Especies de trepadoras

 

Buganvilla, Clematis, Glicinia, Hiedra, Jazmín


  • Buganvilla



    Las Buganvillas en inviernos frescos pierden las hojas, pero luego rebrotan.

    Si tu Buganvilla no florece puede ser porque estés regando mucho. Esta planta necesita muy poca agua; en tierra casi no hay que regarla y en maceta, poco. El exceso de fertilizantes o de Nitrógeno (suelo demasiado rico) también impide la floración. La Bouganvillea glabra es la especie de Buganvilla que más resiste el frío (-7ºC). Normalmente por debajo de -3ºC ya sufren las demás Buganvillas. Depende de la duración de la helada, no es igual 20 minutos que 10 horas. También depende si está aclimatada o si es una planta joven (resisten menos).

    Para que florezcan las Buganvillas, es mejor que pasen sed. Déjalas de regar hasta que se empiecen a languidecer las hojas ligeramente. Después riegas en abundancia y aportas un abono rico en Fósforo y Potasio que estimulará la floración.

  • Clematis

    Clemátides

    Las Clematis se secan en paredes orientadas al pleno sol en los climas calurosos.

    Clemátides aguantan el frío, necesitan sombra en las raíces y elevada humedad.

    La Clemátide es una elegante planta trepadora que florece con gran riqueza. En el jardín prefiere estar en un lugar a media sombra, mientras que las raíces deben estar siempre frescas y lo suficientemente húmedas. Cubre el pie de la planta con un poco de paja u hojas para dar sombra a las raíces.

  • Glicinia

    Glicinia

    1. Hoja caduca.
    2. Tiene flores perfumadas.
    3. Resiste las heladas.
    4. Se deben utilizar soportes resistentes, ya que crecen mucho.
    5. Puede superar los 100 años de edad.
    6. Poda anual (Ver "Poda de trepadoras")
    7. Glicinia (Wisteria sinensis) es sensible a la carencia de hierro que produce amarilleo de hojas. Si proporcionas quelatos de hierro al suelo se recuperará.

  • Hiedra



    LaHiedra es una trepadora que apenas tiene exigencias; puede plantarse tanto al sol como a la sombra.

    Hace una buena pantalla tupida, verde y fresca.

    La Hiedra necesita una poda regular. Poda a tiempo los brotes nuevos que se dirigen hacia los marcos de la ventana u otras maderas pintadas. Si lo haces demasiado tarde los zarcillos dejarán detrás unas feas marcas.

    En la Hiedra puedes despuntar las guías más largas para que no florezcan ni fructifiquen posteriormente. Ni las flores ni los frutos tienen interés.

  • Hiedra de hoja pequeña



    La Hiedra de hoja pequeña se pueden podar en toda clase de formas, por ejemplo, como esfera, espiral, figuras de animales, etc.. Se hace la figura con un armazón de tela metálica y se guían los brotes.

  • Jazmín



    El Jazmín común (Jasminum officinale) es el Jazmín más perfumado y fácil.

    Para el Jazmín suelo fértil, fresco y a poder ser la base en sombra para que las raíces estén frescas. Poda enérgica después de la floración para favorecer la floración próxima.

    Para los jazmines va muy bien una terraza cubierta y un buen macetón. Necesitan sol y calor, pero el pleno sol del verano puede ser demasiado fuerte para los jazmines.
    El Jazmín necesita sol, riegos regulares, abono y podarlos después de la floración con poda ligera de aclareo.

    Poda del Jazmín: elimina las ramillas que cuelgan de la parte superior de la trepadora tras la floración. Se ve feo cuando todos esos tallos se enmarañan y muchos se secan.