Riego y abonado de plantas perennes y vivaces


 

Riego con manguera Riego por goteo


Este tipo de plantas, que tienen unas raíces poco profundas, es preciso regarlas más que, por ejemplo, los arbustos que tienen un sistema radicular más desarrollado y pueden conseguir agua a más profundidad.

Las Plantas Vivaces y Perennes se cultivan, en la mayoría de los casos, por sus flores, y una planta que está en floración es cuando más cantidad de agua consume.

Por tanto, estos dos motivos: raíces poco profundas y flores que piden mucha agua, nos indica que no se debe descuidar el riego si queremos que florezcan en cantidad, calidad y por mucho tiempo.



¿Cada cuánto tiempo se debe regar? Depende de:

• La especie de que se trate

Las Hostas (Hosta fortunei) necesitan mucha más agua que un Geranio o una Gazania, por ejemplo.

• El clima de la zona

Si llueve más o llueve menos, si hace mucho calor, o es un sitio más fresco y húmedo...

• Su situación en el jardín

Si le da mucho el viento la planta se deshidrata más. Si está a pleno sol consume más agua que si está en una sombra ligera, debajo de un árbol.

• El tipo de suelo

Un suelo arenoso retiene menos agua, y hay que regar más que en un suelo arcilloso.

• La época del año

En primavera y verano cualquier planta consume más agua que en invierno.

Se debe regar a primeras horas de la mañana o al atardecer; no en las horas de más sol. Procura no mojar las flores; durarían menos tiempo.

Es mejor regar a conciencia, en profundidad, que regar con poquita agua, superficialmente, sin calar bien en la tierra. Si damos riegos abundantes y luego esperamos un cierto tiempo para dar otro (por ejemplo, una semana ó 15 días), es preferible a estar casi todos los días regando un poquito.

Con los riegos superficiales las raíces no profundizan tanto y se hacen plantas más dependientes del riego. De tal manera que si se dejara de regar por un tiempo, por el motivo que fuera, sufrirían más que si las hemos acostumbrado a buscar agua en profundidad mediante riegos más espaciados en el tiempo.

Abonado

Como mínimo una vez al año hay que aportar algún tipo de fertilizante.

 

Si usamos un abono orgánico (estiércol, mantillo, turba, etc.) se aplica en invierno (1 kilo por metro cuadrado) y si es mineral (también llamado químico), se hace en primavera y/u otoño.

Abono orgánico Abono mineral de lenta liberación
Abono orgánico. Abono mineral


5.0 de 5 estrellas basado en 2 valoraciones.
5 estrellas
2 votos

Mi valoracion: