Solarización: desinfección del suelo




Solarización

 

Un suelo cultivado reiteradamente aumenta las poblaciones de hongos que viven en el suelo, de Nematodos (gusanitos microscópicos que parasitan raíces), de malas hierbas... Por tanto, cada 3 ó 4 años, se recomienda desinfectarlo.

Para desinfectar los suelos hay productos químicos, pero existe un método ecológico de desinfección llamado SOLARIZACIÓN que ofrece una gran eficacia. Está admitido en Agricultura Ecológica.

Con este método, podrás desinfectar el suelo antes de sembrar o plantar en la parcela. Su efecto es sobre:


Hongo de suelo: Fusarium

  • Hongos del suelo: mata a hongos como Fusarium, Verticillium, Rhizoctonia, Pythium... que parasitan las raíces.


  • Nematodo

  • Nematodos: son unos gusanitos microscópicos que se alimentan de las raíces de las plantas. Meloidogyne spp. es uno de los Nematodos más frecuentes y hay datos contradictorios en cuanto a la eficacia de este método en su control.

  • Gusano de alambre

  • Gusanos y otros insectos que viven en el suelo alimentándose de las raíces.

  • Muchas hierbas anuales (deja inservibles las semillas), aunque no controla bien malas hierbas perennes: Cyperus, Cynodon, Portulaca...

  • Bacterias: acaba con bacterias perjudiciales y aumenta la población de otras beneficiosas.

La solarización conlleva una elevación del rendimiento del cultivo posterior, más crecimiento, vigor, más altura, más producción de flores y frutos... Hay un aumento temporal de más nutrientes minerales disueltos y materia orgánica soluble.

¿Cómo se desinfecta un suelo mediante solarización?

 


Solarización

Hay que realizarlo en verano, cuando hace más calor.

El terreno desnudo se labra con un motocultor y se retiran los restos vegetales y las piedras gruesas que salgan.

A continuación se le da un riego muy abundante que cale bien, que moje a una profundidad de 40 centímetros.

Se cubre el suelo con un plástico transparente fino (polietileno entre 100 y 200 galgas de espesor).

La lámina debe quedar tensa y con los bordes perfectamente enterrados para que no se escape el calor.

En general, se considera necesario dejarlo así, de 4 a 6 semanas como mínimo. Si no está haciendo mucho calor, deja más tiempo.

Se puede aplicar al aire libre y también en el interior de un invernadero.

Las plagas y enfermedades disminuirán en el cultivo siguiente.

Quizás a los 3 ó 4 años haya que repetirlo.

Es un método eficaz, sencillo y no contaminante. No es de desinfección tan fuerte como las fumigaciones químicas, pero es una alternativa buena y ecológica.

Limitaciones

Aplicable a regiones que tengan una elevada irradiación solar y altas temperaturas veraniegas.

Durante el tratamiento, el suelo debe estar libre de cultivo, como mínimo durante 1 mes en verano.

No es un método de desinfección total 100%.

También hay productos químicos para desinfección de suelos aptos para el horticultor aficionado.

Por supuesto, la prevención rotando cultivos es una medida necesaria para que no degenere la tierra.