Abonado de macetas



  • En un espacio tan pequeño como es el de las macetas hay que prestar mucha más atención al riego y al abonado que si estuviera plantada en tierra donde disfrutan las raíces de un mayor volumen explorable.

  • Como orientación, para macetas y jardineras puedes emplear:

    - Fertilizantes líquidos, desde marzo a octubre cada 15 días un poco de fertilizante líquido y el resto del año una vez al mes.

    - Fertilizantes de lenta liberación. Los primeros son consumidos en el momento, mientras que éstos duran al menos 3 meses.

  • La sobredosis causa más daño a las plantas que no fertilizar en absoluto. Ojo con los excesos que son bastante habituales, en especial en macetas.



  • Los fertilizantes ricos en Potasio estimulan la floración.

  • En primavera, si no la cambias a una maceta un poco mayor, debes sustituir el compost de la capa superior de tierra (entre 2 y 4 cm) reemplazándolo por otro fresco.

    Abono líquido

  • Ojo con los excesos de abono que son bastante habituales en macetas. La fertilización en contenedores es delicada porque si te pasas se "quema" la planta.

  • La sobredosis causa más daño a las Plantas de Interior que no fertilizar nada.

    Aireación del substrato

  • Unas bolitas amarillas en la tierra de la maceta es probable que sean gránulos de fertilizante que traiga del vivero. A veces la gente piensa que son huevos de insectos.

  • De tanto regar también se va empobreciendo el sustrato al lavar los nutrientes.



4.4 de 5 estrellas basado en 5 valoraciones.
5 estrellas
3 votos
4 estrellas
1 votos
3 estrellas
1 votos

Mi valoracion: