Luz y plantas de interior

 

Planta de interior junto a ventana

La mayoría de las plantas que cultivamos dentro de casa son originarias de zonas tropicales y subtropicales del Globo. Esto es importante saberlo porque debemos intentar darle unas condiciones ambientales lo más parecidas posible a su lugar de origen: temperatura, luz, humedad del aire y humedad de la tierra son los 4 parámetros fundamentales.

La luz es una clave en el cultivo de las especies de interior (y de cualquier planta).
Los vegetales necesitan la luz para poder hacer la FOTOSÍNTESIS, unos necesitan una luz más intensa y otros viven con muy poquita. Sin luz no hay fotosíntesis, que es el proceso por el cual las plantas fabrican su propio alimento, los azúcares (hidratos de carbono) que consumen todas las células de sus tejidos.

• Cuando una planta no dispone de la luz que necesita, se manifiesta en su salud.

La escasez de luz puede provocar:

- Un aspecto pálido y débil.

- Pocas o ninguna flor.

- Que se caigan las hojas.

- Un debilitamiento general, e incluso, un poco más adelante, la muerte.

Hay especies que necesitan una luz abundante y otras viven perfectamente con poca luz. Éstas últimas, las podremos cultivar en sitios de la casa poco iluminados.

En general, la mayoría de las Plantas de Interior, prefieren sitios de la casa con buena luz, pero sin sol directo sobre ellas. Cuidado con las que se coloquen cerca de ventanas, hay que saber si les perjudicarán los rayos solares o no. Aunque también puedes protegerlas con persianas y cortinas los momentos del día en los que el sol es más fuerte.


• Recuerda que la mayoría de las especies que usamos en los interiores proceden de bosques tropicales, donde están protegidas del sol por densas masas arbóreas. Dentro de ellas hay unas especies que pueden soportar una penumbra más acentuada.

Las plantas que necesiten más luz se pueden poner en las habitaciones orientadas al sur. En las que dan al norte, vendrán mejor las que toleran menos intensidad luminosa.

• La intensidad del sol varía:


- A lo largo del día: por la mañana temprano el sol es más débil que a las 3 de la tarde.

- Con las estaciones del año: en invierno el sol calienta menos que en verano.

- Según la región climática. En Andalucía hay más horas de luz solar que en Asturias, por ej..

En la cantidad de luz que hay en una habitación también influyen los colores de las paredes y de los muebles (paredes blancas y muebles de tonos claros, hay más luz). También si hay espejos y cristales. Y por supuesto el número y tamaño de ventanas.

Croton
• Si la luz llega muy focalizada a la planta, gírala de vez en cuando; es bueno porque así le dará la luz por igual a toda ella y se desarrollará más equilibradamente. Hay plantas como la Camelia, que no se deben mover porque se caen los capullos florales.

 

• La mayoría de las plantas de hojas coloreadas necesitan iluminación intensa para mantener su bello colorido, aunque sin sol directo. En la foto un Croton.

Azalea

 

• Las plantas con flores decorativas se deben situar en lugares bien iluminados, si no, o no florecen o lo hacen débilmente. Foto de Azalea.
Luz artificial

Las lámparas aportan a las plantas una luz complementaria a la luz natural que es interesante.

Luz artificial

 

- Bombillas: dan poca luz y bastante calor. Tiene que estar la planta muy pegada a ella.

 

- Tubos fluorescentes: dan una iluminación más intensa que las bombillas.

 

- Lámparas mixtas: combinan la luz de los tubos fluorescentes y la de las bombillas tradicionales. Son las mejores, ya que se parece a la luz solar.

NECESIDADES DE LUZ DE DIFERENTES ESPECIES

 

• Luz intensa

 

Clivia
Clivia


- Altea
- Aralia
- Ardisia
- Aucuba
- Clivia
- Cóleo
- Croton
- Espatifilo
- Potos
- Bromelias

Luz media

 

Ciclamen
Ciclamen


- Afelandra
- Amor de hombre
- Azalea
- Cheflera
- Ciclamen
- Costilla de Adán
- Diefembaquia
- Drácena marginata
- Falaenopsis
- Ficus benjamina
- Ficus elastica
- Tronco del Brasil
- Yuca

Luz escasa

 

Aglaonema
Aglaonema


- Aglaonema
- Alocasia
- Aspidistra
- Caladio
- Calatea
- Ciso
- Filodendro
- Fitonia
- Helecho
- Kentia
- Peperomia
- Sanseviera
- Singonio