Cultivo de rosas: el riego

 

Los Rosales tienen la ventaja de que arraigan profundamente y aguantan bastante sin riego. No obstante, debes procurar abundante agua para que las floraciones sean espectaculares. Las plantas en flor siempre consumen mucha agua.


¿Cada cuánto tiempo se riegan las rosas? Pues depende de muchos factores. Por ejemplo:

Del clima de la zona: si llueve más o menos, si hace mucho calor o es un sitio más fresco y húmedo...

De su situación en el jardín: si le da mucho viento se deshidrata más; si está a pleno sol consume más agua que si está en sombra.


Del tipo de suelo: un suelo arenoso retiene menos agua y hay que regar más que en un suelo arcilloso.

De la época del año: en primavera y verano consumen más agua que en invierno. En invierno está sin hojas (el Rosal es un arbusto de hoja caduca) y no necesita riego.

Del tipo de Rosal: un gran Rosal Trepador consume más agua que un Rosal Miniatura.

Por tanto, influyen tantas cosas a la hora de saber cada cuánto tiempo hay que regar, que la única manera es experimentando en cada jardín en concreto. Cada uno tiene que aprender a regar a sus plantas según sus condiciones particulares.


Rosal trepador

6 CONSEJOS SOBRE RIEGO DE ROSALES

1. Durante el primer año desde la plantación, el riego no debe descuidarse, porque todavía las raíces no son profundas.

2. En invierno, que no tiene hojas, es evidente que no necesitará ningún aporte de riego. Si está en maceta se debe regar algo para que no se resequen las raíces, pero muy poco.

3. Evita siempre el encharcamiento. Un Rosal encharcado varios días es peligrosísimo. El exceso de agua es un grave problema para la mayoría de las plantas; se pudren las raíces y mueren. Este es un error muy frecuente de los jardineros: regar demasiado. En el riego es mejor quedarse corto que pasarse he ir tanteando.

 


Programador de riego. Muy útil para regar a cualquier hora, por ejemplo, al amanecer.


4. Es mucho mejor regar por la mañana temprano o al atardecer. No lo hagas durante las horas de mayor calor del día.

 

Riego por goteo

5. No mojes ni flores ni hojas puesto que favorecerías las enfermedades por hongos, el mayor problema de los Rosales. Aplica el riego al pie de la planta, con manguera, regadera o riego por goteo.

6. Los riegos que des con manguera o regadera, dalos profundos, que cale hondo el agua. Es mejor que estar continuamente regando con pequeñas cantidades. Además el riego espaciado favorece que se desarrollen potentes raíces en profundidad. Esto siempre es bueno, porque el Rosal se hace más fuerte y autosuficiente en caso de no poder o no querer regar.

Hay mucha gente que riega cada 3 días en verano, pero yo soy partidario de regar menos y acostumbrar al Rosal a poca agua.