Aspectos antes de plantar rosas

 

Presentaciones de rosal
Presentaciones: raíz desnuda, bolsa y cepellón

 

1. Lo primero es comprar rosas de calidad, que estén sano, sin raíces resecas (caso de comprarlo a "raíz desnuda") y bien formados en ramas. Elige variedades que den abundantes y bellas floraciones, más perfumadas, con mayor resistencia a enfermedades, en fin, de reconocida calidad. Ten en cuenta que en el mercado también hay a la venta variedades ciertamente mediocres.

 

Antes de plantar tus Rosales ten en cuenta estos puntos:

2. No plantes nunca un Rosal donde haya estado plantado otro durante más de 6 ó 7 años.

Esto ocurre porque la tierra donde ha estado ese Rosal tantos años sufre una especie de "cansancio". Este "cansancio" de la tierra, se debe a tres cosas fundamentalmente:

Los microelementos u oligoelementos (son 7 nutrientes que las plantas toman del suelo en pequeñas cantidades, por ej. el Hierro) que quedan en el suelo después de todos esos años son muy escasos y el rosal que plantas nuevo lo acusa.

Las raíces del Rosal viejo, ha ido excretando unas sustancias tóxicas que quedan en el suelo y perjudican a uno nuevo que se plante allí.

A lo largo de los años, en ese suelo, se han ido acumulando hongos que pueden (y de hecho lo hacen) atacar las raíces del ejemplar recién plantado.

En resumen, no plantes ahí otra vez un rosal, a menos que cambies la tierra en una profundidad de 60-80 centímetros o la desinfectes con productos altamente tóxicos y especializados y, además , abones con microelementos.



3. Es preciso mucho sol para que el Rosal florezca abundantemente y dé flores de calidad. De todas manera, una sombra ligera, también le va bien, pero la sombra total no.
Hay variedades que toleran más sombra que otras.

4. Protege los Rosales del viento fuerte, seco o salino (este último caso si está el jardín cerca del mar).

5. Las rosas, como la mayoría de las plantas, precisan un buen drenaje.

Red de drenaje


Red de drenaje: sección de una zanja y disposición de los tubos en "espina de pescado"Esto es: que el suelo no retenga agua en exceso, que no se encharque con las lluvias o el riego. El exceso de agua en las raíces provoca que se mueran por asfixia y que se pudran. Normalmente, este problema se debe a que el suelo es arcilloso o que se está regando demasiado.

En el caso de que tu suelo tenga un mal drenaje, hay varias posibles soluciones:
Consulta el artículo "El drenaje de suelos y sus soluciones", pero te adelanto unas ideas principales:

  • Echa arena y mézclala bien con tu tierra para compensar la arcilla que tiene y así airearla.

  • Moldea el terreno para evitar depresiones y sitios donde se pueda acumular agua. Dar unas pendientes adecuadas es fundamental.

  • Se puede instalar una red de drenaje haciendo una zanja de unos 60 cm. de profundidad y colocando en el fondo una tubería de drenaje de plástico de 5 ó 6 cm. de diámetro, con pendiente hacia un desagüe, colector o red. Sobre el tubo se echa una capa de unos 15 cm. de grava y se rellena con tierra arenosa. Ya te explicaré esto con más detalle, pero esa es la idea fundamental.

  • Además, no riegues tanto y abona con bastante materia orgánica (turba, mantillo, estiércol, etc.) para esponjar y airear la tierra.

    6. El Rosal no es muy exigente en suelo.

    No exige un suelo especialmente rico, de una textura determinada, un pH concreto, ni nada. Ahora bien, si el suelo es fértil, con muchos nutrientes minerales y materia orgánica, tiene una textura no muy arcillosa, es profundo y además no muy calizo, vivirá maravillosamente bien (él y el 99% de las plantas), por lo menos en lo que respecta al suelo para rosas.


3.0 de 5 estrellas basado en 4 valoraciones.
4 estrellas
1 votos
3 estrellas
2 votos
2 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Plantar rosales


Más información en el Archivo: