Aclareo de frutos



  • El objetivo de esta labor es descargar al árbol de frutos excesivos para obtener frutos de mayor tamaño en lugar de muchos muy pequeños. También el peso de las ramas puede quebrarlas y arquearlas. Se asegura una distribución equilibrada.


  • El aclareo manual es necesario, en especial, en manzanos, peras, ciruelas, melocotones, nísperos, etc.

  • Los fruticultores, normalmente, esperan a que pase el riesgo de heladas y a que se produzca la caída natural de competencia y sólo después inician los trabajo de aclareo. El tamaño del fruto es entonces de 10-15 milímetros.



  • Se deben quitar todos aquellos frutos que tenga algún defecto como marcas, rozaduras, manchas por hongos, etc.; así como los que presenten alguna deformidad y todos aquellos que resulten de menor tamaño que la media.

  • En frutos grandes, especialmente, que no se toquen entre sí, lo que equivale a separarlos de 10 a 20 cm. Las parras se han de aclarar hasta 1 racimo por tallo. Manzano intenta dejar los frutos con una separación de unos 10-15 cm. Si no estás muy experimentado haz un aclareo inicial y más tarde otro repaso.

  • Recolección

    Para recoger la fruta de las ramas más altas del árbol, toma una botella vacía de plástico y córtala por la mitad. Inserta su boca en el extremo de un palo largo y sujétala bien para que no se suelte. Con esta especie de embudo podrás recolectarla sin problemas. Si la fruta no se desprende con facilidad, quiere decir que no está madura todavía.



0 de 5 estrellas basado en 0 valoraciones.
Mi valoracion:

Aclareo de frutos