Trepadoras con bellas flores (I)

  • Akebia (Akebia quinata)

  • Alamanda (Allamanda cathartica)

  • Aristoloquia (Aristolochia elegans)

  • Beaumontia (Beaumontia grandiflora)

  • Bignonia (Campsis grandiflora = Bignonia grandiflora)

  • Bignonia trepadora (Bignonia capreolata = Doxanta capreolata)

  • Bignonia roja (Campsis radicans = Bignonia radicans)

  • Buganvilla (Bougainvillea spp.)

  • Clemátide (Clematis spp.)

  • Dama de noche (Cestrum nocturnum)

  • Dipladenia (Mandevilla laxa)

  • Flor de cera o Flor de porcelana (Hoya carnosa)

  • Guisante de olor (Lathyrus odoratus)

  • Ipomea (Ipomoea purpurea)

  • Jazmín (Jasminum officinale)

  • Jazmín amarillo (Jasminum nudiflorum)

  • Madreselva (Lonicera japonica)
    .............................................



  • Akebia (Akebia quinata)



    Sus flores son poco usuales; delicadamente perfumadas a vainilla.

    Temperaturas: bastante rústica, puede vivir en zonas continentales si se encuentra protegida y con buena exposición.

  • Alamanda (Allamanda cathartica)



    Bonitas flores amarillas en forma de trompeta. Puede llegar a florecer todo el año.

    Poco conocida, por lo que resulta original en un jardín subtropical.

    No resiste el frío. En invierno requiere pasar un periodo de reposo entre 15 y 18ºC por la noche, lo cual se puede conseguir en una habitación más fresca si es que se está cultivando como planta de interior.

  • Aristoloquia (Aristolochia elegans)



    Muy delicada al frío, ya que requiere temperaturas invernales no inferiores a +5ºC. No resiste las heladas, de hecho, no conviene que la temperatura descienda de 10ºC. Resguardar en interior o invernadero en invierno si es necesario.

  • Beaumontia o Trompeta blanca (Beaumontia grandiflora)



    Trepadora siempre verde, espectacular y vigorosa. Muy ornamental. Lleva flores enormes como trompetas blancas y perfumadas sobre el crecimiento del año anterior.

    Temperatura: sólo resiste heladas débiles, de hasta -2ºC, más frío muere.

    Una buena poda después de la floración favorece la floración del año siguiente.

  • Bignonia (Campsis grandiflora = Bignonia grandiflora)



    Trepadora de hoja caduca.

    Sensible al frío de cierta intensidad, sobre todo las heladas primaverales fuertes.

    Podar los tallos que han dado flor; se cortan a finales del invierno.

    Precaución: el látex es irritante por contacto.

  • Bignonia trepadora (Bignonia capreolata = Doxanta capreolata)



    Flores en embudo color rojo anaranjado por fuera y amarillo en lóbulos, de primavera a verano.

    Temperaturas: puede resistir hasta -10ºC, aunque puede perder el follaje en parte a causa del frío.

  • Bignonia roja (Campsis radicans = Bignonia radicans)



    Es una de las plantas para vallas y muros con flores que soporta clima frío continental.

    La primera floración puede tardar 3 ó 4 años.

    Podar los tallos que han dado flor cortándolos a finales del invierno.

    Precaución: el látex es irritante por contacto.

  • Buganvilla (Bougainvillea spp.)



    En realidad no destacan sus flores sino sus llamativas brácteas que envuelven a las verdaderas flores. Muchos colores: blancos, rosas, carmín, morados, amarillo, beige, etc.

    Puede crecer sin problemas en maceteros y en jardineras, pero son plantas de raíces sensibles, intolerantes al trasplante, sobre todo si son ejemplares que tienen varios años.

    Puede servir de planta de interior muy luminoso.

    Una vez que crece, se vuelve más resistente al frío que joven, pero aún así, se dañará por debajo de -4ºC.

    Se dice que la Bougainvillea, cuanto más sufrida, más florida. De hecho, es habitual ver casas con jardines abandonados, llenos hierbajos y todo seco, con una buganvilla floreciendo espectacular, repleta de flores.

    No excederse con el riego ni con el abono (demasiado Nitrógeno), ya que esto puede impedir la floración. Si no florece, suspender riego y abono.

    Poda de buganvilla: en invierno, poda los brotes laterales dejando unos 5 centímetros sobre el tallo principal. Si está enmarañado, elimina los tallos viejos y ata jóvenes para cubrir los huecos que queden. En verano, despunta los vástagos cuando las flores se marchiten, cortándolos hasta un lateral que no haya dado flor.

  • Clemátide (Clematis spp.)



    El género clematis engloba a cerca de 280 especies de plantas, entre trepadoras y herbáceas de tallo leñoso, siendo su mayoría de hoja caduca, aunque también existen variedades perennes.

    A las numerosas especies se han añadido otras muchas variedades obtenidas mediante hibridaciones y cruces.

    Lo ideal es ubicarla en un lugar donde sus raíces queden a la sombra y sus tallos reciban sol. Por eso será bueno proteger sus raíces con otro vegetal que les de sombra, o cubrirlas con mulch.

    Recuerda que la maceta no debe ser plástica porque no protegerá a las raíces del calor del verano. Los materiales más idóneos para la misma son madera, piedra o terracota.

    Clemátide suele tener un aspecto seco en invierno, pero vuelve a brotar en primavera.

    Las Clemátides reciben una Poda de Floración distinta según la especie y la variedad de que se trate (ver detalles en http://fichas.infojardin.com/trepadoras/clematis-clematide.htm).

  • Dama de noche o Galán de noche (Cestrum nocturnum)



    Arbusto perennifolio, aunque pueden perder las hojas en invierno.

    Sus flores desprenden un agradable olor llenando las noches cálidas del verano.

    Agradece estar situada en zonas soleadas pero no combinado con altas temperaturas porque esto podría "quemar" la planta.

    No resiste las heladas de cierta intensidad, sólo las leves (-2ºC).

    Ojo con el exceso de riego que amarillean las hojas. Si es por exceso de riego, suelen llevar asociadas manchas oscuras.

    Recortar las ramas después de la floración principal, a principios de verano. Suele producir una 2ª floración y también se mantendrá bajo control su crecimiento exuberante.

  • Dipladenia o Jazmín de Chile (Mandevilla laxa)



    Sus flores desprenden un apreciado perfume.

    Luz: ambiente muy luminoso, pero evitar el sol directo en las horas más abrasadoras y los climas calurosos.

    Temperaturas: cuando se acerque la época de las heladas es aconsejable introducir la Dipladenia al interior del hogar ya que no tolera el frío.

    Humedad: si está en interior, en invierno cuidado con la calefacción, ya que reseca mucho el ambiente. Pulverizar varias veces a la semana las hojas o colocar sobre un plato con grava mojada.

    Es bueno pellizcar las plantas jóvenes para lograr un planta más tupida y colocar una estaca que guíe su crecimiento.

    En otoño o al final del invierno podar las ramas principales hasta el tercer o cuarto nudo.

    Precaución: esta planta es tóxica si se ingiere.

  • Flor de cera o Flor de porcelana (Hoya carnosa)



    Bellas flores de apariencia cerosa o como si estuviesen hechas de porcelana.

    Su aroma es intenso y puede resultar embriagador y desagradar por la noche.

    Luz: es vital una buena luz para la floración, pero no sol directo porque se "quema".

    En Clima Mediterráneo subtropical se planta en el exterior, pudiendo resistir heladas débiles de hasta -3ºC. En periodo de reposo tras la floración les son favorables para el descanso.

    Humedad: es importante mantener una buena humedad ambiental. Las calefacciones que secan el aire son malas.

    No tolera el exceso de riego. Las hojas carnosas tienen reservas y más vale quedarse corto.

    Despuntar los tallos sin flores, porque será donde crezcan al año siguiente.

  • Guisante de olor (Lathyrus odoratus)



    Planta anual trepadora.

    Forman rápidamente una pantalla que reviste una estructura de caña o resaltan un arbusto durante todo el verano. Resultan especialmente bonitas si se cultivan muchas juntas.

    Sensible a los hongos del suelo, por lo que conviene elegir un lugar distinto cada año.

    Estas trepadoras anuales son fáciles de obtener a partir de semillas.

  • Ipomea, Campanillas o Don diego de día (Ipomoea purpurea)



    En climas fríos se cultiva como anual (vive un año) y en climas cálidos como perenne (vive varios años).

    Crecimiento rápido, con tallos delgados y volubles que sirven para formar tupidos enrejados en paredes.

    Tiene una floración abundante y continua desde el verano hasta el otoño.

    Las flores se cierran al atardecer y también durante el día si no les da el sol.

  • Jazmín (Jasminum officinale)



    El aroma de los jazmines inunda los atardeceres de verano.

    Cultivar al jazmín apoyado sobre muros o en soportes. También puede cultivarse en maceta con un tutor apropiado.

    La poda en invierno consiste en suprimir elementos como ramas muertas, secas, rotas o enfermas; rebrotes del pie del arbusto; ramas cruzadas, mal orientadas o que enmarañan mucho. Si no se hace limpieza durante varios años aparecerá el temido enmarañamiento.

    Además de la poda de limpieza invernal, se podan después de acabar la floración. Nada más terminar la floración los ramos florecidos se podan muy fuerte, dejando 2 ó 3 yemas por cada uno. De ahí saldrán nuevos brotes que portarán las flores el año siguiente.

  • Jazmín amarillo o Jazmín de invierno (Jasminum nudiflorum)



    Carecen de aroma intenso.

    Debido a su temprana floración, es aconsejable asociarlo a otras trepadoras que den su nota de color en otra época del año, tales como rosales, clemátides o madreselvas. De cualquier modo, la densidad y el bello tono verde profundo de su ramaje asegura un bello efecto el resto del año.

    Usos: para cubrir paredes, muros, celosías o vallas.

    Temperaturas: resiste heladas importantes.

    Poda: debe podarse enérgicamente la planta después de la floración, de modo que permitan las ramas jóvenes una floración más rica al siguiente año.

  • Madreselva (Lonicera japonica)



    Arbusto caducifolio o semicaducifolio. Puede conservar las hojas en invierno si no es frío.

    Crecimiento vigoroso: en un solo año pueden alcanzar varios metros de longitud. Útiles para esconder rápidamente viejos cobertizos o cualquier otra cosa antiestética.

    Da grandes grupos de flores tubulares desde bien entrada la primavera hasta mediados de verano. Muy olorosas.

    Trepadora recomendada para sitios sombríos y orientados al norte.

    Poda: para que no se despueble por dentro, realizar una enérgica poda de rejuvenecimiento cada 3/4 años. Podar después de florecer quitando el follaje exterior para evitar zonas muertas interiores y estimular el desarrollo de nuevos vástagos. Así se evita que la planta sea demasiado frondosa y se desparrame.


4.2 de 5 estrellas basado en 8 valoraciones.
5 estrellas
3 votos
4 estrellas
4 votos
3 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Elección de trepadora con flores aromáticas


Más información en el Archivo: