Poda en pirámide irregular

 

Pirámide irregular

 

Una forma más simplificada de la Pirámide regular es la llamada Pirámide irregular. La diferencia es que en lugar de pisos (3,4,...), las ramas se insertan irregularmente a lo largo del eje.

Las ramas primarias van insertas en ángulos de 45 o 60º. En su mayoría no llevan ramas secundarias, o si hay mucho espacio disponible, sólo llevan 1 ó 2, distribuidas aprovechando aquél. En fruticultura comercial la Pirámide regular ha sido sustituída por esta forma, mucho más sencilla de hacer y que entra antes en producción.

Es apta para diversas especies frutales, no sólo para el peral como en el caso de la Pirámide regular y también se consigue un árbol ornamental, aunque menos. Recomendable en perales, granados, cerezos, nogales, etc.

Tiene el inconveniente que puede resultar un árbol muy alto y voluminoso y sombrear mucho las partes bajas. También, con cosechas grandes es necesario amarrar ramas al tronco para evitar su apertura.

 

Resumiento: si quieres formar un peral como árbol muy ornamental, aunque tarde más en dar fruta y sea más complicada de hacer, elige la Pirámide regular. Si buscas una forma más fácil de hacer y que empiece a dar fruta antes, aunque menos espectacular, elige la Pirámide irregular.



¿Cómo se hace una PIRÁMIDE IRREGULAR?

Es mucho más sencillo que la pirámide de pisos. Consiste en ir prolongando el eje haciendo despuntes cada 50-70 cm, para mantenerlo recto y al mismo tiempo, eligiendo de entre los ramos subterminales que se hayan formado cada año, 1 ó 2 entre los mejores, en un ángulo de al menos 45º con el eje de forma que se vaya formando la estructura descrita. Así hasta alcanzar entre 4 y 5 m. de altura total.

Las ramas primarias se alargan por desvíos o despuntes, manteniendo la forma piramidal, el predominio de las más bajas y el equilibrio del conjunto.


2.0 de 5 estrellas basado en 1 valoraciones.
2 estrellas
1 votos

Mi valoracion:

Poda de frutales


Más información en el Archivo: