Luz y temperatura (cactus y crasas)



• Luz

 

Las Suculentas en general y los Cactus en particular precisan un lugar con mucha luz, aunque el sol directo todo el día podría provocar quemaduras en determinadas especies más delicadas. Lo mejor es una posición donde disfruten de sol una parte del día, al menos unas 5 ó 6 horas de sol, de mañana o de tarde.

Los Cactus grandes toleran más sol que los pequeños, pero incluso al alcanzar los 4-5 años conviene que parte del día estén bajo una leve sombra. Protege a las plantitas jóvenes. Las macetas de plástico oscuro se pueden sobrecalentar con el sol y quemar las raíces del Cactus. Lo mejor es tener macetas de colores blancos o pastel; en caso de no tener otra opción recubre la maceta por fuera con papel u otro material blanco grueso.



Temperatura


Cactus de Navidad (Zygocactus truncatus)
no resiste el frío.


Dependerá de las especies, pero en general, si la temperatura baja de +5º C muchas Suculentas, sobre todo las que provienen de zonas tropicales, pueden morir. Los Cactus son más resistentes porque en su hábitat natural desértico, por las noches, las temperaturas alcanzan algunos grados bajo cero.

Cuando el termómetro baje de 10º-15º C es muy importante conservar el substrato de las macetas totalmente seco. Por tanto, si tienes Cactus en macetas en el jardín, es aconsejable disponer de un sitio que no se mojen con la lluvia, una zona cubierta con algún material traslúcido como un techo de plástico, y proteger así a aquellas plantas que en invierno requieren un sustrato completamente seco o no aguantan la conjunción de frío y suelo húmedo. Además el techo resguarda del frío, pero en climas con heladas fuertes no será suficiente protección y hay que meter dentro de casa o en un invernadero cerrado.

Las plantas pueden estar fuera de abril a septiembre, cuando ya no haya riesgo de heladas. Para el Centro y Norte de la Península Ibérica conviene resguardar todas las especies en algún lugar donde no estén sometidos a las inclemencias invernales. Para las zonas costeras del Mediterráneo tan sólo habrán de protegerse aquellas especies más delicadas, aunque muchas otras crecerán más saludables si se las cultiva en invernaderos.

Invernada

 

Chamaecereus silvestrii


Por otro lado, para garantizar la floración de los Cactus, conviene dejar la planta en estado de reposo durante el invierno, reduciendo al mínimo los aportes de agua y nada de abono. Hazlas invernar dentro de casa en un sitio fresco y luminoso como el dormitorio. Por ejemplo, la pequeña Chamaecereus silvestrii sólo florecerá si ha soportado un golpe de frío durante el invierno.

Las plantas que invernan al fresco o en semioscuridad no deben regarse en absoluto, porque se pueden pudrir. Al contrario, las plantas que invernan con calor (15 a 20ºC) en un apartamento o en un invernadero siguen creciendo y hay que regarlas moderadamente (2 ó 3 veces por mes, pero sin abono).

Una vez terminado el reposo, evita sacar las plantas de golpe al sol tras pasar el invierno a cubierto. Si ha estado en penumbra corre el riesgo de quemaduras irreversibles. Finalmente, no debes retomar la fertilización hasta que la vegetación no se haya reiniciado por completo, es decir, avanzada la primavera. Como digo, es necesario acostumbrar a los vegetales al sol al principio del período vegetativo.

 

¿Dónde ubicar las Suculentas?

En un piso, las Crasas deberán colocarse cerca de una ventana, incluso en su alféizar. Agave, Yucca, Nolina, Opuntia, Cereus, etc., de grandes dimensiones se utilizan para la decoración de pasillos o de rellanos de escalera, mejor que estén colocadas en el exterior al menos durante una parte del verano, de manera que se permita a sus brotes marchitos rehacerse al aire libre.


Si el lugar donde están los Cactus es una ventana muy soleada, se puede cubrir ésta con papel blanco, semitransparente, con una malla o bajar la persiana. El cristal no filtra los rayos ultravioleta, muy dañinos, y pueden quemar la epidermis de la planta. Un patio o una terraza son sitios muy buenos para tener Cactus y otras Suculentas.

Otro lugar posible es un invernadero. Con ellos se consiguen unas temperaturas y condiciones de cultivo más favorables.

 

Los hay a la venta en kits para montarlos uno mismo. Es recomendable equipar el invernadero con un medio de calefacción (conexión con la calefacción central, calefacción autónoma a gas, calefacción eléctrica, por fueloil...). De este modo se previenen los accidentes que podrían resultar de un cambio brusco de temperatura. Es igualmente importante proporcionar un medio de ventilación si no quieres ver a las plantas achicharrarse los días de mucho sol. Por ejemplo instalando un ventilador que proporcione una circulación de aire permanente (aparte de abrir y cerrar ventanas).



4.1 de 5 estrellas basado en 8 valoraciones.
5 estrellas
5 votos
4 estrellas
1 votos
3 estrellas
1 votos
1 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Luz, sol, iluminación de cactus


Más información en el Archivo:

Temperaturas bajas, frío, protección de heladas en cactus


Más información en el Archivo:

  1. Helada