Cuidados de las plantas carnívoras

 



Existen unas 600 especies de plantas carnívoras repartidas en 14 géneros botánicos.

El número de especies de cada género que figura a continuación es aproximado:

* Aldrovanda (1 especie)
* Byblis (3)
* Cephalotus (1)
* Darlingtonia (1)
* Dionaea (1)
* Drosera (100)
* Drosophyllum (1)
* Genlisea (16)
* Heliamphora (5)
* Nepenthes (60)
* Pinguicula (70)
* Sarracenia (9)
* Triphyophyllum (1)
* Utricularia (250)



La mayoría viven en terrenos pantanosos, turberas, con tierra ácida, suelos todos muy pobres en Nitrógeno disponible para las raíces, de ahí que hayan desarrollado métodos para atrapar animales y completar así sus necesidades nutritivas.

En centros de jardinería, floristerías o viveros, las más frecuentemente a la venta son Dionaea muscipula (Atrapamoscas), Sarracenia, Nepenthes, Pinguicula...

Muchas son exigentes y de cultivo delicado, pero otras no lo son tanto y se adaptan a la vida en las habitaciones de una casa; aunque son plantas de vida corta. Necesitan una humedad elevada y agua no caliza.

Cuidados de las Plantas Carnívoras

Las Plantas Carnívoras se pueden dividir a grosso modo en carnívoras de clima tropical y carnívoras de clima no tropical.

- Carnívoras tropicales: Nepenthes, Caphalotus, Pinguicula... Son más difíciles de cultivar porque necesitan una humedad alta y temperatura cálida. Los terrarios son lugares ideales para ellas.



- Carnívoras no tropicales: Dionaea, Sarracenia, Darlingtonia, Drosera, algunas Pinguiculas, Utricularia vulgaris... Viven al aire libre en zonas donde los inviernos son fríos (no demasiado). Son plantas que pasan por un periodo de letargo en invierno. En jardines acuáticos o pantanosos van muy bien.



  1. Luz

    Las Plantas Carnívoras necesitan bastante luz.

    Las trampas ofrecerán colores más vivos con más luz. Por ejemplo, en Dionaea son más rojas.

    Les conviene al menos 5 horas de rayos del sol directo a las siguientes especies: Dionaea, Sarracenia, Heliamphora, Pinguicula, Cephalotus y Darlingtonia. Eso sí, el sol de la mañana, entre las 8 AM y las 12 PM, cuando no es tan fuerte. A Drosophyllum le gusta mucho más sol que a las anteriores.

    Nepenthes y Drosera no quieren sol directo porque se pueden quemar las trampas. Por tanto, una luz difuminada con filtros tipo laminas onduladas de PVC, placas de policarbonato (es un tipo de plástico), cristales... será lo mejor.

    Es preferible la luz solar natural a la artificial, pero ésta última también se utiliza, por ejemplo, en terrarios.

  2. Temperatura

    Los requerimientos de temperatura varían de unas especies a otras, dependiendo de si es de origen tropical o no.

    Dionea y Sarracenia necesitan pasar unos meses hibernando, con temperatura fría inferiores a +5ºC. Si no hibernaran, en la primavera brotarían débilmente y terminarían muriendo. Lo necesitan para recuperar fuerzas.

    La hibernación se puede hacer al aire libre o metiendo la planta en el frigorífico. Lo habitual es meter Dionaeas y Sarracenias en el frigorífico, donde tendrán una temperatura alrededor de +3 o +4ºC. Dos semanas antes de meterla, pulveriza con fungicida adecuado y riega muy poco. Pasadas las dos semanas comprueba que no tenga demasiada agua tanteando el peso, y pulveriza otra vez con el fungicida para los hongos. Por último, se mete en una bolsa de plástico hermética y se pone en la parte mas baja del refrigerador.

    Semanalmente revisa que no se congele el sustrato, ya que tiende a ello, y que no se formen hongos. De vez en cuando se debe abrir la bolsa para que se ventile la planta hasta que llegue la primavera.

