Tipos de verduras y hortalizas (I)

  • Acelga



    La acelga es un cultivo que debido a su gran masa foliar necesita en todo momento mantener en el suelo un estado óptimo de humedad.

    La recolección de la acelga puede hacerse de dos formas, bien recolectando la planta entera cuando tenga un tamaño de entre 0,75 y 1 Kg de peso, o bien recolectando manualmente las hojas a medida que estas van teniendo un tamaño óptimo.

    La acelga es extremadamente perecedera (se descompone), así que guárdela en el refrigerador por un tiempo mínimo.



  • Ajo



El ajo es una planta muy sensible a los excesos o deficiencias de fertilizantes.

En las plantaciones de otoño son necesarios 8 meses para llegar a la cosecha y 4 meses o 4 meses y medio en las plantaciones de primavera.

El momento justo para la cosecha corresponde a la completa desecación de las hojas, realizando el arranque de las cabezas con buen tiempo.

Guardar unos cuantos bulbos para replantarlos al año siguiente.

  • Apio



Se recomienda en huertos familiares la siembra de lechugas y rábanos entre medio ya que éstas se beneficiaran mucho. Perfecta combinación.

Desde que se planta hasta que se recolecta tiene una duración aproximadamente de unos 4 meses.

El apio no admite competencia con las malas hierbas al principio de la vegetación, ya que su crecimiento es lento; es necesario mantener limpio el suelo con labores de escarda.

  • Berenjena



Es una planta muy exigente en luminosidad, requiere de 10 a 12 horas de luz.

A la hora de realizar los planteles de berenjenas hay que tener sumo cuidado con las heladas ya que son plantas muy delicadas.

En el ramillete floral sólo una de las 3-4 flores originará el fruto principal, por lo que conviene eliminar el resto.

Ponga una berenjena en la palma de su mano y presiónela suavemente con su dedo pulgar. Si la carne es dura y no se hunde, está demasiado joven para cosecharse. Si la cáscara se hunde pero retorna a su forma original, está lista para cosecharse.

  • Berro



Planta acuática que crece en las fuentes, riachuelos, en las aguas limpias a la orilla de los arroyos pero también puede ser cultivado en pequeñas balsas.

La forma más frecuente de utilizar los berros es en ensalada, solos o mezclado con otras verduras, aderezados con aceite y vinagre. También se utilizan como guarnición de algunas carnes frías.

Sabor fresco y picante, parecido al de la mostaza, que se acentúa con la edad, por lo que se debe consumir joven y antes de florecer.

  • Canónigos



Similar al berro. Altamente apreciado por los aficionados a la gastronomía.

Las hojas poseen un sabor delicado y ligeramente ácido.

Se emplea en ensaladas, por lo común en mezcla con otras hortalizas.

Aliñar en el último momento para que no pierda frescura.

  • Calabacín



Es una planta que necesita bastante luminosidad, por lo que una mayor insolación repercutirá directamente en un aumento de la cosecha.

Entutorado: se realiza cuando el tallo comienza a inclinarse, con objeto de restablecer su verticalidad, mediante la colocación de un hilo, generalmente de rafia, que se sujeta por un extremo al tallo y por el otro al emparrillado del invernadero. De este modo se aprovecha mejor la iluminación, se mejora la ventilación, reduciendo el ataque de enfermedades y se facilitan las labores y prácticas culturales.

Es aconsejable recolectar los calabacín es todos los días o, como muy tarde, cada dos días. En efecto, hasta que no se corta el fruto está creciendo lo que retrasa la formación de los frutos siguientes.

  • Calabaza



Las calabazas necesitan entre 1 m o 1,5 m de espacio entre cada planta.

Cuando las plantas estén creciendo con fuerza, vigile que no les falte agua.

Es importante realizar riegos y escardados frecuentes.

Cuando los frutos maduran, cambian de color y su piel se endurece, ya estarán listos para su recolección. La recolección se realiza en otoño, dejando siempre un rabillo.

  • Cebolla



La limpieza de malas hierbas es imprescindible para obtener una buena cosecha, pues se establece una fuerte competencia con el cultivo, debido principalmente al corto sistema radicular de la cebolla.

El intervalo para repetir este cultivo en un mismo suelo no debe ser inferior a tres años, y los mejores resultados se obtienen cuando se establece en terrenos no utilizados anteriormente para cebolla.

Se interrumpirán los riegos de 15 a 30 días antes de la recolección. El exceso de humedad al final del cultivo repercute negativamente en su conservación.

  • Champiñón



Es la seta más consumida en Occidente.

Resulta adecuado para dietas bajas en calorías.

Para cultivarlos, el método más sencillo y tradicional consiste en hacerlos crecer sobre troncos de árboles. Este método de cultivo, resulta muy sencillo y se adapta a producción en baja escala.

  • Coliflor



La coliflor necesita suelos con buena fertilidad y con gran aporte de nitrógeno y de agua.

Cuando la cabeza se empieza a formar (muestra de 2 a 3 pulgadas de pulpa cremosa en el punto de crecimiento), está lista para blanquear. Amarre las hojas externas, juntas sobre el centro de la planta, para proteger a la coliflor de quemaduras de sol y para prevenir que la cabeza se ponga verde y desarrolle un sabor desagradable.

Hay variedades con tendencia natural a enrollar sus hojas sobre la cabeza, especialmente cuando maduran en otoño.

  • Endibia



La endibia, una verdura de agradable presencia, es, en realidad, el corazón que se extrae de la planta.

En la actualidad los cultivos de invernadero nos permiten contar con ellas durante todo el año.

Por su escaso valor nutritivo resulta ideal para las dietas de adelgazamiento, porque su consumo no aporta más que 17 calorías por cada 100 gramos, frente a las 27 que generalmente ofrecen las demás hortalizas.

  • Escarola



Ligero sabor amargo. Empleadas sobre todo en ensaladas.

Los momentos de regar serán a primera hora de la mañana o última de la tarde; si se riega cuando hay temperatura elevada, se pueden producir desequilibrios que dan lugar a amarillamiento de hojas y a paralización de la vegetación.

Muy sensible a la falta de humedad y soporta mal los periodos de sequía, por breves que sean, pues pueden dar lugar a "tip burn" y favorecer la "subida de flor".

Blanqueo: se hace doblando las hojas hacia el interior, mediante atado o cubriendo con campanas invertidas de polietileno blanco o láminas de plástico.

  • Espárrago blanco y verde



Es una planta vivaz que crece todos los años a partir del rizoma. Dura varios años en el terreno.

El rizoma recibe el nombre de "garra", de la que en primavera surgen los tallos carnosos o "turiones", que son la parte comestible.

En España se prefieren los turiones blanqueados, lo que se consigue evitando que les dé la luz, cubriéndolos con la tierra hasta el momento en que se cortan.

Los espárragos espontáneos o silvestres se denominan trigueros (Asparagus acutifolius o Asparagus aphyllus) y tienen más sabor que los blancos.

Es una planta dioica, es decir, que hay pies machos y pies hembras. Siendo las masculinas más productivas y precoces, aunque las femeninas dan más calidad y calibre.


4.3 de 5 estrellas basado en 3 valoraciones.
5 estrellas
1 votos
4 estrellas
2 votos

Mi valoracion:

Hortalizas, verduras y legumbres (especies)


  1. Acelga


  2. Achicoria


  3. Ajo


  4. Alcachofa


  5. Alfalfa


  6. Altramuz


  7. Apio


  8. Berenjena


  9. Berro


  10. Berza


  11. Borraja


  12. Calabaza


  13. Calçot


  14. Cardo


  15. Cebolla


  16. Cebolleta


  17. Chufa


  18. Coles


  19. Coliflor


  20. Colinabo


  21. Endivia


  22. Escarola


  23. Espigalls


  24. Espinaca


  25. Garbanzos


  26. Girasol


  27. Grelos


  28. Guisantes


  29. Habas


  30. Jícama


  31. Kiwano


  32. Lechuga


  33. Lentejas


  34. Maíz


  35. Melón


  36. Mucuna


  37. Nabo


  38. Ñame


  39. Patatas


  40. Pepino


  41. Puerro


  42. Quinoa


  43. Rábano


  44. Repollo


  45. Romanesco


  46. Ruibarbo


  47. Sandía


  48. Soja


  49. Tupinambo


  50. Verdolaga


  51. Yacón


  52. Zanahoria