Cuidado de rosas, rosal y rosales

 

Abono rosales, rosas marchitas, Rosales miniatura o enanos, ¿Las rosas se comen?, ¿Cómo conservar rosas en cera?


  • La mayoria de los rosales que vemos son híbridos obtenidos a partir de un patrón de rosal silvestre al que se le injerta la variedad que se desea.

  • Planta los rosales en forma de zig-zag para obtener un efecto bonito y compacto.


  • Los rosales necesitan un lugar soleado, pero hay veces que hace demasiado calor en un lugar al sur, por lo que con una ligera sombra parte del día estaría mejor.

  • Abona los rosales 2 veces durante la temporada de crecimiento con un fertilizante completo tipo 15-15-15, 12-10-18... En otoño o invierno un abonado orgánico de fondo con estiércol, compost, mantillo, humus de lombriz, etc..

  • Elimina las rosas marchitas

    Debes cortar las flores marchitas de los rosales para que vuelvan a brotar nuevas rosas sin parar. Si las dejas consumen energías en lugar de ir para las demás flores en formación.

  • Rosales miniatura o enanos



    Las variedades en miniatura son estupendas para macetas y disfrutarlos en terrazas y ventanas.

    Las rosas en miniatura prefieren el exterior porque odian la sequedad del ambiente del interior de la vivienda y es causa de muchas muertes. Es bueno introducirla en el interior durante la floración y luego, cuando ésta termine, devolverla a su ubicación original.

  • ¿Las rosas se comen?



    Recoge los pétalos por la mañana temprano y enjuágalos con delicadeza, además de sacarles la pequeña punta interna para evitar su sabor amargo. Algunas variedades más dulces son 'Double Delight' o 'Chrysler Imperial'.

    Cuando se recogen los frutos o los pétalos, para una preparación culinaria o para fabricar algún cosmético, no debe llevar residuos de fungicidas o de insecticidas.

  • ¿Cómo conservar rosas en cera?



    Pon restos de velas blancas a disolver en un cazo.

    En cuanto haya licuado por completo, sostén por el tallo, invertida, una de las rosas, y sumérgela un momento en la cera líquida. Presta especial atención a que todos los pétalos de la flor resulten impregnados de cera.

    Sácala e introdúcela de inmediato en otro cazo con agua fría. Repite la operación con el resto de flores del ramo y ponlo luego a secar en un jarro de cuello alto.