Plantar enredaderas



Una vez elegida la especie o las especies (Ver artículo "Elección de Trepadoras"), veamos cómo se plantan:



Epoca de plantación

La mayoría de las trepadoras se compran en el vivero o centro de jardinería en maceta o con cepellón en bolsa de plástico. Con esta presentación puedes plantarla en cualquier época del año, evitando los momentos de más calor y de más frío del año (pleno verano y pleno invierno, respectivamente). Resulta ideal la primavera y principios de otoño.

Entutorado


Fijación de alambres

Si la trepadora no se agarra sola, tendrás que ir fijándola con cuerdecitas sobre un soporte de alcayatas y alambres a medida que crezca. Dispón estos elementos antes de la plantación.

Las siguientes especies se sujetan solas a paredes con sus raíces aéreas o con ventosas: Hiedra, Hortensia trepadora (Hydrangea petiolaris), Campsis radicans y Parra virgen (Parthenocissus spp.).

Las enredaderas se separan unos 2 ó 3 metros unas de otras. Si quieres cubrir antes una pared, plántalas más juntas, pero a la larga es peor porque se enmarañan.

Haz un hoyo que sea al menos el doble del diámetro de la maceta, cuanto más grande mejor.

 


Ejemplo de agujero demasiado pegado a la pared


• Si plantas cerca de una pared o muro haz el hoyo a unos 40 centímetros de la misma, no pegado al muro.

• Si la tierra original es mala, tira parte de ella y rellena con tierra de buena calidad.

• Mezcla la tierra extraída con un abono orgánico tipo estiércol, mantillo o turba, a razón de 1 ó 2 kilos por trepadora. Si el suelo es pobre o arenoso o arcilloso, aplica los 2 kilos mejor que 1.

 


En el momento de plantar, con el abono orgánico será suficiente para empezar y no es necesario echar abono mineral (también llamado fertilizante químico). Pero si quieres forzar a la planta a que crezca más rápido y cubra antes, puedes hacer el abonado orgánico + el abonado mineral (los 2 a la vez en el momento de plantar).

• El abonado mineral o químico consiste en mezclar con la tierra unos 25 gramos de fertilizante de lenta liberación por planta. Son unas bolitas que van liberando los nutrientes -Nitrógeno, Fósforo, Potasio, etc.- poco a poco a lo largo de varios meses.

• Mete la planta en el hoyo y rellena con la tierra enriquecida con el abono orgánico (y mineral si has decidido echarlo también). Asienta con el pie ligeramente y riega generosamente.

Ya está, ahora queda mantenerla correctamente e ir fijando las guías de crecimiento para conducir la trepadora como te interese.