Trepadoras con hojas decorativas

 

1. Actinidia kolomikta (Actinidia kolomikta)
2. Ficus tapizante (Ficus pumila = Ficus repens)
3. Hiedra (Hedera helix)
4. Parra virgen o Enamorada del muro (Parthenocissus quinquefolia)
5. Parra virgen o Enamorada del muro (Parthenocissus tricuspidata = Ampelopsis veitchii)
6. Parra de uvas (Vitis vinifera)



  1. Actinidia kolomikta (Actinidia kolomikta)



    - Cultivada por sus bellas hojas acorazonadas y con la punta en blanco o rosa-rojo.

  2. Ficus tapizante (Ficus pumila = Ficus repens)



    - Planta trepadora perenne.

    - Existen variedades con hojas matizadas en blanco o amarillo.

    - Luz: a semisombra o lugares umbríos. El sol directo "quema" su delicado follaje.

    - Temperaturas: sólo es posible cultivar Ficus pumila al exterior todo el año en regiones en las que el frío invernal sea escaso, ya que no soporta las heladas de menos de -3ºC.

    - Si la cultiva en interior, sáquela por la mañana un poco con el fresco (cuidado con las heladas).

    - Deben recortar las extremidades a fin de favorecer su ramificación.

  3. Hiedra (Hedera helix)



    - Arbusto trepador de hoja perenne.

    - Es planta de larga vida que aguanta muchas veces más que su soporte.

    - Se cultivan numerosas variedades por la forma, tamaño y tonalidad de las hojas, unas matizadas en amarillo y otras en blanco.

    - Problemas: cuando los tallos engrosan mucho pueden poner en peligro los muros, desprendiendo el revestimiento, y atascar los desagües. Nunca debe alcanzar las tejas.

    - Planta venenosa, no apta para la autoterapia.

    - Luz: habita en zonas sombrías, una insolación excesiva puede ser perjudicial.

    - Las variedades de tonos blancos y amarillos necesitan más luz que las de hoja completamente verde.

    - En los climas cálidos es preferible mantener el suelo húmedo durante los primeros años.

    - Es muy recomendable el despunte de los brotes guía, para mantener la forma de la planta.

  4. Parra virgen o Enamorada del muro (Parthenocissus quinquefolia)



    - Arbusto caducifolio, trepador. Crece mucho y rápido.

    - Su interés ornamental está en el follaje que adquiere en otoño un color naranja a rojo muy llamativo.

    - En invierno pierde la hoja.

    - Usos: especialmente indicada para el recubrimiento de muros y edificios. Se pega sola a la pared.

    - No necesita poda, a no ser que queramos que ramifique más.

  5. Parra virgen o Enamorada del muro (Parthenocissus tricuspidata = Ampelopsis veitchii)



    - Crecimiento rápido.

    - Sus hojas son caducas, que viran al rojo en otoño antes de caer.

    - Existen diversos cultivares de Parra virgen con diferentes tonalidades de las hojas.

    - Los zarcillos terminan en ventosas adhesivas si se agarran solas a la pared.

    - Se cultivan por sus hojas, que toman esas interesantes cloraciones rojizas en otoño.

    - Ideal para cubrir paredes, fachadas y muros.

    - La exposición al sol favorece la aparición de coloraciones vivas en otoño.

    - Poda: en el momento en que los zarcillos alcancen los canalones del tejado o las tejas, hay que podar.

    - Tampoco debe dudar en podar para orientar su crecimiento.

  6. Parra de uvas (Vitis vinifera)



    - La parra de uva es una buena cubierta para una pérgola en una terraza, ya que es caducifolia y no tapa el sol en invierno.

    - Los tallos retorcidos de los ejemplares viejos quedan bonitos cuando se les han caído las hojas.

    - Una buena variedad producirá fruta deliciosa. Asesórese para saber qué variedades son las mejores para las condiciones locales.

    - La vid siempre se ha reconocido como planta ornamental (parras). Hoy ha decaído este uso y se eligen especies floríferas o de follaje ornamental.

    - Los puntos en contra son:

    - Se considera molesta la presencia de insectos, por ejemplo, avispas, la caída de frutos podridos.

    - La necesidad de poda.

    - La necesidad de tratamientos químicos contra plagas y hongos, sin los cuales no obtendrá buenas uvas.

    - Los pájaros picotean las uvas. Solución: aclarar de exceso de racimos la parra para que engorden los mejores y proteger de los pájaros con conos del papel de estraza embolsado de racimos, dejando algunos al descubierto para que se centren en ellos los pájaros y no piquen a los otros.

    - La vid tiene un largo periodo juvenil (3-5 años), durante el cual no es capaz de producir flores ni frutos.


5.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
5 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Trepadoras (especies)


  1. Hiedra