    La planta se mantiene hibernando unos 3 ó 4 meses. Sarracenia purpurea necesita 5 meses.

    Drosera, Nepenthes, Cephalotus, Heliamphora y algunas Pinguiculas son plantas tropicales que no aguantan el frío y por tanto, nunca deben estar por debajo de +5º C. Tampoco aguantan el calor extremo. Hay Pinguiculas y Droseras de clima templado que soporta las heladas.

    Darlingtonia resiste heladas débiles y es perfecta para exterior.

    Drosophyllum también sobrevive a las heladas. Es autóctona del Clima Mediterráneo y al sol en el jardín vive estupendamente.

  3. Humedad

    Dionaea, Sarracenia, Nepethes, Pinguicula, Cephalotus... todas quieren mucha humedad ambiental. La que menos precisa es la ibérica Drosophyllum.

    Nepenthes es la que más humedad en el aire precisa, y como le falte, las jarras se secan. Un terrario tipo acuario o un recipiente similar, es un lugar ideal para Nepenthes.

    Para aumentar la humedad puedes poner en práctica alguno de los siguientes métodos:

    - Pon la maceta dentro de una bandeja o cuenco con 2 ó 3 cm. de agua destilada o de lluvia. Sirve para regarla al chupar por debajo y la humedad será constante. Si no, pon al lado de la planta un barreño con agua.

    - A Nepenthes puedes pulverizarle sus hojas con agua destilada, pero nunca pulverices Droseras, Pinguiculas ni Dionaea.

    - Instalar un humidificador en la habitación.



    - Terrario. La humedad ambiental es alta en el terrario. Dionaeas y Nepenthes estarán de maravilla en él y te durarán más.

    Un terrario se puede hacer con una pecera o acuario de unos 40cm de largo x 25 cm. de ancho y unos 25 cm. de alto.

    Si no tienes terrario, puedes construir un habitáculo de madera y plástico a modo de mini-invernadero. Con un recipiente lleno de agua dentro proporciona una alta humedad.

    El terrario o mini-inverandero se coloca cerca de la ventana para que reciba de 2 a 4 horas de sol y se complementa con una lámpara de neón o tubos fluorescentes de las usadas para acuarios colocada encima del terrario.

    La renovación del aire es muy importante para evitar que se vicie y sobrecaliente, lo que con toda seguridad llevará a la aparición de hongos. Puedes abrir el terrario por las noches, por ejemplo.

  4. Sustratos para Plantas Carnívoras

    Como en su hábitat natural viven en suelos muy pobres en nutrientes, el sustrato de las macetas también debe ser pobre. En una tierra normal para plantas de interior las raíces se quemarían por las sales minerales que contiene.

    Esfagno (peat moss)



    El esfagno es el mejor sustrato para Plantas Carnívoras. Se trata de un tipo de musgo en semidescomposicion; su pH es ácido, pobre en nutrientes, aireado, esponjoso y con gran capacidad para retener agua. Se emplea solo o mezclado con arena.

    Arena

    Debe ser arena gruesa y lavada de todo tipo de sales. No sirve la arena de playa ni la de construcción. No se usa sola, sino mezclada con el esfagno. En tiendas de acuarofilia venden una gravilla fina para peceras de agua dulce en forma de bolitas de 2 a 4 mm de diámetro en diferentes colores buenas para mezclarla con esfagno.

    Perlita

    La perlita es un mineral que se somete a un tramiento térmico para que aumente su volumen (algo parecido a lo que pasa con las palomitas de maíz). Son bolitas blancas con alta capacidad para retener agua y a la vez conservar una alta porosidad. No debe contener sales solubles; así que lávala antes de usarla en la mezcla.

    En resumen, los posibles sustratos son:

    * Esfagno solo.
    * 1/3 de arena + 2/3 de esfagno.
    * 1/3 de arena + 1/3 de perlita + 1/3 de esfagno.

  5. Agua de riego

    El agua del grifo suele ser demasiado calcárea. Si la has usado durante un tiempo, cambia el sustrato por otro fresco ya que se habrá alcalinizado.

    El agua adecuada para carnívoras es alguna de las siguientes:

    - Agua destilada. Es lo más común para Carnívoras, aunque es un gasto de dinero tener que comprar garrafas y más garrafas.

    - Agua de lluvia. Recógela en bidones o depósitos; tápalos para que no entre la luz y así no proliferarán las algas ni las bacterias. No es necesario agregarle nada, ni cloro, ni alguicidas. Este agua es útil por mucho tiempo.

    - Agua que cae del aire acondicionado. Puedes utilizarla, es destilada.

    - Agua de condensación. Si consigues evaporar agua con el sol y recogerla tras su condensación, también te serviría.

  6. Riego



    Casi todas las Plantas Carnívoras se riegan por el "método de la bandeja" en lugar de echar el agua desde arriba.

    Consiste en poner la maceta dentro de un recipiente o plato hondo con 2 ó 3 centímetros de agua destilada o de lluvia para que siempre este húmeda la planta. El esfagno o 'peat moss' hace de esponja. Es como imitar a la vida en el pantano. El agua así, además sirve para aumentar la humedad del aire.

    Las Sarracenias y Droseras deben tener el sustrato siempre húmedo, excepto durante la hibernación.

    A Dionaea, Pinguicula y Cephalotus (también se riegan por el método de la bandeja o platito) les gusta un descanso de agua de vez en cuando. Se les llena el plato los 2 cm y cuando ya no se veas agua en él, no eches más, deja descansar 2 días y tras esos 2 días vuelve a llenar el plato. Esto se puede hacer 1 ó 2 veces al mes.

    Nepenthes riégala todos los días si la temperatura es elevada (verano) o cada 2 ó 3 días en épocas menos calurosas.

    Drosophyllum vive en lugares secos, pinares, matorrales, roquedos en unos pocos puntos de la Península Ibérica y Norte de Marruecos. No le apliques el método de la bandeja. Riega por arriba una o dos veces por semana. En invierno riega una vez a la semana y después de la floración de primavera mantén el sustrato seco 30 ó 40 días.

  7. Alimentación

    Importante: nunca abones con fertilizantes tus Plantas Carnívoras, el abono mata a casi todas las especies. Deja que ellas se alimenten a través de los insectos que capturen o ponles presas.

    Las mejores son moscas, arañas, hormigas pequeñas, mosquitos y mariposillas.

    En el caso de la Dionaea (Venus Atrapamoscas) la boca permanecerá cerrada 1 ó 2 semanas después de la captura. Cuando se abra, retira con una pinza los restos de insecto que queden. Después de 2 ó 3 comidas esa boca morirá. Córtala desde su base para evitar hongos. Con 2 insectos al mes es suficiente.

    No se debe jugar a provocar el cierre de las trampas de Dionaea sin insecto dentro, puesto que tienen que hacer un gran esfuerzo energético para el cierre a cambio de nada. Tampoco les des insectos muy grandes porque posiblemente la hoja morirá.

  8. Trasplante



    El tipo de maceta más recomendable para Plantas Carnívoras son las de plástico. Resistentes, duraderas, las hay de todos los tamaños y no se disuelven sustancias en el agua. Otros materiales posibles son porcelana o cristal.

    En general sólo será necesario trasplantar cada 2 años.

    Se hace a principios de primavera, un poco antes de que salgan de la hibernación (las que hibernen). No trasplantes en verano o en otoño porque puede provocar un shock a las raíces y morir a consecuencia del transplante. Si no hay mas remedio transplanta con mucho cuidado y sin dañar las raíces.

    Elige la nueva maceta de tamaño proporcional al tamaño de la planta.

    Pon un trocito de malla en el fondo sobre los orificios.

    Saca el cepellón entero sin que se desmorone y sin quitar el sustrato viejo.

    Mételo en la maceta más grande rellenando con sustrato nuevo (esfagnos) sin comprimirlo.


5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Plantas carnívoras o insectívoras