.

  9. Coloca las líneas de goteo para riego. Mucho mejor si es automático con programador de riego.

  10. Siembra las semillas o planta las plántulas producidas en semilleros.


5.0 de 5 estrellas basado en 2 valoraciones.
5 estrellas
2 votos

Mi valoracion:

Huertos ecológicos


Más información en el Archivo: