Drenajes del suelo: cómo mejorarlo



Drenajes

  • Si tras una lluvia o riego copioso se forman charcos varios días, es síntoma de mal drenaje.

  • Crea pendientes para que escurra el agua hacia un lado y salga por allí o bien se recoja con una canaleta.

  • Nivela el terreno con el fin de suprimir las ondonadas o depresiones.

  • Elige especies resistentes al suelo arcilloso o para suelos con malos drenajes. Mira la Lista de plantas para suelo arcilloso

  • Aporta arena y materia orgánica al suelo en el momento de plantar.

  • En céspedes elimina el fieltro haciendo ESCARIFICADOS (mínimo 1 al año, en primavera; ideal, otro más en otoño) y aireados haciendo PINCHADOS con una horca en superficies pequeñas; con un rulo de púas o con una máquina profesional llamada "sacabocados", 1 ó 2 veces al año y recebo posterior con una mezcla de arena y turba mitad y mitad a razón de 1,5 m3 de mezcla por cada 100 m2 tras el pinchado.

  • Si se forman charcos, o si algunas zonas están muy mojadas, pincha el suelo con una horquilla de jardín y muévala ligeramente de un lado a otro. De este modo el agua podrá drenarse en parte.

  • Instala tubos para drenajes. Si no es para tanto, realizando algunas de las operaciones descritas anteriormente será suficiente.

  • En suelos con malos drenajes se puede plantar en montículos o caballones de tierra para que las raíces no queden empapadas permanentemente.

    Plantación en caballones