Tierra de cultivo o tierra vegetal: saber comprarla





  • Es frecuente necesitar tierra de cultivo para rellenar zonas de un jardín en construcción, para rellenar jardineras de obra, etc.

  • Se le suele llamar tierra vegetal o tierra de cultivo y se compra por metros cúbicos.

  • Compra tierra sacada de los primeros 30 centímetros del suelo. Los 30 cm. más superficiales son los que contienen más materia orgánica (humus), más nutrientes minerales (Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Magnesio...) y mejores características físicas (más aireada, esponjosa, no compactada), etc.

  • Te interesará comprar esta tierra superficial, pero, ¿cómo saber si es de arriba o es del subsuelo? Fíjate si hay hierbas, restos de maleza y sobre todo, raíces finas; si ves muchas raíces finas será señal de que es tierra superficial. En el subsuelo aparecen muy poquitas raíces finas de hierbas anuales y perennes, aunque puede haber de árboles y arbustos.

  • Es habitual vender tierra excavada de los cimientos de edificios y obras como tierra de cultivo o tierra vegetal, pero ésta es muchísimo peor que la superficial.

  • Tampoco compres tierra muy arcillosa, pesada, fangosa, ni que contenga demasiadas piedras. Si mojas una pequeña cantidad en la mano y parece como plastilina, es arcillosa.