Flores, plantas, jardinería, jardín en INFOJARDINInicio de InfoJardinGuía de compras



 
Tomate: enfermedades de los tomates
Lycopersicon sculentum
.


Foto de Tomate

Enfermedades del tomate

Enfermedades

- Ceniza u Oidio
- Podredumbre gris Botritis
- Podredumbre blanca
- Mildiu
- Alternariosis del tomate
- Fusarium
- Verticilium
- Damping-off
- Bacterias
- Virus

Otras alteraciones

- Podredumbre apical fruto
- Golpe de sol
- Rajado de frutos
- Carencias de nutrientes

Oidio, Ceniza u Oidiopsis (Leveillula taurica)

Manchas amarillas en el haz que se necrosan por el centro, observándose un polvillo blanquecino por el envés. En caso de fuerte ataque la hoja se seca y se desprende pudiendo llegar a provocar importantes defoliaciones.

Elimina malas hierbas y restos de cultivo porque supone reservorio de esporas. Control químico, por ejemplo, con azufre.

Podredumbre gris o Botritis (Botrytis cinerea)

En hojas y flores se producen lesiones pardas. En frutos se produce una podredumbre blanda (más o menos acuosa, según el tejido), en los que se observa el micelio gris del hongo.

- Eliminación de malas hierbas, restos de cultivo y plantas infectadas.

- Tener especial cuidado en la poda, realizando cortes limpios a ras del tallo.

- Control químico a los primeros síntomas o preventivamente (es difícil).

Podredumbre blanca (Sclerotinia sclerotiorum)

En planta produce una podredumbre blanda (no desprende mal olor) acuosa al principio que posteriormente se seca más o menos según la suculencia de los tejidos afectados, cubriéndose de un abundante micelio algodonoso blanco, observándose la presencia de numerosos esclerocios, blancos al principio y negros más tarde. Control y prevención igual que Botritis.

Mildiu (Phytophthora infestans)

En hojas aparecen manchas irregulares de aspecto aceitoso al principio que rápidamente se necrosan e invaden casi todo el foliolo. Alrededor de la zona afectada se observa un pequeño margen que en presencia de humedad y en el envés aparece un fieltro blancuzco poco patente.

En tallo, aparecen manchas pardas que se van agrandando y que suelen circundarlo.

Afecta a frutos inmaduros, manifestándose como grandes manchas pardas, vítreas y superficie y contorno irregular. Las infecciones suelen producirse a partir del cáliz, por lo que los síntomas cubren la mitad superior del fruto.

Métodos de control:

• Eliminar partes enfermas.

• No mojar el follaje, sino regar solo los pies de las plantas.

• Medios curativos son un preparado de cobre, como oxicloruro de cobre o caldo bordelés. Se puede tratar con decocción de cola de caballo. El caldo de equiseto actúa como preventivo contra enfermedades fúngicas.

• Puedes aplicar caldo bordelés (lleva sulfato de cobre) cuando empiezan a crecer las matas, en primavera. Después, cuando hace mas calor se les hecha azufre en polvo por encima. Todo mejor antes de que aparezca la enfermedad. Cuando humedece y hace calor son condiciones que desencadenan el mildiu.

• El uso de azufre y de cobre es ecológico y controla diversos hongos habituales.

Alternariosis del tomate (Alternaria solani)

En hoja se producen manchas pequeñas circulares o angulares, con marcados anillos concéntricos. En tallo y peciolo se producen lesiones negras alargadas, en las que se pueden observar a veces anillos concéntricos. Los frutos son atacados a partir de las cicatrices del cáliz, provocando lesiones pardo-oscuras ligeramente deprimidas y recubiertas de numerosas esporas del hongo.

Eliminación de malas hierbas, plantas y frutos enfermos. En agricultura comercial se pueden usar productos químicos.

Fusarium (Fusarium oxysporum f.sp. lycopersici)

Comienza con la caída de peciolos de hojas superiores. Las hojas inferiores amarillean avanzando hacia el ápice y mueren.

También puede ocurrir que se produzca un amarilleo que comienza en las hojas más bajas y que termina por secar la planta. Si se realiza un corte transversal al tallo se observa un oscurecimiento de los vasos. El hongo puede permanecer en el suelo durante años y penetra a través de las raíces hasta el sistema vascular. Síntomas similares a los producidos por Verticilum sp.

• La rotación de cultivos reduce paulatinamente el patógeno en suelos infectados.

• Eliminar las plantas enfermas y los restos del cultivo.

• Utilizar semillas certificadas y plántulas sanas.

• Utilización de variedades resistentes.

• Solarización.

• Los tratamientos químicos durante el cultivo son ineficaces.

Verticilium (Verticilium dahliae)

Produce los mismos síntomas que Fusarium y es necesario su estudio en laboratorio para confirmar que se trata de Verticillium dahliae. La penetración se realiza en el suelo, favorecida por heridas en las raíces.

Disminución importante de los rendimientos y disminución del tamaño de los frutos, en ataques severos. Si las condiciones favorables a la enfermedad remiten, puede obtenerse una cosecha normal. Métodos de control igual que Fusarium.

Caída de plántulas o Damping-off

En semilleros, los hongos de las raíces causan gran mortandad en plántulas recién germinadas. Es lo que se conoce por 'caída de plántulas' o 'damping-off'. A nivel del cuello quedan ennegrecidos y se doblan cayendo sobre el sustrato. Los causantes son Fusarium, Phytophthora y Rhizoctonia. La infección se expande con rapidez por todo el semillero.

Para evitar que aparezcan sigue estos consejos:

• Usa sustratos limpios y frescos. No uses para semilleros tierra del jardín que seguro que lleva hongos nocivos.

• Un buen sustrato es muy poroso, tanto que cuando hace calor debes regar dos veces al día.

• Evita el exceso de agua porque despierta el inóculo.

• Bandejas, herramientas y estructuras limpias (por ej. con lejía).

• Si utilizas estiércol que esté bien fermentado.

• No pongas una elevada densidad de plantas.

• Ventila en forma adecuada para evitar el aire enrarecido.

• Tratamiento químico según el hongo que esté actuando, aplicando alrededor del cuello de las plantas un producto que contenga Benomilo, por ejemplo. No es muy eficaz.

Enfermedades producidas por bacterias (bacteriosis)

  • Chancro bacteriano del tomate (Clavibacter michiganensis)

  • Mancha negra del tomate (Pseudomonas syringae p.v. tomato)

  • Roña o sarna bacteriana (Xanthomonas campestris p.v. vesicatoria)

  • Podredumbres blandas (Erwinia carotovora subsp. carotovora)

Chancro bacteriano del tomate (Clavibacter michiganensis subsp. michiganensis)


Puede afectar a plántulas que presentan síntomas de marchitez y muerte.

En plantas adultas se marchitan las hojas inferiores. En tallo, en ocasiones se observan chancros oscuros, longitudinales y abiertos que pueden exudar un líquido amarillo al realizar un corte longitudinal al tallo.

En fruto, aparecen manchas en forma de "ojo de pájaro" de 3 a 6 mm de diámetro, con el centro oscuro y halo amarillo.


Mancha negra del tomate
(Pseudomonas syringae p.v. tomato)

En hojas, se forman manchas negra de 1-2 mm de diámetro y rodeadas de halo amarillo que pueden confluir. En tallo, peciolos y bordes de los sépalos también aparecen manchas negras de borde.

Solo son atacados los frutos verdes en los que se observan pequeñas manchas (de 1 mm) deprimidas. El viento, lluvia, gotas de agua y riegos por aspersión diseminan la enfermedad.


Roña o sarna bacteriana
(Xanthomonas campestris p.v. vesicatoria)

Provoca manchas negras en todas las partes aéreas de la planta igual que Ps. tomato pero en general, más grandes y regulares.

El diagnóstico en campo se distingue de Ps tomato por el tamaño de las manchas y si es ataque avanzado en fruto, por los grandes chancros pustulosos característicos.


Podredumbres blandas
(Erwinia carotovora subsp. carotovora)

Penetra por heridas, provocando generalmente podredumbres acuosas, blandas que suelen desprender olor nauseabundo.

En tomate se observa exteriormente en el tallo manchas negruzcas y húmedas. En general, la planta suele morir.

Control de bacterias:

- Utilizar semilla sana o desinfectada.

- Marco de plantación que permita buena ventilació.

- Evitar heridas de poda.

- Evitar humedad ambiental elevada.

- Destruir plantas y frutos enfermos.

- Tratamientos con productos cúpricos: oxicloruro de cobre, sulfato cúprico, óxido cuproso, etc. o Kasugamicina.


Virosis en tomate

  • Virus del bronceado del tomate (TSWV)
  • Virus del mosaico del pepino (CMV)
  • Virus Y de la patata (PVY)
  • Virus del rizado amarillo del tomate (TYLV)
  • Virus del mosaico del tomate
  • Virus del enanismo ramificado del tomate (TBSV)

• Virus del bronceado del tomate (TSWV)



Produce enanismo y producción nula o escasa; a veces las plantas mueren.

Generalmente se producen en hojas bronceado con puntos y manchas necróticas que a veces afectan a los peciolos y tallos; en frutos aparecen manchas, maduración irregular, deformaciones y necrosis.

La transmisión se produce mediante varias especies de trips.

• Virus del mosaico del pepino (CMV)



Debido a la gran variabilidad genética, los síntomas producidos por diferentes cepas de virus pueden ser distintos. En tomate, las cepas comunes de CMV producen síntomas de mosaicos foliares en forma de manchas de color verde claro-verde oscuro. La transmisión se realiza por pulgones.

• Virus del rizado amarillo del tomate (TYLV)



En plantas pequeñas se produce parada del crecimiento; en planta desarrollada, los foliolos son de tamaño reducido. En los frutos no se observan síntomas, solo una reducción de tamaño.

• Virus del mosaico del tomate



En las hojas de tomate se observa un mosaico verde claro-verde oscuro.

Los frutos aparecen con deformaciones, manchas generalmente amarillas y a veces maduración irregular. La transmisión se realiza por semillas y mecánicamente por contacto de manos, herramientas, etc. No se conocen vectores específicos naturales.


• Virus Y de la patata (PVY)

En tomate se producen suaves mosaicos foliares en forma de manchas de color verde claro-verde oscuro; en ocasiones las plantas presentan manchas necróticas foliares visibles por el haz y por el envés que a veces se extiende a peciolos y tallos. Se transmite por varias especies de pulgones.

• Virus del enanismo ramificado del tomate (TBSV)

En las hojas apicales de tomate se observa un fuerte amarilleo a veces con necrosis que pueden llegar hasta el peciolo y tallo; otras veces las hojas aparecen de un fuerte color morado y en los frutos se observa fuertes necrosis con zonas hundidas, manchas y deformaciones. No se conocen vectores naturales. Se transmite por suelo y agua.

Control de los virus del tomate:

- Eliminación de plantas afectadas y malas hierbas de dentro y fuera del invernadero.

- Control de insectos vectores: pulgones, mosca blanca y trips.

- Utilizar variedades resistentes.

Otras alteraciones

* Podredumbre apical del fruto (Blossom-end rot)

La aparición de esta fisiopatía está relacionada con niveles deficientes de calcio en el fruto. El estrés hídrico y la salinidad influyen también directamente en su aparición. Comienza por la zona de la cicatriz pistilar como una mancha circular necrótica que puede alcanzar hasta el diámetro de todo el fruto.

Aplica quelatos de calcio foliarmente, le pasa por necesitar más calcio del que puede asimilar por la raíz.

* Rajado de frutos

Las principales causas de esta alteración son: desequilibrios en los riegos y fertilización, bajada brusca de las temperaturas nocturnas después de un período de calor.

* Golpe de sol

Se produce como una pequeña depresión en los frutos acompañada de manchas blanquecinas.

* Carencias de nutrientes

  • Nitrógeno: presenta hojas débiles y de colores verde-amarillentas.

  • Magnesio: presenta hojas de colores entre blancos y amarillos con manchas marrones, y puede ser corregido pulverizando sulfato de magnesio.

  • Fósforo: se manifiesta sobre todo en las flores, las cuales se secan prematuramente, además de que tardan en formarse y abrirse; se corrige abonando después de la floración con superfosfato de cal.

  • Potasio: se manifiesta en la forma y color de las hojas, las cuales se doblan por su borde, se quedan pequeñas y amarillean hasta tornarse grises. Si la falta de potasio persiste, estos síntomas progresan hasta que alcanzan la parte superior de la planta.

  • Mangeneso: imagen de síntomas de su carencia.


Más información en el Archivo del Foro:

Tomate
Tomate Cherry
Tomate Raf
Tomate: plagas - enfermedades - problemas

 
.: Lista de fichas de hortalizas y verduras :.
 


Copyright © 2002-2014, infojardin.com. - Tomate: enfermedades de los tomates - Toda la información en Info Jardin sobre:

Conservación
Fungicidas
Enfermedades
Heladas
Reproducción
Aclareo
Cuidados
Clima
Plantones
Flores

Granizo
Deficiencias
Fumigación
Carencias
Almacenamiento
Injerto
Fenología
Abonado
Siembra
Propagación
Riego
Poda
Calendario
Fertilización
Esquejes
Comprar
Fruto
Injertos
Frutos
Plagas
Estacas
Fertirrigación
Abonos
Cultivo
Protección
Malezas
Multiplicación
Patrones
Vivero
Ficha
Variedades
Semillas
Postcosecha
Compra
Recolección
Suelo
Tratamientos
Venta
Productores
Fotos
Búsqueda personalizada

Todo InfoJardín
Artículos y trucos
Diseño de jardines
Plagas, problemas
Calendario
Fichas de plantas
Listas de plantas

Plantas

Arboles
Palmeras
Arbustos
Trepadoras
Rosas
Cactus y Crasas
Vivaces
Flores temporada
Bulbos
Acuáticas
Aromáticas
Césped
Huerto
Frutales
Plantas de interior
Bonsái
Orquídeas
Carnívoras

Archivo del foro
Todo el archivo
Temas destacados
Diseño de jardines
Manual de diseño
Programas diseño
Decoración jardín
Invernaderos
Piscinas
Terrazas y patio
Manual Botánica

Curiosidades
Crear un huerto
Manual del rosal
Manual orquídeas
Hogar ecológico
Comprar plantas, semillas y productos

Inicio | Contacto | Publicidad | Aviso legal | Privacidad
Mapa del sitio y tags:
Flores Temas Artículos Fotos Foro Galerías - Plantas 1 Plantas 2 Plantas 3 tags1 tags2 tags3 tags4 tags5 tags6
Inicio
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56 57 58 - Mapa Galería Glosario Plantas medicinales Bonsái Césped Comprar Flores Frutas Hortalizas Jardín Jardinería Jardineros Paisajismo Plantas -
Fichas: a a2 a3 b c c2 c3 d e f g h i j k l m n o p p2 q r s s2 t u v w y z