Grama (Cynodon dactylon)






Color marrón en latencia invernal

 

No se puede destruir con herbicidas aplicados al Césped.

El problema de su presencia es que, en clima Continental, debido a las heladas del invierno, se vuelve marrón, y si hay mucha grama, la pradera estará varios meses con un aspecto realmente feo, cuando podría estar verde todo el año.

Si se trata de matas aisladas o rodales, se arrancan a mano a conciencia, procurando que no queden trozos de estolones, puesto que volvería a brotar. Después de limpiar bien, se resiembra ese rodal con Césped. Hay que insistir mucho con el arranque manual porque poco a poco se va debilitando.

La grama soporta mal la siega continua, así que, si la infectación es leve, se le pasa un rastrillo y se siega frecuentemente. Esto la dañará bastante.

Si la infestación es muy grave y generalizada, habría que plantearse levantar la pradera, usar el Glifosato (herbicida total) para acabar con ella y una vez limpio, volver a sembrar el Césped. Este herbicida se absorbe por las hojas y llega hasta las raíces secándola por completo (aunque no es eficaz 100%).

Si optas por levantar el Césped, tienes que acabar muy bien con la grama, porque si no, volverá a salir y no habrás conseguido nada. Haz lo siguiente:



  1. Una vez arrancado el Césped, labra la tierra con motocultor para que salgan a la superficie estolones de Grama.

  2. Riega mucho para que brote la Grama y trata con Glifosato a una dosis alta.

  3. Vuelve a regar y a tratar sobre lo que brote. Así, 2 ó 3 veces.

  4. Poca Grama debe de quedar después de haberle dado varios "palos" con Glifosato.
También hay que hacer esto mismo cuando se va a implantar un Césped nuevo para dejar el terreno lo más limpio posible de Grama y otras malas hierbas y no lamentarte luego de la proliferación de ésta.

  1. Trata con Glifosato y quita a mano también todo lo que puedas.

  2. Labra para sacar el máximo de rizomas a la superficie y aplica más Glifosato a dosis altas.

  3. Esperas 15 días y vuelves a labrar.

  4. Trata por segunda vez y siembra 1 ó 2 meses después.


Aplicación de colorantes


 

Una opción a tener en cuenta para disimular los Céspedes marrones en en otoño-invierno infestados de Grama, puede ser recurrir a pintar el Césped con unos colorantes especiales de color verde. Estos colorantes son duraderos (desde un mes en adelante) y son inocuos para el medio. En Estados Unidos se usan mucho, por ejemplo.

Musgo en césped



La presencia de musgo en el Césped se puede deber a 2 causas: a) Hay un exceso de humedad debido al suelo apelmazado o por exceso de sombra. Se previene aireando y escarificando el suelo.

b) El suelo está pobre en nutrientes minerales (Nitrógeno, Fósforo, etc.)
En este caso, aporta abonos minerales.

Sea la causa que sea, si tienes que destruir el musgo, el medio tradicional consiste en extender Sulfato de Hierro a razón de 40 gramos por metro cuadrado. También hay en el mercado herbicidas para musgo, más fáciles de manejar al indicar la dosis en el envase, aunque el principio activo sea el mismo. Después de algunos días, el musgo se seca y se quita bien con un rastrillo, o pasas la máquina escarificadora que araña el suelo. Resiembra Césped en esa zona. Por último, levanta la altura de siega (no cortes tan raso) y aplica abono nitrogenado.

Dichondra repens (Hojita, Oreja de ratón)



• Siega para reducir la presencia de malas hierbas.

• El riego excesivo favorece la aparición de hierbajos.

• Arranca a mano todo lo que puedas.

• Si está invadido por malezas de hoja ancha y se tratara de una superficie pequeña, lo más adecuado sería controlarlas mediante pinceladas individuales con Glifosato. Pulverizar todo con un herbicida para malas hierbas de hoja ancha no sirve porque acabarías también con la Dichondra.