25 Plantas de interior

  • Anturio



    No permitas que el aire a su alrededor se reseque o se enfríe por la calefacción o por las corrientes de aire. Puedes pulverizar con agua y también puedes colocar sobre un plato con guijarros mojados, evitando que el fondo de la maceta esté en contacto con el agua.

  • Araucaria



    Tanta luz como sea posible, por ejemplo cerca de una ventana. Son fatales las temperaturas altas de la calefacción.

  • Aspidistra



    El exceso de luz provoca la decoloración de las hojas y la oscuridad pérdida de brillo.



  • Azalea



    Riego abundante. No riegues con aguas duras (alcalinas o calizas), lo suele ser la del grifo, padecería la clorosis férrica, una carencia de hierro que hace que las hojas amarilleen. Aplica quelatos de hierro líquido para solucionarlo.

  • Bambú de la suerte (Dracaena sanderiana)



    Los chinos regalan el Bambú de la suerte (Lucky Bamboo) como portador de la suerte. Por ejemplo, con motivo de la celebración del Año Nuevo Chino, cuando inauguran un negocio, por la compra de una nueva casa, etc. Hay que procurar que la planta disponga siempre de suficiente agua.

  • Cala



    La Cala se riega bastante cuando está en crecimiento y en floración, pero después de florecer debes mantenerla completamente seca, es su periodo de reposo. Entonces las hojas se pueden marchitar y es normal. Aplica poco a poco más agua cuando aparezca el follaje.

  • Chamaedorea



    A esta popular palmerita le sienta fatal las habitaciones con fuerte calefacción y ambiente seco (puntas de las hojas secas). En verano pulveriza diariamente con agua o coloca la maceta sobre guijarros mojados. Durante el resto del año, pulveriza al menos 1 vez a la semana.

  • Ciclamen



    Riega siempre por abajo, es decir, echando agua en el plato, para evitar mojar las hojas. No dejes el platillo lleno de agua. Cuando haya absorbido suficiente y la tierra esté húmeda, escúrrelo.

  • Cheflera



    El encharcamiento es su peor enemigo, ya que le hace perder las hojas inferiores. Es aconsejable dejar que el sustrato se seque entre riegos y el invierno debe pasarlo casi en seco.

  • Clivia



    Cambio a una maceta de mayor tamaño no es necesario hacerlo cada año, sino cada 3 ó 4 años. Conviene que tenga las raíces comprimidas, ajustadas a la maceta, a diferencia de la mayoría de plantas; así florecerá mejor.

    Para que vuelva a florecer año tras año, necesita pasar un período de reposo en invierno. Es decir, durante esos meses, debes mantener la Clivia en un lugar fresco (sin calefacción, entre 8 y 15ºC) y prácticamente sin riego. A finales de invierno, cuando salga la vara floral, da por concluido el reposo y vuelve a regarla de forma gradual hasta el verano, que ya sí necesita más agua.

  • Cóleo



    Corta la punta de los brotes terminales de forma periódica para que el Cóleo esté compacto y globoso.

  • Croton



    Los colores serán más vivos cuanta más luz tengan. Si la planta se deshoja por la base, puedes cortar los tallos en primavera y rebrotará.

  • Cuerno de alce (Platycerium bifurcatum)



    A diferencia de otros helechos, el riego le gusta por inmersión. En el cubo de agua disuelve fertilizante y mete la maceta media hora. Deja escurrir y cuelga. No elimines la pelusilla que recubre sus hojas, quita el polvo con un pincel. Tampoco pulverices las hojas con agua, no lo necesita.

  • Diefembaquia



    El exceso de agua en el sustrato provoca que se caigan las hojas inferiores y se pudra el tallo.

    Es frecuente que las hojas inferiores vayan cayéndose, quedando un tronco largo y desnudo; en este caso, puedes podar la planta a 10-20 centímetros del suelo y rebrotará.

  • Espatifilo



    Florecerá año tras año siempre que le des un descanso en invierno con poco riego y menos temperatura.

  • Ficus benjamina



    En sitios con poca iluminación puede perder las hojas. También puede tirar hojas por falta de agua y por lo contrario, por exceso.

    Poda para que se mantenga frondoso, despuntando cada 2 ó 3 meses, excepto en invierno. Corta las 2 ó 3 últimas hojas de cada ramilla terminal.

  • Flor de cera (Hoya carnosa)



    Le pasa como a la Clivia que hasta que las raíces no llenan y se aprietan un poco en la maceta, no florecen. Cambiar cada 2 ó 3 años de tiesto.

    Si no florece puede ser: falta de luz; falta de nutrientes minerales; humedad ambiental muy baja, sequedad o maceta demasiado grande.

  • Gardenia



    Las gardenias necesitan un suelo ácido. Si las hojas amarillean con los nervios verdes puede ser porque en el sustrato haya poco hierro o porque estés regando con agua con mucha cal, que bloquea el hierro (lo vuelve insoluble y la planta no puede absorberlo). Solución: riega con agua que no tenga cal o acidifícala con ácido nítrico, y aporta quelatos de hierro al sustrato. El sustrato a emplear debe ser de ph ácido.

  • Kentia



    No la pongas cerca de radiadores. Pulveriza con agua las hojas en invierno. Las puntas marrones puede ser por un ambiente seco o por regar con agua dura.

  • Phalaenopsis



    Es la orquídea más popular. Cuando las últimas flores de Phalaenopsis se hayan marchitado, recorta los tallos por encima de la tercera o cuarta yema. De esta yema puede brotar otro pedúnculo y cuando estén medio desarrollados es aconsejable colocar la planta durante unos meses en un sitio más seco y fresco. Esto fomentará la refloración.

  • Potos



    Los Potos son frioleros. No soporta el exceso de agua. En invierno muy poca agua.

  • Rosal enano



    Colócalo cerca de una ventana templada y luminosa. Pon la maceta sobre un plato con gravilla mojada ya que en interior necesita bastante humedad ambiental y que esté alejada de la calefacción.

  • Saintpaulia o Violeta africana



    Muy sensible al exceso de agua. Nunca mojes ni las flores ni las hojas al regar, ya que es muy propensa a la aparición de hongos. Riega siempre por abajo, llenando el plato de agua y deja que la absorba desde las raíces. Pasada media hora, vacía el exceso.

  • Singonio



    Enseguida acusa la escasez de agua, mostrándose la planta lacia. No lo sometas a temperaturas menores de 15ºC ni a cambios bruscos de temperatura.

  • Tronco del Brasil



    La falta de humedad ambiental provoca que se sequen las puntas.


5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Plantas de interior (especies)


  1. Afelandra


  2. Aglaonema


  3. Anturio


  4. Aralia


  5. Ardisia


  6. Caladio


  7. Calatea


  8. Cheflera


  9. Ciclamen


  10. Clivia


  11. Columnea


  12. Croton


  13. Ctenanthe


  14. Episcia


  15. Fitonia


  16. Hypoestes


  17. Ixora


  18. Maranta


  19. Nertera


  20. Peperomia


  21. Pilea


  22. Polyscias


  23. Potos


  24. Singonio